Nacional

Debacle del bipartidismo: PP y PSOE pierden más de 5,5 millones de votos

Revolcón espectacular del bipartidismo. PP y PSOE alcanzan apenas el 49 por ciento de los votos de las europeas. Rajoy consigue ganar unas elecciones en las que la gran sorpresa ha sido 'Podemos', que se sitúan en la cuarta fuerza más votada.

El bipartidismo en España no consigue ni el 50% de los votos en las elecciones europeas.
El bipartidismo en España no consigue ni el 50% de los votos en las elecciones europeas.

Enorme sorpresa en las elecciones europeas. PP y PSOE se derrumban, sufren una debacle inesperada con una caída de 8 y 11 escaños respectivamente. El partido en el gobierno se deja más de 2.600.000 votos en la gatera mientras que el PSOE pierde también una cifra similar. En total pierden en las urnas más de cinco millones y medio largos de respaldos, un retroceso digno de invocar a todo tipo de reflexiones. Un castigo sin precedentes que ni siquiera lograron adivinar las encuestas. Una debacle del bipartidismo que supone la mayor inflexión electoral de las dos grandes formaciones mayoritarias desde la Transición.

La gran sorpresa de estos comicios ha sido el resultado de Podemos, una formación prácticamente recién nacida, surgida del malestar del 15M y liderada por el conocido tertuliano de extrema izquierda y profesor Pablo Iglesias, que se encarama como la cuarta fuerza política con 5 escaños, a tan sólo uno de su más directo rival, IU, que logra 6 escaños, 4 más de los que tenía. Suben casi todos los minoritarios como UPyD que pasa de 1 a 4, o Ciudadanos, que debuta en el Parlamento europeo con dos escaños.

La recuperación no cuela

El Partido Popular ha perdido un 16 por ciento de los votos y ocho escaños, lo que implica una notable bofetada a la política económica puesta en marcha hace dos años, pese al esfuerzo realizado por Mariano Rajoy y su equipo por trasladar la idea de que la recuperación ya llega en forma de bajada de impuestos y creación de empleo neto. El malestar de la sociedad, que cantaban los barómetros del CIS, se ha trasladado a estos comicios en los que el aumento de las formaciones más críticas con el Gobierno ha recogido un apoyo inesperado.

Fragmentación y división

PP y PSOE han perdido más de 5,5 millones de votos y su suma apenas alcanza el 49 por ciento de los sufragios, muy lejos del 60 por ciento que se considera la frontera para considerar consolidado el bipartidismo. Diez formaciones han conseguido escaño en estas elecciones, algo que refleja a la perfección la fuga de votos desde los grandes a las formaciones recién nacidas o a las hasta ahora muy minoritarias. El PP se consuela con que Rajoy y Merkel son los únicos presidentes de gobierno que han logrado vencer en estos singulares comicios. Un dato a tener en consideración, de cara a su venta electoral de cara a las próximas citas con las urnas.

El test de las europeas ha supuesto el hundimiento de las dos principales formaciones españolas, castigadas sin duda por el 'fantasma' del gobierno de coalición que se venía anunciando en las últimas semanas, con el aliento de la Zarzuela y de importantes empresarios y financieros. Felipe González descubrió el pastel y dejó a los pies de los caballos a los dos grandes partidos, que experimentan un retroceso espectacular e inesperado. Las urnas han dado un sonoro rechazo a esta posibilidad, con una invocación a gobiernos más abiertos, mas plurales. Esto es una advertencia, no se olvide. Y la traslación de los resultados de unas europeas a unas generales siempre resulta arriesgado e inoperante.

Extremismo europeo

El gran aumento de votos de las formaciones minoritarias supone una importante llamada de atención a las dos formaciones mayoritarias, que arrancaron la campaña con un desprecio olímpico hacia sus satélites, pasaron luego al ataque más sañudo y han terminado finalmente comprobando cómo los escrutinios a nivel europeo han favorecido en forma muy singular a estos partidos. Es un severo reproche a quienes conducen la actividad política en sus respectivos países. Los resultados en Europa también tienen el mismo sesgo, aunque distinto color que en España, ya que el avance de la ultraderecha y de los partidos antieuropeístas y antisistema han recogido una cosecha muy importante de votos. No obstante el Partido Popular Europeo ha resultado vencedor en los comicios y contará con una mayoría cómoda en el Parlamento de Estrasburgo.

Las direcciones del PP y del PSOE tendrán que tomar nota de estos resultados y es posible que se produzcan algunos movimientos internos en las próximas semanas. Se sitúan ante un escenario sumamente complicado, sin duda el más incómodo de cuantos imaginaban. En especial el PP, que nunca pensó en un resultado por debajo de 18 escaños. Era el PSOE, en opinión de Génova, el que había de tener mucha precaución con la clara y creciente fragmentación de su electorado. Así ha sido, y el auge de las formaciones de izquierda y extrema izquierda ha resultado espectacular.

La culpa no es de la abstención

No cabe echarle la culpa a la abstención ya que en estos comicios la participación se ha situado seis décimas por encima de la anterior consulta, con un remonte llamativo en Cataluña, que ha visto cómo la participación aumentaba en un diez por ciento por encima de la última consulta, voto que ha marchado fundamentamente hacia las fuerzas secesionistas, con ventaja para ERC, otro dato que habrá que analizar.

Caras de preocupación en Génova y Ferraz, un contratiempo de notables dimensiones que modifica el panorama del tablero político español y que obligará a tomar decisiones que hasta ahora se aplazaban o que, sencillamente, ni siquiera se tomaban en consideración. El PP ha ganado, en efecto. Y unas europeas no son extrapolables a otros comicios nacionales. Pero siempre son una seria llamada de atención y en este caso, un sonoro bofetón hacia los dos grandes partidos que han venido gobernando España desde la transición. No han recibido ni la mitad de las papeletas escrutadas. No olvidemos que en las últimas generales el PP consiguió el 44 por ciento de los votos emitidos. Son escenarios distintos pero la señal ha sido lanzada con enorme fuerza. Y habrá que esperar las reacciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba