Nacional

El PSOE propone una batería de subidas fiscales: rentas, patrimonio, sociedades y transacciones

El Partido Socialista prepara su ponencia sobre una futura reforma fiscal. El documento aprobado apuesta por integrar los impuestos de renta y patrimonio como fórmula para logar que “quienes más tienen paguen más” y abre la puerta a subidas de impuestos generalizadas para aumentar el gasto social.

La Ejecutiva socialista, reunida en Ferraz
La Ejecutiva socialista, reunida en Ferraz PSOE

El Partido Socialista prepara su programa electoral y lo que será una profunda reforma fiscal si alcanza el poder. En un documento titulado “Ganarse el futuro: los retos de la política fiscal”, el PSOE apuesta por una subida de impuestos casi generalizada que “permita financiar un sistema de bienestar bien desarrollado”. Las políticas generales que los socialistas defienden en el documento se traducirán en anuncios concretos sobre fiscalidad a partir del próximo día 13.

Pero el documento deja claro ya que los socialistas defienden una presión fiscal mayor. “Si queremos tener un estado social fuerte, como el de Dinamarca o Suecia, --afirma el PSOE—no podemos tener la presión fiscal de Bulgaria”. Según los datos de Eurostat, España tiene en la actualidad una presión fiscal equivalente al 32,4% del PIB, 12 puntos menos que Dinamarca (44%) y 10 menos que Suecia (42%). Su documento de trabajo no define una cifra pero sí un nivel de impuestos que define como “justos y suficientes”.

Renta y patrimonio integrados para que quienes más tienen paguen más

La principal novedad del grupo socialista pasa por integrar los impuestos de renta y patrimonio (un impuesto derogado en la práctica porque la mayoría de autonomías que lo gestionan lo bonifican al 100% desde el año 2008) para calcular las bases imponibles. El objetivo –según el documento del PSOE—es que “las grandes fortunas contribuyan de forma justa y equilibrada a la financiación de del funcionamiento del país”. Según sus cálculos, el 90% de la presión fiscal descansa en la actualidad sobre las rentas del trabajo medias y bajas. En ese terreno, los socialistas apuestan, además, por eliminar buena parte de las deducciones fiscales del IRPF por “regresivas y absolutamente inútiles”.

“Si queremos tener un estado social fuerte, como el de Dinamarca o Suecia, no podemos tener la presión fiscal de Bulgaria”, afirma el PSOE

El Partido Socialista prepara su programa electoral y lo que será una profunda reforma fiscal si alcanza el poder. En un documento titulado “Ganarse el futuro: los retos de la política fiscal”, el PSOE apuesta por una subida de impuestos casi generalizada que “permita financiar un sistema de bienestar bien desarrollado”. Las políticas generales que los socialistas defienden en el documento se traducirán en anuncios concretos sobre fiscalidad a partir del próximo día 13.

Pero el documento deja claro ya que los socialistas defienden una presión fiscal mayor. “Si queremos tener un estado social fuerte, como el de Dinamarca o Suecia, --afirma el PSOE—no podemos tener la presión fiscal de Bulgaria”. Según los datos de Eurostat, España tiene en la actualidad una presión fiscal equivalente al 32,4% del PIB, 12 puntos menos que Dinamarca (44%) y 10 menos que Suecia (42%). Su documento de trabajo no define una cifra pero sí un nivel de impuestos que define como “justos y suficientes”.

Renta y patrimonio integrados para que quienes más tienen paguen más

La principal novedad del grupo socialista pasa por integrar los impuestos de renta y patrimonio (un impuesto derogado en la práctica porque la mayoría de autonomías que lo gestionan lo bonifican al 100% desde el año 2008) para calcular las bases imponibles. El objetivo –según el documento del PSOE—es que “las grandes fortunas contribuyan de forma justa y equilibrada a la financiación de del funcionamiento del país”. Según sus cálculos, el 90% de la presión fiscal descansa en la actualidad sobre las rentas del trabajo medias y bajas. En ese terreno, los socialistas apuestan, además, por eliminar buena parte de las deducciones fiscales del IRPF por “regresivas y absolutamente inútiles”.

En cuanto al Impuesto de Sociedades, la propuesta también plantea eliminar la mayor parte de las deducciones fiscales y apuesta por crear un tributo mínimo para todas las empresas para evitar que algunas de ellas tributen a tipos mínimos como en la actualidad. El objetivo es –según Ferraz—“que las grandes empresas contribuyan a recuperar la recaudación de este tributo y estabilizarla en el tiempo”.

En el terreno financiero, el documento apuesta por crear un impuesto específico con el que financiar “su responsabilidad en la resolución de del problema de los desahucios y las preferentes”. Además, como ha defendido Alfredo Pérez-Rubalcaba públicamente, los socialistas apuestan por un Impuesto de Transacciones Financieras para los bancos con el que dotar el Fondo de Garantía de Depósitos.

Por último, el PSOE también plantea una subida de impuestos medioambientales para financiar “la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático”.

Aumento del gasto público

El aumento de la recaudación es la propuesta con que el PSOE pretende financiar un aumento del gasto público y corregir lo que denuncia como una creciente desigualdad en España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba