Comité Nacional del PSE

Patxi López reivindica el "derecho a convivir" frente al "tramposo derecho a decidir"

El secretario general del PSE afirma que "en Cataluña están abriendo una senda que ya nos obligaron a recorrer a los vascos la década pasada y que es un callejón si salida: la consulta, los discursos milenarios, los proyectos unilaterales, las preguntas enrevesadas, la división de la sociedad, el enfrentamiento...".

El político vasco, Patxi López.
El político vasco, Patxi López. GTRES

El secretario general del PSE, Patxi López, ha reivindicado "el derecho a convivir" frente al "tramposo derecho a decidir" y ha advertido de que los socialistas vascos "no se van a dejar enredar en las obsesiones identitarias" del PNV. El líder de los socialistas vascos ha advertido de que "la identidad es algo que le pertenece a cada uno", por lo que "no hay president, ni presidente, ni lehendakari que lo pueda imponer en sus leyes".

López, que ha intervenido ante el Comité Nacional del PSE reunido este sábado en Bilbao para analizar la situación política, ha dicho que su partido ha decidido "la política que se va a hacer en Euskadi" ya que el Gobierno vasco "se ha visto obligado a hacer una rectificación total de su política" al estar el PNV "cautivo de su debilidad".

El dirigente socialista ha defendido que en pocos meses el PSE ha pasado de estar "apartado de las principales instituciones" a ocupar, con su influencia y su proyecto, "la centralidad política" porque son quienes han "decidido qué se va a hacer en este país".

A su juicio, el pacto con el PNV ha sido "la rectificación total" de la política jeltzale y la asunción del Gobierno de Urkullu de "buena parte del programa electoral" socialista. "Lo que defendíamos y ellos se negaron a aceptar, asumido, punto por punto, por un PNV cautivo de su propia debilidad", ha considerado.

"El acuerdo es la enmienda a la totalidad del conjunto de la política de acoso y derribo que el PNV practicó durante la pasada legislatura", ha expresado.

En este sentido, ha reiterado que los socialistas van a hacer un "seguimiento riguroso" para que se cumpla lo pactado, al no otorgar "ni cheques en blanco, ni adhesiones ciegas". "Que nadie se equivoque, nuestra responsabilidad está con la sociedad vasca. Ni con el PNV, ni con el Gobierno", ha expresado.

"La identidad es algo que le pertenece a cada uno; no hay president, ni lehendakari que lo pueda imponer en sus leyes"

Por ello, ha señalado que el PSE no se dejará "enredar en obsesiones identitarias que vuelven a resurgir estos días al hilo de lo que está sucediendo en Cataluña".

"En Cataluña están abriendo una senda que ya nos obligaron a recorrer a los vascos la década pasada: la consulta, los discursos milenarios, los proyectos unilaterales, las preguntas enrevesadas, la división de la sociedad, el enfrentamiento...", ha considerado.

En su opinión, los nacionalistas están llevando a la sociedad catalana "al mismo callejón sin salida al que nos quisieron llevar aquí hace algunos años" y, por ello, ha apostado "frente a un tramposo derecho a decidir por el derecho a convivir".

"Ni President ni Lehendakari"

"No queremos que por construir una nación, se destruyan los derechos de las personas. No queremos que nadie nos diga cómo ser catalán, o vasco, o español porque la identidad es algo que le pertenece a cada uno y no hay president, ni presidente, ni lehendakari que lo pueda imponer en sus leyes", ha expresado.

En este contexto, ha señalado que la consulta soberanista "no es un mecanismo para conocer la opinión de la gente", sino de "división, para forzar a toda la ciudadanía a adoptar la nueva identidad nacional".

Por ello, ha subrayado que el referéndum "no es la esencia de la democracia", ya que ser demócrata es mucho más que "soliviantar a la gente en tiempos de dificultad para ocultar los propios errores".

"Ser demócrata es asumir que ningún Parlamento puede votar la identidad de cada uno. Nosotros queremos un Estado de los ciudadanos, no un Estado de nacionalistas", ha manifestado, para añadir que es tiempo de hacer "un llamamiento a la cordura".

Asimismo, en una pequeña intervención en catalán, ha expresado su apoyo "más cerrado a los compañeros del PSC", ya que "nosotros sabemos lo que es que los nacionalistas te presionen e insulten si no aceptas su propuesta".

López también ha lamentado que con el PNV en el Gobierno vasco haya vuelto "la promoción turística folclórica y cerrada" de Euskadi y se haya "imprimido un giro ideológico sin precedentes en EiTB, haciendo de la radiotelevisión vasca una plataforma al servicio del discurso nacionalista más radical".

"El Gobierno vasco de verdad que prometió Urkullu en campaña ha acabado siendo cerrado y de corto alcance. Ésta es la visión que tienen del país. Ésta es la visión que tienen de lo vasco. Limitada, excluyente, sin matices, pequeña", ha advertido, para añadir que resulta preocupante que en pleno 2013 un Gobierno "siga empeñado en dar vueltas a la noria de las esencias".

Balance 2013

Tras señalar que 2013 ha sido "un año de transición para los socialistas", López ha defendido que "lejos de estar muerto, el partido está bien vivo" y ha incidido en que los socialistas tienen una alternativa a las políticas que "con la crisis y con la excusa de la crisis está imponiendo la derecha".

"El PSOE está unido en torno a un proyecto claro y definido tras haber superado su particular travesía del desierto"

"Una alternativa a la austeridad suicida, con políticas de crecimiento y de ayuda e impulso a nuestro tejido productivo. Una alternativa a reformas que están destruyendo empleo. Una alternativa que se opusiera a los recortes en los servicios públicos, con políticas de reforzamiento y de reforma del Estado del Bienestar", ha indicado, para añadir que cuentan con "una alternativa con la que se pueden identificar los progresistas de este país".

Por ello, ha manifestado que el PSOE está "unido en torno a un proyecto claro y definido" tras haber superado su particular "travesía del desierto", algo que se notará en las próximas elecciones europeas.

"Europa necesita un cambio de rumbo. Cinco años después, resulta incontestable que las recetas neoliberales que nos han ido imponiendo para hacer frente a la crisis han sido, y están siendo, un fracaso", ha incidido, para añadir que "la vía de la austeridad mal entendida, no sólo no está ayudando a la economía, sino que por el camino está desmontando el modelo social".

En este sentido ha, apostado por otro modelo de Unión, reforzando sus instituciones y su democracia interna y ha destacado el que los socialistas van dar ejemplo, "presentándonos, por primera en la historia, con una sola voz en toda Europa". "27 partidos socialistas y socialdemócratas, con un mismo programa, con un mismo proyecto y con un mismo candidato, para dar la vuelta a las políticas fracasadas de la derecha", ha expresado.

Críticas al PP

Asimismo, ha criticado la gestión del Ejecutivo de Rajoy ya que, "se sigue destruyendo empleo, cada vez más españoles están por debajo del umbral de la pobreza, España tiene más deuda y más déficit público y la banca española está saneada gracias a ingentes cantidades de dinero público que no sabemos si algún día veremos devueltas".

"Si miramos uno por uno los principales indicadores económicos del país, en todos estamos peor. En todo lo importante, estamos peor que hace dos años. Y ésa es la gran verdad que Rajoy no puede ocultar, por mucho que moldee las cifras o los resultados de las encuestas", ha indicado.

Por ello, ha apostado por desarrollar políticas de crecimiento, contar con unos servicios públicos fuertes y de calidad, así como desarrollar una fiscalidad más justa y progresiva.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba