Rubalcaba se siente traicionado por Pachi Vázquez, líder del PSdeG

La rebelión del PSOE gallego amenaza con hacer saltar por los aires los ‘aparatos’ de poder de todo el partido

De la época de Alfonso Guerra, en la que quien se movía no salía en la foto, al desmadre actual en el que cada barón regional campa por sus respetos. Así se ve desde el núcleo duro del PSOE la excursión hecha por el partido en las tres últimas décadas, que ahora tiene en la rebelión de los socialistas gallegos el máximo exponente. Si finalmente triunfan las tesis de Pachi Vázquez, la voladura de los ‘aparatos’ regionales solo es cuestión de tiempo, se opina en Ferraz.

La 'número dos' del PSOE, Elena Valenciano, dispone solo hasta el viernes para ganar el pulso a los socialistas gallegos y, de paso, demostrar que se gana el sueldo como vicesecretaria general, se opina en su grupo parlamentario. El desafío no es pequeño: tiene que convencer al líder del PSdeG, Pachi Vázquez, de que la pasión por las primarias se quede solo en la elección del cartel electoral o, en el caso de que sea imposible y alcance también a la del secretario general, se haga mediante una sola votación.

Pachi Vázquez ha retado a Ferraz proponiendo que se elija por separado al secretario general del PSdeG y a los delegados al congreso que tendrán que designar a la ejecutiva regional

La diferencia es abismal: si se hiciera así, el elegido para el cargo tendría asegurado el apoyo posterior del congreso regional a su ejecutiva. Por el contrario, si se impusiera una doble votación, la primera sería para elegir al secretario general y la segunda para designar a los delegados del congreso, con lo que no estaría garantizado el respaldo de éstos últimos a la ejecutiva recién elegida. Resultado: una renovación anárquica de la dirección del PSOE gallego, que sentaría un peligroso precedente para los ‘aparatos’ de poder del resto de las federaciones.

La pelea pilla a Alfredo Pérez Rubalcaba y a la ejecutiva federal del PSOE con el pie cambiado, pues se han subido un tanto forzados al carro de la transparencia y de la democracia interna a la francesa bajo el principio de que hay que abrir las ventanas del partido a la militancia y a los simpatizantes, a pesar del sarpullido que estos ensayos, empezando por el de las primarias, siempre han provocado en la conocida como ‘vieja guardia’. Ayer, el ‘núcleo duro’ de Ferraz analizó la rebelión gallega y su conclusión fue muy pesimista ya que si se utiliza, al final, el arma del Comité Federal para frenarla, la actual dirección del PSOE quedaría más que cuestionada por la militancia y si, en cambio, se da alas a las exigencias de Pachi Vázquez, se estaría facilitando la voladura descontrolada de las maquinarias de poder regionales, y de ella tampoco se libraría el actual ‘aparato’ de Ferraz.

Rubalcaba tiene que elegir entre quedar como un freno a la democracia interna o arriesgarse a una elección anárquica de los 'aparatos' de poder regionales

Además de los socialistas gallegos, de momento también se ha decantado a favor de las primarias ‘orgánicas’ el líder madrileño, Tomás Gómez, mientras que el resto de los barones se han limitado a guardar silencio. A puerta cerrada, eso sí, solo han recomendado a Pachi Vázquez que actúe con mesura sus compañeros del País Vasco, de Castilla-La Mancha y de Asturias. El resto de las federaciones, no saben, no contestan, a la espera de ver quién gana el pulso a quién. En la ejecutiva federal hay una gran preocupación no solo por lo que está en juego, sino también porque Rubalcaba se siente traicionado por Pachi Vázquez, a quien apoyó hace solo seis meses como candidato a la presidencia de la Xunta para que se enfrentara a Alberto Núñez Feijóo, a pesar de que en la misma carrera también aspiró a participar el exministro de Justicia Francisco Caamaño, mientras José Blanco aguardaba a quitarse de encima el ‘caso Campeón’.

El secretario general del PSOE se siente traicionado por el líder gallego, al que arropó en octubre pasado como candidato a la presidencia de la Xunta

El pulso se resolverá antes de las vacaciones de agosto. El viernes, Pachi Vázquez llevará en Galicia al máximo órgano regional entre congresos su propuesta de primarias, previstas para el 1 de junio. El 6 de julio habrá congreso extraordinario, donde se elegirá el nuevo equipo de dirección. Quince días después, se celebrará el Comité Federal del PSOE, al que Rubalcaba llegará muy tocado si antes no ha conseguido domar la rebeldía gallega.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba