El equipo del madrileño Pedro Sánchez considera fiable la 'foto' de los avales y le da por ganador

El sofoco de Madina no cesa: el diputado vasco teme que Susana Díaz ajuste cuentas en el congreso extraordinario

Desde que comenzó su carrera para auparse a la secretaría general, Eduardo Madina no ha hecho más que ganarse enemigos: Patxi López, Carmen Chacón, Susana Díaz… De todos ellos, a la que más teme su equipo es a la presidenta andaluza. El diputado vasco no gana para sofocos.

Eduardo Madina, durante una reciente visita a su partido en Andalucía.
Eduardo Madina, durante una reciente visita a su partido en Andalucía. EFE

El próximo lunes, los candidatos a la secretaría general harán un simulacro de debate público en la sede de su partido para explicar sus propuestas. Pudiera ocurrir que el domingo, 13, Eduardo Madina consiguiera los votos suficientes para sustituir a Alfredo Pérez Rubalcaba en la secretaría general derrotando al madrileño Pedro Sánchez. Pero luego tendría que enfrentarse a un congreso extraordinario en el que se daría de tortas con la federación andaluza, la que más delegados aporta gracias a sus 46.000 militantes. En el congreso que dio a Rubalcaba el timón del partido, celebrado en Sevilla hace poco más de dos años, Andalucía consiguió colocar en el núcleo duro de la ejecutiva federal a cinco miembros, entre ellos al todavía presidente del PSOE, José Antonio Griñán. En esta ocasión, Susana Díaz exigirá, como mínimo, la misma representación, lo que condicionaría al equipo de Madina desde el primer minuto de juego. Ayer, desde Huesca, el diputado vasco quiso ser rotundo: “Si gano, pediré unidad y si pierdo, no voy a dar la lata”.

Eduardo Madina se pone la venda antes de la herida: "Si pierdo, no voy a dar la lata"

Esta es la información que comparten los miembros de la dirección saliente y las 17 federaciones socialistas, convencidas de que la presidenta andaluza “ajustará cuentas” con Madina en el congreso de fin de mes en caso de que dentro de trece días éste salga elegido secretario general. El diputado vasco no se plegó a sus intereses cuando le pidió que se retirara de esta carrera para servirle en bandeja un congreso en el que salir elegida por aclamación, “y eso pasa factura”, reconoce un diputado andaluz.

Pedro Sánchez: "Represento un cambio no dirigido"

Tradicionalmente, la elección de la ejecutiva se termina de cocinar la víspera de la clausura de cada congreso federal entre los distintos barones regionales. Esta negociación de última hora sería muy complicada para el diputado vasco, sostienen fuentes de Ferraz, teniendo en cuenta los enemigos que se ha ganado desde que comenzó su galopada para sustituir a Rubalcaba. Antes de iniciarla,se granjeó la enemistad de la exministra Carmen Chacón – “Eduardo me ha defraudado porque fui la que di la cara y él se ha ido de rositas” – y también la del exlendakari Patxi López, distanciado también del todavía secretario general. Con posterioridad, no ha tenido la habilidad suficiente para seducir a la mayoría de los barones regionales, si se exceptúa a los extremeños, asturianos, cántabros y murcianos. El resto se han movilizado para que Pedro Sánchez tuviera mayor número de avales y lo han conseguido. Pese a ello, el madrileño se atrevió a decir ayer ante los micrófonos de Onda Cero: “Represento un cambio auténtico, no dirigido”.

Cinco andaluces en la ejecutiva saliente

El equipo de Sánchez le presenta ya como claro ganador porque considera fiable la ‘foto’ anticipada de los avales, en la que ha barrido a Madina. Tampoco menosprecia la ventaja que tendría para componer una ejecutiva federal de cierto consenso, sabiendo que cuenta con el respaldo del ‘aparato’ andaluz. Algunas fuentes apuntan que Pedro Sánchez ha hablado ya con Susana Díaz de la composición de la futura dirección, teniendo en cuenta las secretarías que su federación controla desde 2012 en la ejecutiva saliente: al presidente del partido, José Antonio Griñán, le acompañan Gaspar Zarrías, en el área municipal, Purificación Causapié, en Igualdad, Trinidad Jiménez, en Política Social, y María del Mar Villafranca, en Educación y Cultura. Y eso, recuerdan fuentes socialistas, que Rubalcaba ganó por solo 22 votos a Carmen Chacón en el congreso de Sevilla, con la mayor parte de la federación andaluza en su contra. La guardia pretoriana de Griñán, todavía entonces presidente de la Junta, vio claro que Rubalcaba representaba lo viejo y apoyó de forma fallida a la catalana.

El PSOE andaluz comenta que el madrileño Pedro Sánchez ya ha pactado con Susana Díaz la futura ejecutiva

El de Sevilla, todo el mundo en el PSOE lo recuerda como un congreso fallido, del que Rubalcaba salió con frases huecas solo calculadas para la galería: “El congreso ha sido un rotundo éxito, salimos más fuertes”, “No soy sectario y no habrá rubalcabismo”, “seré un líder socialista fuerte…”. La única voz crítica en la clausura de aquel congreso fue la del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, aunque la mayoría de las reflexiones hechas desde el anonimato avanzaron que la etapa de Rubalcaba al frente del partido sería un efímero paréntesis. Algo muy similar a lo que algunos miembros de la vieja guardia socialista, con Felipe González a la cabeza, vaticinan ahora para quien salga a hombros en el sarao extraordinario del próximo día 27.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba