Nacional

Soria se limita a decir que las acciones contra Argentina afectarán a los ámbitos diplomático, comercial y energético

El ministro de Industria añade que "a medida que se vayan adoptando las medidas, se irán dando a conocer, ya que a su juicio ante esta "hostilidad", el Ejecutivo español no puede quedarse de brazos cruzados. 

Los ministros de Exteriores, José Manuel García-Margallo (izda) y de Industria, José Manuel Soria (dcha) ayer
Los ministros de Exteriores, José Manuel García-Margallo (izda) y de Industria, José Manuel Soria (dcha) ayer EFE

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha declarado en una entrevista al programa de Radio Nacional "En días como hoy", que las medidas que podría adoptar el Ejecutivo español contra el estado argentino, por la nacionalización de YPF, "afectarán a los ámbitos diplomático, económico, comercial y energético", además del político. Soria no ha querido ser más explícito, pero sí ha explicado que "a medida que se vayan adoptando, se irán dando a conocer" a la opinión pública. A juicio del titular de Industria, la toma de control de la filial de Repsol por parte del estado argentino que "no es una cuestión sólo de empresas españolas", sino que lo que se estaría poniendo en cuestión es la seguridad jurídica y podría afectar a más compañías españolas. El ministro ha sentenciado, que tras los hechos acaecidos ayer, "Argentina es un lugar menos seguro para invertir".

Sobre las razones que podrían estar tras la nacionalización, Soria ha apuntado que "personas de diferentes ámbitos" de ese país, le habrían transmitido que el interés de la presidenta Cristina Fernández por YPF, podría estar sustentado en "las crecientes dificultades económicas que está padeciendo Argentina a nivel energético", y que se podría estar buscando un "argumento externo" para  zanjar el debate interno.

Soria ha aprovecha su paso por los micrófonos de la radio pública para intentar desmontar los argumentos del gobierno argentino. El titular de Industria ha contestado frente a las acusaciones de haber repartido "un porcentaje muy elevado de dividendos", que la compañía española se estaba limitando a cumplir con la legislación del país. Luego ha recordado que cuando el grupo argentino Eskenazi, quien posee el 23,46% (Grupo Petersen), entró en el accionariado de YPF lo hizo financiado por la distribución de futuros dividendos. El ministro también ha respondido a la argumentación de que YPF no ha invertido lo suficiente. El dirigente popular ha recordado que Repsol entró en la petrolera argentina con una inversión inicial de 15.000 millones de dólares en 1999, y que durante los siguientes 15 años ha alcanzado la cifra de 20.000 millones de dólares más. El ministro ha puesto como ejemplo el descubrimiento del yacimiento de Vacamuerta, el mayor de Argentina. Todo ello, considera el miembro del gobierno español, que todos los argumentos son "muy débiles" y no responden a la realidad.

"Falta de cortesía"

El ministro, que ha sido preguntado varias veces sobre su viaje al país latinoamericano el pasado 27 de febrero, recordó que durante su estancia ya se hablaba de la nacionalización, y que ya por entonces se pudo reunir con su homólogo argentino; y que la posición de Madrid ha sido siempre favorable a la resolución de las diferencias. Según Soria, se alcanzó un "acuerdo verbal para constituir dos grupos de trabajo, uno argentino y otro español para estudiar nuestras diferencias". Siempre en base a lo narrado pro el ministro, a su retorno a España constituyó el citado grupo de trabajo y le remitió un correo electrónico para acordar un día para iniciar las reuniones técnicas. Soria ha reconocido su rechazo a las formas empleadas y a la falta de cortesía.

Soria recuerda que en 2001, cuando Argentina estaba en pleno "corralito", España le prestó 1.000 millones de euros en contra del criterio del FMI

El responsable de Industria ha tachado la decisión de la presidenta argentina como "arbitraria y "doblemente discriminatoria"; ya que si se trata de una nacionalización del sector de los hidrocarburos, el proyecto de ley del Ejecutivo de Cristina Fernández, sólo afecta a una empresa española - Repsol-, a su accionariado en una empresa que cuenta con participación de otras empresas, entre ellas, argentinas y que no se han visto perjudicadas. En opinión del ministro, la decisión tampoco se ajusta al derecho argentino y al internacional. "Una vez abierta una puerta como esta, es difícil de cerrar y podrí afectar a más empresas", ha insinuado el titular de Industria. 

España ayudó a Argentina en 2001

El ministro de Industria, Enerfía y Turismo ha negado que España sea un país débil, y ha recordado que ahora la situación económica española no es buena como no era la argentina en 2001. Soria ha recordado que ese año, cuando por culpa del "corralito", el país sudamericano cayó en un "aislamiento económico", y España prestó 1.000 millones de dólares a Buenos Aires "en contra de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional".

Repsol no ha sido el único tema de la entrevista, y Soria ha sido cuestionado sobre la reforma energética y el posible establecimiento de una tasa nuclear. El dirigente popular ha recordado que el problema del déficit tarifario se ha ido agravando durante los últimos años, de los 1.470 millones de euros de 2004 a los 24.000 millones de 2010, 17.000 de los cuales avalados por el Estado español. De tal manera que anualmente el déficit crece, calcua el ministro, entre 5.000 y 5.500 millones al año. Por este motivo, ha argumentado Soria, se ha subido el recibo un 7% y se está intentando reducir los costos. " Estamos pagando muchas cosas no son normales. al contrario, hay exceso de capacidad" y puso como ejemplo lo que se paga por tener cetnrales preparadas por si se produce una sobrecarga.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba