Nacional

Rajoy dejó el peso de su discurso en manos de Pedro Arriola y Jorge Moragas

El sociólogo de cabecera del presidente del Gobierno y su jefe de Gabinete fueron los dos puntales del equipo que trabajó para el debate del Estado de la Nación junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, al jefe de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, y la secretaria de Estado para la Comunicación, Carmen Martínez Castro.

Pedro Arriola sigue siendo un puntal fundamental en el equipo del presidente del Gobierno para las grandes ocasiones, y la de ayer la fue. Se trataba del primer debate del estado de la nación para Mariano Rajoy "y Arriola estuvo muchas veces encerrado con el jefe" en su despacho indicaron fuentes 'monclovitas' a Vozpópuli. El sociólogo de cabecera, el también llamado 'gurú' del PP, fue uno de los más determinantes a la hora de buscar el fondo y la forma al discurso, que "lleva su sello", según los mismos medios.

Debates televisivos, campañas electorales, intervenciones parlamentarias... La capacidad de influencia de Arriola no deja de crear fricciones en parte del equipo presidencial y hasta en el PP, donde siempre recomienda la estrategia de campaña, de perfil bajo, que, por cierto, coincide perfectamente con el talante de Rajoy. 

Esposo de la diputada Celia Villalobos, trabajador externo del PP desde hace más de veinte años -lo que le ha reservado un puesto estelar en los papeles apócrifos de Luis Bárcenas-, hubo de compartir influencia, sin embargo, con el cada día más poderoso Jorge Moragas. Éste último, jefe de gabinete del presidente y secretario general de Moncloa, también contribuyó a diseñar el discurso de Rajoy.

En un segundo nivel se situaron la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el responsable de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, quizá las dos personas que tienen un conocimiento más a fondo de los temas y para los que trabajaron todos los ministerios proveyendo al discurso de documentos, datos y propuestas. A ellos se sumó la secretaria de Estado para la Comunicación, Carmen Martínez Castro.

Moncloa dio por cumplido los objetivos del debate. Contra la sensación más agria que dulce de otros debates en los que no consiguió ni satisfacer a los suyos, creen que Rajoy superó el examen teniendo en frente un adversario no menor, dado que Alfredo Pérez Rubalcaba es un parlamentario correoso y rápido que también se jugaba mucho en este envite. La verdad es que al líder del PSOE no le hizo ningún favor el secretario general de los socialistas catalanes, Pere Navarro, apostando, el mismo día del debate, por la abdicación de Su Majestad el Rey.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba