Nacional

El Gobierno utilizó al CNI para realizar en los últimos meses una “investigación exhaustiva” sobre González

La entrada en liza del CNI ha sido confirmada por fuentes próximas a la dirección del partido en la calle Génova, que han descrito una conversación entre la secretaria general, María Dolores de Cospedal y Nacho González, en la que éste habría protestado por el cerco del CNI sobre su persona: “¿Vais a someter a este tipo de pruebas a todos los candidatos, o voy a ser yo solo el investigado…?”. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, reunidos en Moncloa
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, reunidos en Moncloa La Moncloa

Hasta ahí ha llegado la riada. Hasta utilizar al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para realizar la que ha sido calificada como una “investigación exhaustiva” sobre la vida y la hacienda del todavía presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, Ignacio Nacho González, desde el viernes defenestrado como cartel electoral para las próximas autonómicas del 25 de mayo en favor de Cristina Cifuentes. La entrada en liza del CNI ha sido confirmada por fuentes próximas a la dirección del partido en la calle Génova, que han descrito una conversación entre la secretaria general, María Dolores de Cospedal y Nacho González, en la que éste habría protestado por el cerco del CNI sobre su persona: “¿Vais a someter a este tipo de pruebas a todos los candidatos, o voy a ser yo solo el investigado…?”.  

Fuentes cercanas a Moncloa aseguraban que la intervención del CNI viene a demostrar la importancia del envite provocado por la candidatura de González y el interés de Rajoy por no perjudicar las posibilidades electorales del partido

Aunque este sábado no fue posible contactar con el presidente madrileño, fuentes cercanas a Moncloa aseguraban que la intervención del CNI viene a demostrar la importancia del envite provocado por la candidatura de González y el interés del propio presidente Rajoy por no perjudicar las posibilidades electorales del partido en Madrid. “Es una cuestión a la que presidencia del Gobierno ha dado la máxima importancia, que exigía ir sobre seguro”. Aunque, de acuerdo con las fuentes, Nacho González ha salido “limpio” de esa investigación exhaustiva, “el desgaste de su figura en las últimas semanas, con su presencia constante en los medios a cuenta del famoso ático de Guadalmina, hizo imposible mantener su candidatura”.

Día de rosas y espinas. Rosas para las nominadas, Esperanza Aguirre para la alcaldía madrileña y la citada Cifuentes para la Comunidad. “Aún estoy noqueada”, aseguraba este sábado la todavía delegada del Gobierno en Madrid. Ha cumplido como las buenas la consigna de mantenerse al margen de polémicas (“estoy a disposición del partido”) durante las últimas semanas y esperar su oportunidad. Más difícil ha resultado aún lo de Aguirre. Fue Cospedal quien el viernes le anunció la buena nueva. La noticia, sin embargo, llevaba carga explosiva incorporada: su candidatura al Ayuntamiento estaba condicionada a que abandonara la presidencia del PP madrileño, lo cual confirma los temores  de muchos populares: lo que se ha librado en esta guerra ha sido el control de partido en Madrid, el único que Rajoy y su entorno todavía no tienen.  

Rajoy no ha sido capaz de llamar  a Nacho González

Cuentan las fuentes que Aguirre, que ha sabido nadar y guardar la ropa sin exponerse a quemarse en defensa de Nacho González estos días, reaccionó ante Cospedal como sus fans esperarían de ella: ni hablar de dejar la presidencia del PP madrileño, lo que permite aventurar problemas, aún más, en el futuro entre doña Esperanza y el entorno de Rajoy. Un Rajoy que ha sido incapaz de llamar estos días a González, tal vez el aspecto que más escandalizado tiene al entorno del político. “Nacho tiene un cabreo de monos”, asegura un miembro de su equipo en la Puerta del Sol, “porque él siempre ha ido de cara y sin subterfugios. Hace tiempo dijo que le gustaría repetir como presidente de los madrileños, no engañó a nadie, de modo que si en Moncloa lo tenían claro que no iba a ser él, ¿por qué no se lo han dicho hace tiempo? ¿Por qué no evitarle este desgaste…?”. 

“Es que a Nacho se le han mandado señales más que suficientes, pero no ha sabido o no ha querido verlas”, sostienen en Moncloa

Porque es la técnica Rajoy de dejar que sus enemigos se maceren a fuego lento, se cuezan en su propia salsa. Tiranía de registrador acostumbrado a procrastinar el presente y dilatar el futuro. “Es que a Nacho se le han mandado señales más que suficientes, pero no ha sabido o no ha querido verlas”, sostienen en Moncloa. En el entorno de González discrepan: “Fue la vicepresidenta Soraya quien hace escasas fechas llegó a decirle que ‘sería bueno que tú mismo dieras un paso atrás y renunciaras’, sugerencia inaudita que el presidente madrileño rechazó de plano”. Si querían quitarlo de en medio, tendrían que arremangarse y chapotear en el barro. Por cierto que esa sugerencia, casi literal, fue titular de apertura del diario El Mundo hace escasas fechas.

La vicepresidenta Soraya en la trastienda

En el entorno de González existen escasas dudas sobre la labor de zapa desarrollada por la vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría en contra de su candidatura, a través del manejo de determinados medios de prensa e incluso de las idas y venidas como go-between de un tipo tan peculiar como el famoso comisario José Pepe Villarejo, figura central en el folletín en que se ha convertido el ático de Guadalmina propiedad de González y su esposa. El propio CNI, involucrado en su caída en desgracia como se ha dicho, está bajo la autoridad de Soraya como ministra de la Presidencia que es, de acuerdo con la disposición adicional tercera de la ley 11/2002 del 6 de mayo del CNI, que lo desvinculó del ministerio de Defensa.

Tampoco ha sido digno de encomio el comportamiento de la secretaria general del PP, la citada María Dolores de Cospedal, una mujer descrita siempre como “cercana” a Ignacio González, pero que, en realidad, ha cumplido a la perfección su papel de correa de transmisión (“yo aquí no pinto nada; es él quien va a tomar la última decisión, querido Nacho, tienes que entenderlo”), siempre a las órdenes del gran Mariano. Tras su “semana de pasión”, el todavía presidente de la autonomía madrileña, plenamente consciente de que su carrera política ha llegado a su fin, “está dispuesto a seguir trabajando hasta el último día para honrar el cargo y a comportarse como un caballero ahora y siempre. Mariano Rajoy puede estar tranquilo”, sostienen en su entorno.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba