Nacional

La mitad de la Ejecutiva de Pedro Sánchez mantiene el plan de pensiones que paga el Congreso

Hay miembros de la Comisión Ejecutiva Federal, entre ellos su líder, que disponen de este fondo, costeado con dinero público, y de otro particular. IU y UPyD han renunciado a este "privilegio". Carme Chacón aún lo conserva activo con 21.049 euros pese a que ya no es diputada nacional. La Cámara Baja suspenderá en 2015 las aportaciones a este fin por cuarto año consecutivo.

El streaptease político que ha protagonizado el PSOE con la publicación de sus cuentas deja un dato comprometido para la imagen de la formación: la mitad de la Ejecutiva de Pedro Sánchez mantiene el plan de pensiones que paga el Congreso de los Diputados desde 2007. Así lo reflejan las declaraciones de rentas, bienes e intereses que han publicado los miembros del órgano encargado de aplicar y dirigir la política de la formación. De los 27 dirigentes que integran la Comisión Ejecutiva Federal (CEF) desde el pasado julio, doce de ellos dicen poseer el "plan de previsión social" que sufraga la Cámara Baja con dinero del erario público. La suma de todas las asignaciones alcanza los 130.893,36 euros.

Ello contrasta con la renuncia a tal "privilegio" que han realizado tanto los diputados de Izquierda Unida (IU) como de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), según informaron a Vozpópuli fuentes parlamentarias. Igualmente, la ex número dos del PSOE Elena Valenciano se dio de baja el pasado verano del fondo de pensiones del Parlamento Europeo al conocer que era gestionado por una sociedad de inversión colectiva (sicav). En el caso de las Cortes, las Mesas del Congreso y Senado adjudicaron el "plan de previsión social empresarial" para parlamentarios al BBVA, entidad bancaria que también gestiona el seguro de vida de sus señorías a cargo de las Cámaras.

Tres secretarias de área de la Ejecutiva del PSOE admiten disponer --cada una de ellas-- de 21.049,54 euros, la mayoría cuantía de este fondo entre las declaraciones de la cúpula socialista. Son la ex ministra Carme Chacón, responsable de Relaciones Internacionales, y las diputadas Carmen Montón (Igualdad) y Meritxell Batet (Estudios y Programas).

Respecto a la que fuera aspirante a dirigir el partido, es llamativo que aún conserve activo este fondo pese a que ya no es diputada, pues dejó el escaño el 31 de agosto de 2013 para dar clases en la Universidad de Miami Dade (Florida, EE UU). La ex ministra compagina ahora su puesto en la dirección socialista (3.083,15 euros brutos al mes en 14 pagas) con la docencia en la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón (2000 euros al mes en 12 pagas).

No obstante, al margen de la cuestión ética, no hay irregularidad en que Chacón todavía disponga de dicha prestación. El pliego de prescripciones técnicas del contrato firmado por las Cortes con el BBVA establece en su cláusula octava que "en caso de pérdida de la condición de parlamentario, el asegurado podrá, a elección propia, permanecer en el Plan o movilizar sus derechos a otros sistemas de previsión social, en función de lo que determine la normativa aplicable vigente en cada momento".

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, y la responsable de Administraciones Públicas, Susana Sumelzo, acumulan 15.721,26 euros por cabeza en este fondo

Con todo, el mismo pliego especifica que "la cobertura principal del plan de previsión social empresarial para diputados y senadores es la jubilación". "En todo caso --añade el documento-- éste permitirá la disposición anticipada total o parcial en los supuestos previstos en la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones". Asimismo, otra cláusula permite que los beneficiarias realicen "aportaciones voluntarias" a sus fondos.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, César Luena, y la secretaria de Administraciones Públicas, Susana Sumelzo, acumulan 15.721,26 euros por cabeza en este fondo. Les siguen el líder del partido, Pedro Sánchez, con 14.525,34 euros; la responsable de Salud, María José Sánchez-Rubio, que tampoco es ya diputada nacional, pero conserva 14.442,32 euros; y la secretaria de Bienestar Social, María Luisa Carcedo, con 6.016,36 euros. Otros cuatro miembros de la Comisión Ejecutiva Federal (Antonio Pradas, Ximo Puig, María González Veracruz y Pilar Lucio) declaran sólo 328,28 euros por este concepto, la cuantía relativa al primer mes que ocuparon el escaño tras las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011. Y es que las Mesas del Congreso y Senado acordaron en enero de 2012 suspender las aportaciones a este "plan empresarial" (cifrado en 4.000 euros al año por cada parlamentario). Desde entonces, las Cortes han dejado de inyectar dinero público a este fondo y tampoco lo harán en el ejercicio de 2015, siendo así por cuarto año consecutivo.

No obstante, las Cámaras, después de pagar este fondo con su presupuesto entre 2007 y 2012, acceden a que sean los propios parlamentarios los que, individualmente y con cargo a sus retribuciones, sigan incrementando este plan de jubilación. Aunque el Congreso y el Senado no habían sido incluidos en el decreto del Gobierno que suspendía las aportaciones estatales a los planes de pensiones del personal funcionario, las Cortes decidieron solidarizarse con la nueva normativa por motivos de austeridad. 

Un producto por partida doble

Además, se da la circunstancia de que hay miembros de la Ejecutiva socialista, entre ellos Pedro Sánchez, que disponen del fondo habilitado por las Cortes y de otro particular. El secretario general del PSOE también declara un plan de pensiones privadocon el BBVA por valor de 85.366,34 euros. En la misma línea, Antonio Pradas, responsable de Política Federal, tiene uno firmado con Caja Rural por 23.052,38 euros, y María Luisa Carcedo, otro del "Servicio de Salud" por 9.141,35 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba