El partido de Rivera puede desestabilizar la mayoría del alcalde Maroto

Ciudadanos amenaza la última fortaleza del PP en Euskadi: el Ayuntamiento de Vitoria

Álava es el último reducto del PP en el País Vasco donde controla Vitoria y media docena de ayuntamientos. Una situación que puede variar en las municipales. La irrupción de Ciudadanos puede alterarlo todo. Vientos de cambio.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera EFE

El PP se arriesga a perder su último reducto de relevancia en el País Vasco. Se trata de Vitoria, un núcleo de resistencia frente al nacionalismo imperante y donde en las próximas municipales pueden producirse sorpresas notables. La irrupción de Ciudadanos amenaza con alterar la estabilidad del PP en media España, incluido el País Vasco.

Javier Maroto es el actual alcalde de Vitoria y candidato del PP en la cita de mayo. Se trata de un político joven y muy activo, que ha padecido todo tipo de persecuciones y hostigamientos por su defensa de los dineros públicos en contra de los que viven cómodamente de la ubre de la subvención. Le han tachado incluso de xenófobo, por esa actitud de defensa del erario de todos. Sin embargo, su gestión siempre resulta muy bien valorada. El PP cuanta con nueve concejales en el Consistorio de la capital alavesa, en tanto que PNV, socialistas y Bildu suman seis cada uno.

Hay en el País Vasco un crecimiento de la opción de Ciudadanos en detrimento tanto del PP como del PSE. Un efecto similar a lo que puede ocurrirle a Bildu con la aparición de Podemos

Los sondeos internos amenazan un serio peligro para la continuidad del PP. Hay en el País Vasco un crecimiento de la opción de Ciudadanos en detrimento tanto del PP como del PSE. Un efecto similar a lo que puede ocurrirle a Bildu con la aparición de Podemos. Aparecen nuevos jugadores en la mesa lo que acarreará una mutación en los equilibrios del poder municipal.

Apoyo en la marca

Los analistas insisten en que en unas elecciones locales pesa mucho la gestión y la personalidad del candidato. Pero en el PP alavés consideran que las siglas ejercen un efecto negativo que contrarrestan la buena gestión del alcalde. Pese a que sus candidatos apenas son conocidos, Ciudadanos se apoya fundamentalmente en su marca para hacerse un hueco en las instituciones. Así ha sido en Andalucía y así pretenden que ocurra en el País Vasco. El 'arañazo' que el partido de Albert Rivera puede propinarle al PP amenaza con ser importante. Tanto como para poner en juego su continuidad al frente del Consistorio. También se da por hecho que UPyD, como en otros territorios, padezca un severo retroceso en estos comicios, hasta llevarlo casi a la extinción.

En el cuartel general de los populares vascos existe una enorme inquietud. Se teme que el castigo a la gestión de Rajoy afecte directamente en los resultados del PP en la comunidad. Y muy particularmente, en Vitoria, donde más tienen que perder. Como en tantos lugares, el factor Ciudadanos puede decidir colores de gobiernos, tanto autonómicos como locales. Y en el País Vasco será en Álava donde se perciban más directamente sus efectos. Igual que la aparición de Podemos se advertirá de forma más reseñable en Guipúzcoa, con negativas consecuencias sobre Bildu.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba