Nacional

La infanta Cristina y Urdangarin ultiman la venta del palacete de Pedralbes por 6 millones

El acuerdo tiene en principio que ser autorizado por el juez Castro porque el inmueble fue embargado al 50%, la parte del yerno del rey Juan Carlos, tras no pagar la fianza de responsabilidad civil de 6,1 millones de euros que se le impuso.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina ultiman un acuerdo con un comprador para la venta de la casa que el matrimonio tiene en el barrio barcelonés de Pedralbes, han informado a Europa Press fuentes de su defensa en el 'caso Nóos'.   

Según ha informado la Cadena Ser este miércoles, el principio de acuerdo alcanzado en diciembre cifra el precio en no más de 6 millones de euros y en la venta ha intervenido el despacho que se encarga de la defensa de Iñaki Urdangarin.

Para la consolidación del acuerdo, la vía natural es recibir la autorización del juez de Palma José Castro, instructor del caso Nóos, -porque el inmueble fue embargado en lo que respecta al 50 por ciento propiedad de Urdangarin al no haber pagado la fianza de responsabilidad civil de 6,1 millones de euros que le impuso el juez-, aunque, según fuentes cercanas, este aval no es imprescindible y se podría vender igualmente.

Un portal inmobiliario destinado al mercado ruso promocionó el palacete de 1.000 metros cuadrados

Fue en noviembre de 2012 cuando Urdangarin y la infanta, a raíz de la petición del fiscal Anticorrupción Pedro Horrach de una fianza de responsabilidad civil de 8,2 millones de euros, contra el duque de Palma y su antiguo socio Diego Torres, aceleraron su salida de Pedralbes.

"Una villa de lujo en la zona más prestigiosa de Barcelona"

Las fotos del Palacete, anunciado en un portal inmobiliario destinado al mercado ruso y a la venta por unos diez millones de euros, llevan meses sin aparecer en la web. Antes de su desaparición, la agencia colgó once fotografías del interior del palacete, de 1.000 metros cuadrados, que consta de tres plantas comunicadas con un ascensor, 7 habitaciones, 10 baños, un salón de 120 metros cuadrados, chimeneas, instalaciones para invitados y una piscina de agua salada más un jardín de 1300 metros cuadrados. 

El reclamo que utilizó la inmobiliaria fue el de "una villa de lujo en la zona más prestigiosa de Barcelona", por la que el matrimonio Urdangarin pagó 5,8 millones de euros en octubre de 2004, más otros tres en reformas. En concreto, la hija y el yerno del rey Juan Carlos se gastaron 19.275 euros en cuatro alfombras para decorar la zona de estar, 2.750 euros en cortinas o más de 3.000 euros en dos poufs para reposar los pies, según un informe que la UDEF remitió al juez Castro, adelantado por Vozpópuli.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba