LOS SOCIALISTAS PROMUEVEN LA REFORMA DEL ICO PARA QUE ACTÚE COMO BANCA PÚBLICA DE INVERSIÓN

La reforma fiscal que propone el PSOE confía en recaudar 50.000 millones de euros en 5 años

El PSOE asegura que "reconstruirá la potencia recaudatoria" del Estado. Los socialistas plantean un Impuesto de Sociedades con suelo por debajo del cual no se podría tributar y un nuevo sistema que sume IRPF e Impuesto de Patrimonio para estimar la riqueza real de quienes tributan. Su propuesta planea recaudar 50.000 millones de euros más en cinco años. 

Elena Valenciano cierra con los responsables del partido la presentación de la conferencia política
Elena Valenciano cierra con los responsables del partido la presentación de la conferencia política PSOE

El programa que el Partido Socialista lleva a su conferencia política hace de la reforma fiscal uno de los ejes clave de un futuro gobierno. La reforma que plantea el PSOE choca con la que el PP pretende aprobar a mediados del año que viene y que entraría en vigor el ejercicio siguiente, es decir, después de las próximas elecciones. Por eso, las próximas elecciones decidirán qué modelo de impuestos se paga a partir de 2015.

El plan que los socialistas han incluido en la ponencia de su conferencia política espera aumentar en 50.000 millones la recaudación tributaria en un plazo de 5 años. El 50% de esa recaudación extraordinaria proviene, según Ferraz, de la nueva lucha contra el fraude mientras que otro 30% sería fruto de un aumento en el Impuesto de Sociedades. El PSOE propone prohibir mediante una enmienda constitucional las amnistías fiscales e importantes cambios para empresas y particulares con el objetivo de "reconstruir la potencia recaudatoria del Estado". Así queda el nuevo sistema fiscal con el diseño que los socialistas llevan a su conferencia política.

IMPUESTO DE SOCIEDADES: Suelo del 15%

En el Impuesto de Sociedades, los socialistas proponen igualar los tipos efectivos que pagan las empresas a los tipos nominales que deberían pagar. En España, las pequeñas empresas tienen un tipo del 20% y las grandes del 25%. Sin embargo, la maraña de desgravaciones existentes permiten que las grandes corporaciones tributen a tipos inferiores al 10%. 

Con ese diagnóstico, los socialistas plantean fijar un suelo de tributación del 15% por debajo del cual las desgravaciones no tendrían efecto. El resultado es una mayor carga fiscal para las mayores empresas. Ese suelo se mantendría durante una fase de transición hacia un sistema con menores deducciones y, por tanto, con mayor tributación para las mayores empresas.

Los socialistas respaldan también la creación de una tasa a las transacciones financieras en el ámbito europeo e internacional con las que gravar la actividad de la banca, un sector al que se pedirá una mayor contribución al Fondo de Garantía Salarial para resolver problemas como preferentes y desahucios.    

IRPF: RENTA Y DE PATRIMONIO FUSIONados

La propuesta del PSOE plantea ampliar las bases imponibles para aumentar la recaudación. Según el diagnóstico socialista, en la actualidad la carga tributaria la soportan quienes tienen una nómina de forma que las rentas del trabajo soportan tipos que llegan a quintuplicar las rentas del capital. 

Por ese motivo, la ponencia política del PSOE propone fusionar el IRPF y el Impuesto de Patrimonio para estimar la riqueza real de los hogares. Tras la agrupación de ambas figuras tributarias, la propuesta socialista es la de cambiar el actual número de tramos y simplificar el sistema de tributación. El resultado, según los cálculos de los técnicos de Ferraz, es un aumento de la presión fiscal para las rentas más altas, aunque el PSOE no detalla a partir de qué umbral de renta calcula que subirían los impuestos. 

AUTÓNOMOS: REVISIÓN DEL SISTEMA DE MÓDULOS  

Los socialistas plantean una extinción del sistema de módulos que sólo permanecería como hasta ahora en el sistema agrario. Según el PSOE ese sistema provoca grandes distorsiones en tiempos de bonanza, en la que algunos autónomos declaran menos ganancias que las que realmente perciben y les penaliza en tiempos de recesión, ya que obliga a una tributación mínima que supera la de los ingresos que perciben. Según los cálculos de Ferraz, la renta media declarada por los autónomos es de 10.000 euros mientras que la renta salarial media supera los 19.000, algo que el documento socialista califica como una "inequidad". 

Por ese motivo, el PSOE propone sustituir el actual sistema de módulos por un nuevo régimen que supondría una mayor presión fiscal para un sector cuyos impuestos han subido un 4,8% entre el año 2000 y el 2012, según los cálculos socialistas. 

RENTAS DEL CAPITAL: TASAS AL CORTO PLAZO   

La reforma fiscal que defiende Ferraz plantea una mayor carga a las rentas del capital, especialmente, a las inversiones de corto plazo. Así, los socialistas plantean que las "inversiones a muy corto plazo y de carácter especulativo" no reciban el mismo descuento fiscal que el que disfruta el "ahorro sostenible y a largo plazo". 

Refuerzo en la lucha contra el fraude

Los socialistas aseguran que una parte del mayor dinero que se recaude será declarada finalista, es decir, que quedará comprometida para reforzar la lucha contra el fraude. Según los cálculos de Ferraz, las plantillas de inspección de Hacienda deben reforzarse con, al menos, 600 nuevos inspectores

El objetivo del refuerzo de la lucha contra el fraude es aumentar lo que los socialistas definen como "civismo fiscal". Para ello, no sólo se pretenden aumentar los efectivos destinados a la información e inspección sino que se busca también simplificar el sistema fiscal para evitar desgravaciones irregulares. 

Reconversión del ICO en banca de inversión pública

La última de las patas de la reforma fiscal socialista está en el lado del gasto. El aumento de ingresos que los socialistas prevén con esa batería de medidas sería destinado a un nuevo Instituto de Crédito Oficial (ICO) que sería fusionado con otras agencias de crédito para que actúe como un sistema de banca pública de inversión. El objetivo es que el nuevo ICO sirva para hacer fluir el crédito que ha seguido cayendo en los últimos meses. "No se pretende crear una banca pública --afirma el responsable de economía del partido, Valeriano Gómez-- pero sí una banca pública de inversión" que facilite el crédito a nuevos proyectos y pequeñas empresas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba