Nacional

Ferraz intenta cerrar la puerta al debate monarquía-república para no "reventar" su conferencia política

"No forma parte de nuestro debate y, además, no es conveniente ni oportuno", aseguran fuentes socialistas, aunque admiten que haya quien ponga esta cuestión sobre la mesa en la cita que tienen en octubre. Rubalcaba hace un nuevo gesto de aproximación a sus bases al reclamar ahora que el rey tenga el mismo estatus que los políticos y haga público su patrimonio.

Una de cal y una de arena. Una cosa es apuntarse a las peticiones de mayor transparencia de la Casa Real y otra muy distinta abrir en canal un debate que anhelan parte de las bases sociales que sustentan al partido: el debate monarquía-república. El PSOE celebra en el mes de octubre una Conferencia Política trascendental donde se hablará, y mucho, de reformas constitucionales, del sistema parlamentario y electoral y hasta de participación ciudadana, pero nada de hablar de república porque “no forma parte de nuestro debate”, dice un alto dirigente socialista.

Otra cosa, admiten, es que, en un proceso como el de la conferencia política, destinada a poner las bases programáticas de la nueva oferta socialista, “haya personas o enmiendas que planteen esta cuestión”, pero en contrapartida “las personas que tenemos más memoria y responsabilidad necesitamos echar mano de la pedagogía para explicar a nuestra masa social y electoral que lo que ocurre no puede llevar a alterar la piedra de bóveda” que sostiene nuestro sistema político.

Los más veteranos del PSOE, con Alfredo Pérez Rubalcaba a la cabeza pero también con Ramón Jáuregui, que es a la postre el organizador de la Conferencia, creen que no es “conveniente, ni oportuno” abrir esa cuestión. Se aferran al consenso constitucional de 1978 que diseñó “una arquitectura política que no queremos alterar y que inserta la monarquía parlamentaria”. Y deshechan entrar en dicha controversia no sólo por una cuesión de servicios prestados en el pasado, esto es, “cargada de memoria histórica”, sino también de futuro de país, indicaron a Vozpópuli las fuentes consultadas.

De "adanismo" y "aventurerismo" califica un alto dirigente del PSOE las voces de la calle, y también de su partido, que reclaman un nuevo modelo y apuntan hacia la república

“Adanismo” y “aventurerismo” fueron los calificativos escogidos por los mismos medios para alertar sobre las críticas a un modelo, el actual, que necesita de muchas reformas, admiten, pero frente al cual no hay “nada”. “Se quiere cambiar todo para construir una nada alternativa” que nos puede llevar “a la tecnocracia o al populismo”.

En la Conferencia política se planteará la reforma del Título VIII de la Constitución, referida al modelo de Estado para a ir a un sistema de perfil federal, incorporar la sanidad como un derecho fundamental o aportar cuestiones referidas a la calidad de la democracia, Parlamento y participación ciudadana, todo ello hecho con “orden, serenidad y consenso”. En definitiva, Rubalcaba ha puesto la conferencia en manos “seguras”, a pesar de que los socialistas parecen en estos momentos, marcar distancias con la Corona en la petición de explicaciones sobre la herencia del rey, la reclamación para que hagan público su patrimonio así como la exigencia de que la Casa Real quede sujeta al control de la Ley de Transparencia.

El PSOE viene manteniendo en las últimas fechas una posición más parecida a la que protagonizaba Izquierda Unida en el Parlamento en lo que afecta a la Casa Real. El contrapunto lo pusieron los socialistas al apuntarse, en un cambio de criterio más que notorio, a la petición de explicaciones sobre la herencia del Rey; luego reclamó que Zarzauela entrara en la Ley de Transparencia y ahora que se dé publicidad al patrimonio del rey. Lo defendió la 'número dos' socialista, Elena Valenciano, para quien el único límite a la transparencia que debe tener la Casa Real es la seguridad del Estado y de las personas. "Los corruptos padecen de fotofobia, florecen en la oscuridad y no toleran la luz", dijo de forma muy gráfica. Pero este martes dio un paso más allá el propio Rubalcaba cuando reclamó para el rey "un estatus similar al del resto de resposnables públicos". Mensajes que intentan tranquilizar a ese amplio sector de la izquierda, votantes del PSOE, criticos con la Corona y que, como Juventudes Socialistas creen que es el momento de poner sobre la mesa el debate entre Monarquía y República.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba