Nacional

La espantada del alcalde socialista de Segovia, "un ataque de cuernos de libro"

Sus rivales políticos añaden que su posible imputación como consejero de Caja Segovia también le ha podido pasar factura. También es el único segoviano que ha ocupado el puesto durante tres legislaturas consecutivas. 

La espantada del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, "por motivos estrictamente personales" a quince meses de las elecciones municipales, "es un ataque de cuernos de libro. Echó un órdago y ha perdido la partida". Es la valoración que hace un destacado socialista segoviano, que también reconoce lo mucho que va a perder el Partido Socialista con esta salida: "Lo que ha hecho el PSOE consintiendo a Pedro es tierra quemada. Pero no va a volver a tener un alcalde en Segovia en mucho tiempo", lamenta. 

Esta valoración es compartida por casi todas las personas consultadas por Vozpópuli. "Ésta no es una buena noticia para el PSOE, porque Arahuetes es un activo electoral. Aporta un plus de voto más allá del PSOE", comenta un analista político. "Es un alcalde de derechas que se presenta por el PSOE, claro que gana la ciudad", opina otro. "Se lleva consigo entre 2.000 y 3.000 votos", constata un tercero. 

Nadie en Segovia duda de que la decisión del alcalde supone un auténtico palo para un partido que en Castilla y León, la tierra del secretario de Organización, se está resquebrajando por la cainita bicefalia protagonizada por el portavoz socialista en las Cortes de Castilla y León, Óscar López, por un lado, y por el secretario regional, Julio Villarrubia, por otro. 

Ajeno a esta guerra, Pedro Arahuetes se ha revelado como un verdadero animal político. De ideología marxista (pero de Groucho, no de Karl), es un independiente capaz de declarar en la misma sede socialista que no se afilia al PSOE porque sólo tiene un carnet, el del Colegio de Abogados. Experto jugador de mus, es un buen estratega, tiene olfato político y no ha dudado en lanzar órdagos a diestro y siniestro. "Los valientes son los primeros en caer", reconoce. Es ególatra "estamos Dios y yo" y déspota con sus enemigos. Sea como fuere, el caso es que Pedro Arahuetes ha batido el récord como alcalde de Segovia desde 1812, al superar los 10 años al frente de la Alcaldía. También es el único segoviano que ha ocupado el puesto durante tres legislaturas consecutivas. 

Personas muy cercanas a él aseguran que "Pedro se quería ir desde hace tiempo. El nivel que ha llevado durante once años es brutal". Sus rivales políticos añaden que su posible imputación como consejero de Caja Segovia también le ha podido pasar factura. Nadie en Segovia descarta motivos personales de salud o familiares. Eso sí, a la hora de irse, lo ha hecho a su manera: Cuando y como él ha querido y nombrando a su candidata, Clara Luquero, frente a las opciones del serio Alfonso Reguera y el socarrón Javier Giráldez. 

Pese a que el noble comunista Luis Peñalosa ya ha avanzado que en principio no habrá ningún problema para mantener el pacto de gobierno que sostenía a Arahuetes en la Alcaldía, los más viejos del lugar no descartan las sorpresas el día de la investidura, teniendo en cuenta los antecedentes de Giráldez "soy el único socialista obrero, porque soy el único que trabaja", ponen en su boca. El empresario fundador del Rancho de la Aldegüela de Torrecaballeros, del que dicen que "se ha quedado más mirando a África que a España", ya montó un partido, ASI, al que no dudó en dejar tirado en las últimas municipales tras negociar al menos con PP y PSOE. 

"Se nos va el padre. Ahora nos queda la madre. Es como la Virgen. Clara Luquero es una persona de consensos por todas partes", opinan desde el equipo de gobierno local. Si no hay sorpresas, al menos durante poco más de un año, se puede convertir en la primera alcaldesa de Segovia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba