El joven economista arranca su campaña marcando distancias con el ‘aparato’ del PSOE y despreciando a Podemos

Pedro Sánchez golpea a Madina desde un sótano de Alcorcón: “Yo no tengo cargo orgánico”

Si hay algo que en estos momentos espanta a la mayoría de la militancia socialista es el olor a sala de máquinas. Casi nadie quiere nada relacionado con el ‘aparato’ del PSOE y Pedro Sánchez lo sabe. “Yo no tengo cargo orgánico”, sentenció este jueves desde un sótano de la agrupación socialista de Alcorcón.

El joven economista Pedro Sánchez arranca su campaña marcando distancias con el ‘aparato’ del PSOE, algo que va a tener casi imposible de hacer su principal contrincante, Eduardo Madina. Este jueves, desde el sótano de la agrupación socialista de Alcorcón, Sánchez ha acentuado cuatro mensajes que van dirigidos a la yugular del diputado vasco. Palabra de Pedro Sánchez: “Yo no tengo cargo orgánico, nunca he puesto condiciones para competir por la secretaría general, no haré campaña desde Ferraz [sede nacional del partido], sino en la calle, y no soy adalid del cambio generacional, sino de una alianza entre generaciones”.

Pedro Sánchez ha atacado las principales señas de identidad de Madina en la carrera hacia la secretaría general

Después de recorrer miles de kilómetros para darse a conocer – modelo copiado de Zapatero en 2000– esta presentación de Sánchez en la inauguración de su carrera para ganar el liderazgo de su partido, se entiende mejor con estos detalles: Eduardo Madina es miembro de la ejecutiva federal y de la dirección del Grupo Parlamentario que ha conducido al PSOE al descalabro, la primera condición que puso para participar en esta carrera es que voten todos los militantes y, por último, se ha postulado, aunque sea discretamente, como una referencia imprescindible para romper con la ‘vieja guardia’ socialista.

Un dato más para entender también la estrategia que hombres de la confianza de José Bono le han preparado a Pedro Sánchez: va a intentar por todos los medios que Madina no le gane por la izquierda. Quizás esta sea la razón por la cual ayer eligió un pueblo madrileño del extrarradio, Alcorcón, de clase trabajadora, para estrenar la competición. Hubo parte de su discurso que también le delató, como por ejemplo su compromiso genérico de luchar a favor de los más débiles o de obligar a pagar más impuestos a los grandes patrimonios. Sánchez es profesor de Economía en la Universidad Juan Carlos I, pero no deslizó una sola receta para ayudar a superar la crisis. Quizás no era ni el día ni el lugar idóneo para ello.

Desprecio a Podemos: "Procede de la torrentera"

Y dos últimos subrayados para seguir al personaje: ha hecho una advertencia velada a la dirección saliente del partido, es decir, a Alfredo Pérez Rubalcaba, para que sea neutral en la batalla y ha reivindicado de forma enérgica, esta vez sí, las tradiciones adosadas a un partido centenario, con recuerdo inédito a Ramón Rubial.  Hacía tiempo que su nombre no sonaba ni siquiera en un congreso federal y ayer le sirvió a Sánchez para recordar que el PSOE no procede, como el Podemos de Pablo Iglesias, de la torrentera. “El populismo siempre pone la vela donde sopla el viento”, dijo en tono de reproche al millón largo de votantes que el pasado 25-M crearon un frente preocupante a la izquierda de la izquierda.

En un proceso tan abierto como el que se ha acabado promoviendo en el PSOE para elegir candidato, había que contar con las sorpresas y una de ellas ha terminado siendo Sánchez, que ocupa desde enero de 2013 el escaño que dejó vacante la exministra Cristina Narbona. Un sector del ‘aparato’ del que ahora reniega siempre le ha visto mucho más capacitado que a Madina, que este viernes estrena  campaña,  para encarar sin tantos riesgos un relevo ordenado.

En la conferencia política del año pasado, Rubalcaba, siempre acostumbrado a jugar a varias bandas, le reservó un papel protagonista como coordinador del foro de Economía. El diputado que ahora se presenta como ajeno a incómodas ataduras, forma parte, casi desde el principio de su carrera, del núcleo duro que José Blanco, como responsable de Organización, creó en la sede federal del partido, junto a Antonio Hernando y Óscar López, ambos, ahora, en una operación de sálvese quien pueda.

El joven economista ha exigido neutralidad a Rubalcaba en la batalla abierta por su relevo

Rubalcaba pensó en él hace casi dos años como la persona idónea para arrebatar a Tomás Gómez el liderazgo en la organización madrileña, pero la operación se frenó cuando se alcanzó un acuerdo que respetaba a Gómez como candidato a la Presidencia de la comunidad a cambio de que la federación acatara el calendario de la dirección federal para las primarias. Fue un pacto que acabó saltando por los aires al sumarse Gómez a la ofensiva frustrada de la exministra Carmen Chacón y de otros barones territoriales para intentar renovar el cartel electoral antes de las europeas.

A sus 41 años, Pedro Sánchez ha trabajado como asesor en el Parlamento europeo, ha sido jefe de Gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia y ha pasado también por la experiencia municipal como concejal del Ayuntamiento de Madrid.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba