Nacional

Rubalcaba propone una reforma federal de la Constitución para aplacar las disfunciones y las tensiones de las autonomías

La dirección del partido y los barones territoriales aprueban un documento con su propuesta de reforma federal del Estado. El PSOE aboga por "una profunda revisión" y una "actualización urgente" del modelo autonómico para acabar con las disfunciones entre autonomías y las tentaciones centralistas y las secesionistas derivadas de la crisis.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado este sábado que su partido está dispuesto a levantar la "doble bandera" de las reformas y de los consensos, a debatir ideas y propuestas para solucionar las tensiones territoriales y a tender puentes "en vez de volarlos, como algunos parecen desear". Rubalcaba, quien ha posado para una foto de familia junto a los barones de su partido después de que el Consejo Territorial haya aprobado el documento con su reforma federal del Estado, ha leído la denominada "Declaración de Granada", que recoge un nuevo pacto territorial, "La España de todos" y ha defendido una reforma federal de la Constitución como solución.

El secretario general del PSOE ha revestido de autoridad a su partido para abanderar esta iniciativa y ha argumentado que ellos son responsables "en buena parte" del estado de las autonomías. Sin embargo, la declaración aboga por "una profunda revisión" y una "actualización urgente" del modelo, habida cuenta de que la Constitución dejó excesivamente abiertos algunos aspectos, desde la propia configuración, hasta la distribución competencial, el sistema de financiación o los mecanismos de cooperación entre administraciones.

El modelo territorial que propone el PSOE pretende frenar tanto las tentaciones centralistas como las secesionistas 

La causa de estas disfunciones, según el diagnóstico del PSOE, es que el estado de las autonomías tiene desde su origen una "evidente vocación federal", pero han faltado piezas en este sentido a la hora de desarrollarlo. Y esas piezas son las que quieren aportar ahora los socialistas, ha señalado Rubalcaba, quien ha hecho hincapié en que al socaire de la crisis han renacido las tentaciones centralistas y las secesionistas.

Mientras quienes "siempre vieron con recelo" el Estado autonómico, han encontrado en la crisis una oportunidad de intentar "cortar las alas" al autogobierno, mientras que el nacionalismo moderado ha abandonado la moderación "y se ha pasado al campo del secesionismo", buscando la ruptura con el resto de España, ha apuntado.

Frente a esas dos posiciones antagónicas, que serían un "desastre" para España y que desatarías de nuevo todas las tensiones territoriales, los socialistas abogan por una reforma federal de la Constitución como solución.

Así, proponen una reforma en profundidad que actualice y perfeccione el modelo "en su sentido natural", avanzando hacia el federalismo "con todas sus consecuencias".

"Un paso de gigante" PSC y PSOE-A

Las dos federaciones socialistas más potentes, la andaluza y la catalana, han valorado el acuerdo alcanzado en Granada hasta el punto de que el PSC lo ve como "histórico" y para el PSOE-A es "un paso de gigante". Después de que los "barones" del PSOE y la dirección federal hayan aprobado por unanimidad el documento de reforma constitucional del Estado, comparecieron en rueda de prensa, por separado, el líder del PSC, Pere Navarro, y el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez.

Navarro calificó el acuerdo de "histórico" y destacó el esfuerzo que han desarrollado todos los socialistas en pro del acuerdo final. "Hoy, el PSOE y el PSC han definido y aprobado una propuesta de solución frente a partidos que lo que hacen es crear problemas", incidió Navarro en alusión a CiU y ERC, que "intentan romper", o al PP, que quiere "recentralizar". Frente a esas posiciones antagónicas los socialistas han sido "capaces" de buscar la vía del diálogo y el acuerdo, ha reiterado, convencido de que el consenso de hoy es "el gran pacto constitucional y el gran pacto territorial".

Navarro afirma que los socialistas quieren que la denominación de Cataluña como nación quede reflejado en la Constitución, en el caso de que se aprobara la reforma federal

Navarro dijo que el PSC da por satisfechas sus reclamaciones de hace meses, cuando plantearon su propuesta de "las cuatro erres": el reconocimiento de la singularidad de Cataluña, los recursos, la representación y las reglas.

Cataluña como nación

Pese a que Rubalcaba dijo en rueda de prensa que el Tribunal Constitucional no aceptó la denominación de Cataluña como nación, Navarro insistió en que ese término sigue en el Estatut y así quieren los socialistas que quede reflejado en la Constitución, en el caso de que se aprobara la reforma federal de la misma.

Mario Jiménez, por su parte, ha dicho que el de hoy es "un gran acuerdo" que la agrupación andaluza valora especialmente por el hecho de que la orientación fundamental de la reforma constitucional propuesta por el partido se haga "en pro de la igualdad" y hacia el principio de lealtad institucional entre el Estado y las comunidades.

Jiménez ha considerado "indispensable" que la Constitución garantice el principio de lealtad institucional dado el "proceso continuo de ataque y agresión" del Gobierno a "las competencias, la política y el gobierno de las comunidades autónomas".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba