La destitución llega seis días después de la reunión de Sánchez con Rubalcaba

Pedro Sánchez fulmina a Tomás Gómez por cuestionar su liderazgo

Llevaba preparándose en secreto desde hace al menos 15 días y ha sido hoy cuando Pedro Sánchez, en su primera señal de autoridad, ha pegado un puñetazo en la mesa destituyendo a Tomás Gómez como líder del partido en Madrid.

Pedro Sánchez junto a Tomás Gómez en una imagen de archivo
Pedro Sánchez junto a Tomás Gómez en una imagen de archivo Efe

Las razones que han influido en la ejecutiva federal, reunida en sesión extraordinaria esta mañana, para destituir a Tomás Gómez como líder del PSOE madrileño son varias y todas ellas de peso. En primer lugar, Gómez tiene abierta una investigación judicial en Parla por el sobrecoste de 41 millones de euros que reflejó la construcción del tranvía en esta localidad madrileña cuando él ejercía como alcalde. Pero este no es el único problema que ha llevado a Pedro Sánchez a disolver a la dirección de su partido en Madrid y nombrar una gestora. “Tenemos encuestas que son demoledoras y acercan al PP, con todo lo que está cayendo, a la mayoría absoluta. Y esto era insostenible. Lo que no lograron ni Alfredo Pérez Rubalcaba ni José Luis Rodríguez Zapatero, acabar con Gómez, lo ha logrado Pedro Sánchez”, aseguran las fuentes.

Pedro Sánchez tenía en Tomás Gómez a uno de sus principales críticos, siempre desde la sombra

El secretario general del PSOE ha tomado esta medida seis días después de haberse reunido en la sede federal del partido con Alfredo Pérez Rubalcaba. Este último es uno de los militantes del Partido Socialista de Madrid más veteranos y nunca tuvo buena relación con Tomás Gómez. Pero en la decisión que la ejecutiva ha tomado esta mañana hay más razones de fondo: Sánchez era consciente de que Tomás Gómez le criticaba con dureza a sus espaldas, cuestionando su liderazgo dentro de la organización. Incluso hay dentro del PSOE quien vincula a Gómez con las intrigas que protagoniza desde hace tiempo la exministra Carmen Chacón para destronar al propio Sánchez como candidato a las próximas elecciones generales.

Dentro del PSOE y de su grupo parlamentario se mantenía en las últimas semanas una calma tensa en la relación con la federación madrileña. Ayer mismo, el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, solo respondió con monosílabos a las preguntas de los periodistas sobre si Tomás Gómez contaba o no con el respaldo de la cúpula del PSOE.

Ahora, lo que está por ver, aseguran otras fuentes socialistas, es la reacción del PSM ante la primera gran señal de autoridad que toma Pedro Sánchez desde que fue elegido secretario general en el congreso extraordinario de julio. “Puede que haya una rebelión, o puede que no, ya que el PSM es muy peculiar. Es lo que nos estamos jugando ahora, que un sector del partido en Madrid defienda su autonomía y se rebele contra la dirección federal, algo que tendría un serio coste para toda la organización”.

"Por fin Pedro se hace respetar", aseguran en la ejecutiva federal después de este golpe de mano

Los tiempos juegan en contra del PSOE porque las elecciones locales y autonómicas están fijadas para el 24 de mayo. Por esta razón se barajan dos posibilidades: que sea la propia ejecutiva federal la que designe el candidato a la presidencia de la comunidad madrileño o que se celebren primarias abiertas a contrarreloj. “Vamos a intentar que un problema local, no se convierta en un problema nacional para todo el partido”, aseguran fuentes de la ejecutiva, conscientes de que lo que ocurra en Madrid dentro de tres meses escasos afectará de lleno también al liderazgo de Pedro Sánchez y a todo su equipo de dirección. "Por fin Pedro se hace respetar", aseguran en la dirección socialista.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba