Nacional

La Guardia Civil cesará al sargento enfrentado con una diputada del PP por el conflicto generado en el pueblo

En la propuesta de cese del sargento de Bande (Orense) se estima que, aunque no ha incurrido en ninguna ilegalidad, ha generado un rechazo social en el pueblo hacia la Guardia Civil. José Manuel Grande Pérez mantenía desde hace años un enfrentamiento con Ana Belén Vázquez, diputada del PP y esposa del alcalde. 

La Dirección General de la Guardia Civil cesará al jefe del cuartel de Bande (Orense), el sargento José Manuel Grande Pérez. La disputa a raíz de un par de multas esconde un enfrentamiento que dura ya años con la diputada del PP en el Congreso Ana Belén Vázquez y su marido, el alcalde de la localidad. El argumento de la Dirección para su cese es el rechazo que entre los vecinos había generado la actitud del sargento y su incapacidad para mantener las relaciones con sus autoridades, han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión.

Estas mismas fuentes han precisado que la decisión ya está tomada, si bien no se hará efectiva hasta que no esté finalizado el expediente abierto al sargento. Ha sido el propio director adjunto operativo de la Guardia Civil quien ha aprobado la propuesta de cese de destino. El sargento aún tendría la opción de recurrir.

En el marco de este expediente se elaboró una información reservada en la que se analizaba su actuación de los últimos años. En ella se reconocía que el sargento incurría en un "exceso de celo" y que estaba influenciado por su mala relación con la diputada. Pero también añadía que la parlamentaria y vicepresidenta de la Comisión de Interior de la Cámara Baja y su marido "crispaban" al pueblo contra los agentes.

El escrito en el que se propone su cese al que ha tenido acceso Europa Press se basa en las Orientaciones para el ejercicio del mando por el Comandante del Puesto, publicadas en el Boletín Oficial de la Guardia Civil el 13 de marzo de 2012. Concretamente en lo que se hace referencia en su apartado 4, donde se detallan los cometidos de la representación institucional.

Este apartado 4 indica que los comandantes de Puesto son "pieza clave en la interlocución, relación continua y consiguiente representación corporativa con las autoridades civiles, militares y judiciales que tengan sede en su demarcación de responsabilidad". Añade el mismo apartado que "esta representación institucional no finaliza en las autoridades anteriormente mencionadas, sino que debe extenderse a otros colectivos ciudadanos".

Según la propuesta de cese aprobada por el 'numero dos' del Instituto Armado, se considera que el proceder habitual de este sargento no se ajusta a lo que indican estas Orientaciones. Estima que ha generado un rechazo social en el pueblo hacia la Guardia Civil que hace incompatible que siga ejerciendo su labor. No obstante, en este mismo escrito se aclara que el sargento no ha llegado a incurrir en ninguna ilegalidad.

El punto de inflexión para esta decisión fue la celebración de un Pleno en el Ayuntamiento de Bande (donde gobierna el PP) en el que se aprobó una moción en la que se instaba a la Guardia Civil a no provocar alteraciones en la vida privada de los ciudadanos ni contra la economía legal de la localidad.

En el pasado otros grupos políticos también habían manifestado sus dudas ante el proceder de este guardia civil. En 2011 el BNG solicitó la comparecencia en el Senado del entonces director general, Francisco Javier Velázquez, para explicar las razones del "alto porcentaje de denuncias" registradas en el Puesto de Bande. Durante esa comparecencia, que tuvo lugar en abril de ese año, el senador nacionalista Manuel Pérez Bouza tildó la actuación del guardia civil de "absolutamente desproporcionada".

BNG habla de "abuso claro de autoridad"

"Se está dando un abuso claro de autoridad por parte de este señor", dijo entonces Pérez Bouza, quien instó al Ministerio a "investigar" y a "tomar medidas" para evitar una "alarma social". También el pasado febrero, la diputada socialista Laura Seara presentó una batería de preguntas en el Congreso ante "el malestar" manifestado por "varios de los vecinos de Bande" ante un problema que "no es nuevo" y que ha generado "alarma social".

En la información reservada realizada por la Comandancia de Orense en torno al sargento no se obviaba que el mencionado sargento se ha visto involucrado en denuncias penales y quejas de ciudadanos, pero aclaraba que hasta la fecha no se le ha condenado ni se la ha impuesto sanción alguna. Esta información reservada añade que la situación ha llegado al punto de que "no es descartable que se produzcan algunos altercados de orden público dirigidos contra la Guardia Civil de Bande". Pero matizaba que "estos en ningún caso serían espontáneos, sino que tendrían que ser dirigidos por alguna autoridad o institución local".

El informe dice que "la actitud de las autoridades locales no ayuda a la solución de los problemas, ya que más bien parece que se quisiese manipular la actuación del Cuerpo crispando a la población en contra de la Guardia Civil".

Quejas a Interior

Según detalla el escrito, el alcalde "acusó a la Guardia Civil de querer cargarse el pueblo" y dijo haber "trasladado la situación de pánico que están viviendo los vecinos al Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a través de los Diputados en el Congreso del Partido Popular". Entre ellos se encuentra su mujer, Ana Belén Vázquez.

Entre los distintos incidentes que detalla el informe de 22 páginas figura un enfrentamiento del pasado noviembre en el que la diputada se negó a dar la documentación al sargento cuando iba a ser multada por tener el coche mal aparcado. "No me da la gana", dice el sargento que le espetó la parlamentaria 'popular' que, además, no había pasado la ITV. Según el escrito, el sargento previamente le solicitó verbalmente que retirase el coche, pero ésta se negó y acabó siendo denunciada.

Esta situación no era ajena a la gente del pueblo que en un primer momento se dividió "en dos partes, sino iguales, si parecidas, a la hora de darles la razón a unos y a otros". No obstante, a raíz del incremento de multas de tráfico -derivadas del cambio en la señalización de las tres vías que discurren por el casco urbano de Bande- "la población parece haberse decantado en su inmensa mayoría contra el Puesto de la Guardia Civil y más concretamente contra su Sargento Comandante del Puesto".

"No obstante, tal actitud parece deberse más a la capacidad de hacer declaraciones del señor alcalde en los medios de comunicación social que a la misma actividad de los propios guardias civiles, aun reconociendo que en ésta puede haber un exceso de celo", dice el escrito firmado el 12 de marzo por el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Orense.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba