La ‘baronesa’ andaluza empieza a ejercer su autoridad en las filas socialistas

Susana Díaz impuso a Rubalcaba el choque con el PSC en la polémica sobre el 'derecho a decidir'

Ha llegado para mandar y eso se notó en la noche del martes cuando en una llamada telefónica a Alfredo Pérez Rubalcaba, la presidenta andaluza, Susana Díaz, le impuso que respaldara en el Congreso la moción de Rosa Díez en contra del derecho a decidir, a costa de un nuevo y duro enfrentamiento con los socialistas catalanes.

Los pasillos del Congreso fueron ayer miércoles un hervidero de críticas a los socialistas catalanes. La mayoría de ellas salían de boca de los diputados del PSOE, aliviados porque a última hora del miércoles, después de muchos titubeos, Alfredo Pérez Rubalcaba aceptara sumarse a la moción presentada por Rosa Díez en contra de que el llamado ‘derecho a decidir’ pueda ejercerse en Cataluña como quieren los nacionalistas. Fuentes seguras informan que en este cambio de actitud de Rubalcaba fue determinante la llamada telefónica que recibió de la presidenta andaluza, Susana Díaz, contraria a que el PSOE deambule sin una postura clara en un asunto tan sensible. Díaz ha empezado a jugar fuerte y a ejercer su autoridad en las filas socialistas, se comentaba ayer en su grupo parlamentario.

La presidenta andaluza le dijo a Rubalcaba que el PSOE tenía que enviar a toda España un mensaje claro de que está con la Constitución

La mayoría de los diputados socialistas mostraban su satisfacción por el cambio de actitud de Rubalcaba, aunque ello le haya costado al PSOE reavivar la fractura interna que le enfrenta al PSC. El mensaje de la ‘baronesa’ andaluza fue muy directo: “Hay que enviar un mensaje claro a toda España de que estamos con la Constitución”.

Esta es también la frase más escuchada en boca de los parlamentarios socialistas. “¿Cómo es posible que pudiéramos pensar en abstenernos en una propuesta que lo único que hace es defender la Constitución?”, se preguntaban muchos de ellos. Pues la realidad es que Rubalcaba lo estuvo dudando todo el día y que, incluso, durante toda la mañana dio por hecho que el PSOE se abstendría para no hacerle el juego a Rosa Díez, promotora de la moción.

En esta iniciativa, la presidenta de UPyD, defiende dejar las “cosas claras ante tanta confusión, ante la falacia que supone la pretensión de una consulta en Cataluña”. En su opinión, el pueblo español “es el único que puede ejercer por los cauces legalmente establecidos el derecho a decidir sobre la unidad de la nación y los derechos del conjunto de los ciudadanos”.

"¿Cómo es posible que que pudiéramos pensar en abstenernos en una propuesta que lo único que hace es defender la Constitución?", se preguntaban ayer diputados del PSOE

La movilización de la presidenta andaluza a favor de la moción de UPyD y en contra de la abstención defendida por el PSC, fue acompañada activamente en el Congreso por Alfonso Guerra y por Manuel Chaves, dos históricos del socialismo andaluz, a los que la ruptura con el socialismo catalán ya se las trae al pairo. Prueba de ellos son las declaraciones vertidas ayer por el exvicepresidente del Gobierno en la etapa de Felipe González. Guerra reclamó sin rodeos la creación de un Partido Socialista alternativo al PSC en Cataluña, pues esta formación, en su opinión, “hace mucho tiempo que dejó de ser un partido socialista para acercarse a las posiciones nacionalistas”. Esta propuesta, avanzó, podrá debatirse dentro de la conferencia política que el PSOE prepara para la semana que viene, que se anticipa menos pacífica de lo que muchos miembros de la cúpula creían.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba