Nacional

El PP moviliza a sus cargos para evitar más deserciones por el 'efecto Ortega Lara'

El partido quiere reforzar la presencia de sus dirigentes en actos de apoyo a las víctimas de ETA. María San Gil y Regina Otaola, exalcaldesa popular de Lizarza, rehúsan sumarse a Vox, la nueva formación que lidera el exdiputado vasco Santiago Abascal. Rajoy busca hueco en su agenda para viajar al País Vasco en las próximas semanas.

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, flanqueada por otros miembros del partido.
La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, flanqueada por otros miembros del partido. EFE

“Debemos estar al lado de las víctimas, como hemos hecho siempre”. Ésta es la consigna que circula en el PP para animar a sus dirigentes a participar en los actos, ya sean propios del partido o ajenos, donde se rinda homenaje a las víctimas del terrorismo etarra. Las críticas sobre la aplicación del fallo de Estraburgo contra la 'doctrina Parot' y el paso dado por el exfuncionario de prisiones José Antonio Ortega Lara y el exdiputado vasco Santiago Abascal, con la creación de la marca Vox, han terminado de abrir una brecha entre el PP y su electorado, a escasos meses de las elecciones europeas.

En este contexto, los populares trabajan en un calendario donde quede bien patente que no se han olvidado de quienes combatieron la barbarie etarra en primera persona. Así, el PP ha programado un acto para el próximo jueves en San Sebastián donde rendirá tributo a sus cargos electos asesinados por ETA. La cita se producirá sólo una hora después de la tradicional ofrenda floral que realizará la Fundación Gregorio Ordóñez con motivo del 19º aniversario de la muerte del edil popular.

Es la primera vez que los populares organizan un acto en paralelo al celebrado por la familia de Ordóñez, al que, por supuesto, también asistirán. De hecho, está previsto que coincidan la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, con Abascal y otros miembros de Vox (además de Ortega Lara, secuestrado 532 días, el nuevo partido cuenta en sus filas con Ana Velasco, hija del militar asesinado por ETA Jesús Velasco).

La siguiente fecha marcada en rojo es la de la Convención Nacional del PP en Valladolid los próximos 31 de enero, 1 y 2 de febrero. Fuentes de Génova confirman que habrá un espacio dedicado a las víctimas del terrorismo y que tendrá especial importancia en el desarrollo del programa de este cónclave. Las mismas fuentes apuntan que se hará recorrido por las diferentes etapas de la vida del partido y aquí “la permanente lucha contra el terrorismo ocupará un lugar preferente y destacado”. Además, está prevista la asistencia del exjefe del Gobierno y presidente de FAES, José María Aznar, cuyo legado de “cero concesiones” en la lucha contra ETA es ensalzado precisamente por Vox.

En la Convención Nacional del PP se hará recorrido por las diferentes etapas de la vida del partido y aquí “la permanente lucha contra el terrorismo ocupará un lugar preferente y destacado”

Con posterioridad, y al margen que la cita que mantengan en Madrid el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, el jefe del Ejecutivo viajará al País Vasco en las próximas semanas para mostrar su apoyo más cercano a los votantes del PP y a las víctimas de ETA. La visita de Rajoy está siendo perfilada por Moncloa y la líder de los populares vascos, Arantza Quiroga, después de que ambos concertaran este desplazamiento en su encuentro de la pasada semana en la capital.

Desde el PP vasco enmarcan el gesto de Rajoy en el “diagnóstico compartido” de que “la derrota de la ETA de las pistolas, debe ser también el triunfo de las ideas que han conseguido derrotar a ETA”. En este sentido, subrayan que “el fin de ETA debe estar liderado por quienes han defendido siempre la libertad, no por quienes han justificado políticamente los atentados”.

La no candidatura de Mayor Oreja, la puntilla

Si bien la versión oficial en Génova es que Vox no les quitará votos, sino que peleará con UPyD y Ciutadans por llevarse los ya perdidos, voces internas muestran su preocupación por una fuga de votos en la recta final hacia las europeas. Algo que puede verse agravado si el exministro de Interior y portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, no repite como cabeza de cartel para los comicios del 25-M. De momento, quienes no se sumarán a Vox, según ha podido saber Vozpópuli, son dos mujeres referentes en la defensa de las libertades en el País Vasco: María San Gil, expresidenta de los populares vascos que dejó el partido en 2008, y Regina Otaola, exalcaldesa de Lizarza y actual directora de la Agencia de Reeducación y Reinserción del Menor Infractor en la Comunidad de Madrid.

Por su parte, la líder del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, quien fichó a Otaola para dicho puesto en 2011, cuestionó este lunes que el partido haya dejado escapar a una figura tan importante como Ortega Lara. Con una activa participación en las redes sociales, Aguirre emplazó a la dirección del PP, entendido como el “gran proyecto de centro-derecha llamado a solucionar los problemas de España”, a que “recupere a eminentes militantes como Ortega Lara”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba