En el PSOE se sospecha que si gana Pedro Sánchez la secretaría general, las elecciones internas no llegarán a celebrarse

Susana Díaz desdeña las primarias para la elección del candidato electoral: "Son una americanada"

Incluso algunos de los dirigentes socialistas que hablan de manera rimbombante de “tiempo nuevo” y del “shock de modernidad”, admiten en privado que su partido se ha metido en un buen lío. Comparte esta opinión la presidenta andaluza, Susana Díaz, alérgica a las ‘primarias’ porque, a su juicio, “son una americanada”.

Todo el proceso en el que anda metido el PSOE es nuevo para el partido: elección del secretario general por voto directo de la militancia, congreso extraordinario para refrendar al secretario general, elecciones ‘primarias’ para la designación del candidato electoral con la participación de los simpatizantes…De estos escalones, el que provoca más rechazo a la llamada vieja guardia socialista es este último. El expresidente Felipe González ha dicho en público y en privado que reniega de este procedimiento para señalar al cabeza de cartel y su protesta ha tenido mucho eco. Sobre todo, en alguien que a partir de ahora, pase lo que pase en el congreso de fin de mes, concentrará mucho poder en el PSOE: la andaluza Susana Díaz, unida por una especie de cordón umbilical a González.

La presidenta andaluza opina que las 'primarias' no encajan en el funcionamiento de los partidos españoles

En opinión de la baronesa, lo de las ‘primarias’ “es una americanada” que no encaja en el funcionamiento de los partidos españoles. Ha eludido reconocerlo en público, pero sí se lo comentado en privado a su equipo de confianza en Andalucía y a otros barones regionales. La presidenta de la Junta considera que su partido cometió un error al estrenar hace más de quince años este sistema en solitario y que esto le ha puesto en clara desventaja frente al PP, con experiencias tan rocambolescas como la que vivió Joaquín Almunia frente a José Borrell en 1998, dentro de una bicefalia imposible.

Con esta letanía de fondo, en el PSOE se sospecha que si Pedro Sánchez gana la secretaría general el domingo, 13, es muy probable que no llegue a convocar las ‘primarias’ que Alfredo Pérez Rubalcaba querría haber celebrado en noviembre si las elecciones europeas no le hubieran arrojado a la cuneta.

Pedro Sánchez, con la muleta andaluza

Mientras que el diputado vasco Eduardo Madina se ha comprometido a mantener este compromiso, aunque en su equipo hay quien vaticina que adelantaría las ‘primarias’ a septiembre, el diputado madrileño no ha dicho esta boca es mía. La explicación que se ofrece en su entorno es muy clara: si Pedro Sánchez gana la secretaría general, luego tendrá que utilizar como muleta principal a Susana Díaz y a la federación andaluza, como principales asideros. Y en el supuesto de que Díaz aspire después al cartel electoral de las legislativas el año que viene, no querrá competir con ningún otro candidato. Exactamente el mismo juego que intentó practicar hasta hace quince días para ser elegida secretaria general en un congreso por aclamación, propósito que impidió Eduardo Madina al negarse a tirar la toalla y a retirarse de la competición.

Si Susana Díaz decide subirse al cartel de las legislativas, no querrá competir con ningún otro candidato

Pese a los discursos cara a la galería, la alergia a las ‘primarias’ está cada vez más extendida en el PSOE al comprobar sus barones que los planes en otros partidos para seguir el ejemplo van muy lentos y son defendidos por una minoría. Incluso algunos de los dirigentes socialistas que hablan de manera rimbombante de “tiempo nuevo” y del “shock de modernidad” que proponen estrenar en la nueva etapa, admiten en privado que su partido se ha metido en un buen lío del que le va a ser muy difícil salir airoso. "Tenía Razón Rubalcaba cuando


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba