Nacional

El humo que Rajoy vende contra la corrupción desde hace 21 meses

El presidente del Gobierno promete medidas contra los corruptos desde febrero de 2013. Este jueves ha acudido al Congreso para defender dos leyes: una sobre financiación de partidos y otra sobre los altos cargos. 

Monago y Mato son dos quebraderos de cabeza para Rajoy.
Monago y Mato son dos quebraderos de cabeza para Rajoy. WEB PP

Sin haber digerido la dimisión de Ana Mato como ministra de Sanidad y con el caso por los viajes de José AntonioMonago en plena ebullición, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acudido este jueves al Congreso de los Diputados para ofrecer sus iniciativas contra la corrupción. Difícil papeleta. En concreto, el jefe del Ejecutivo ha defendido la puesta en marcha de dos leyes: una sobre financiación de partidos y otra sobre los altos cargos. Ambas normativas y otras medidas componen su plan de regeneración. Ocurre, sin embargo, que él mismo lleva vendiendo algunas de esas medidas desde hace meses. Por ejemplo, Rajoy ha prometido hasta en cuatro ocasiones en los últimos 21 meses que llevaría al Parlamento una reforma de la ley de enjuiciamiento criminal para agilizar los procedimientos penales. Algo que, según sus propias palabras, es el mejor antídoto contra los corruptos. 

En concreto, Rajoy anunció este cambio legal y otras medidas el 20 de febrero de 2013 (ver vídeo). Fue durante un pleno en el Congreso en el que le preguntaron sobre el caso Bárcenas, cuyos papeles habían sido publicados pocos días antes. Meses después, cuando El Mundo publicó los SMS entre el presidente del Gobierno y el extesorero del PP, se vio obligado a comparecer en sede parlamentaria. Fue el 1 de agosto del año pasado. Y ese día volvió a presentar la misma medida, como demuestran las hemerotecas. Por fin el jefe del Ejecutivo mencionó esta medida cuando anunció su comparecencia de este jueves precisamente durante un acto en Cáceres en que defendió a Monago, celebrado el 8 de noviembre. Es decir, propuestas que se repiten pero que no se ponen en marcha. 

Las dos leyes contra la corrupción presentadas este jueves empezarán ahora un largo trámite parlamentario. Y, por ello, es posible que ni siquiera entren en vigor durante la legislatura en curso. Así, pueden quedarse solo en humo. Esas dos leyes constituían, de hecho, el núcleo del famoso pacto contra la corrupción que PP y PSOE estuvieron a punto de suscribir el pasado septiembre. Un acuerdo que se esfumó al aflorar diversos casos de corrupción, como el de la operación Púnica. En las últimas semanas, los viajes de Monago a Canarias, por un lado, y la abrupta renuncia de Mato, han erosionado la imagen del Ejecutivo. 

En paralelo a las dos normativas mencionadas, era ya de sobra conocido que Rajoy tenía entre sus planes poner en marcha diversos mecanismos para recuperar el dinero defraudado por parte de los corruptos, la suspensión de todo cargo público al que se le abra juicio oral y el control parlamentario del indulto judicial. Son medidas que, como en el caso de las leyes de financiación y altos cargos y como en el caso de la reforma de la ley de enjuiciamiento, el presidente del Gobierno siempre repite en momentos como el de hoy. Pero habrá que ver en qué quedan finalmente. 

Otro caso paradigmático sobre el humo contra la corrupción es el de la famosa ley de transparencia. Ha habido continuos retrasos para su puesta en marcha. El pasado 5 de noviembre, con muchos meses de retraso, se publicó en el BOE el real decreto, fechado el 31 de octubre, por el que se aprueba el Estatuto del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno. El próximo 10 de diciembre la normativa entrará en vigor de forma definitiva. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba