Los dos grandes partidos se acercan a una doble campaña electoral con el Pacto de Toledo roto

Gobierno y PSOE a cara de perro por el voto pensionista, el coto menos rentable para Podemos

En el ciclo electoral de un año que arranca hasta las próximas elecciones generales, el PP y el PSOE han empezado a disputarse a cara de perro el voto de más de nueve millones de pensionistas, caladero en el que Podemos faena con mayor dificultad. El Gobierno y los socialistas han mostrado ya su munición en el Congreso.

Pedro Sánchez se dirige a Mariano Rajoy en un reciente pleno del Congreso.
Pedro Sánchez se dirige a Mariano Rajoy en un reciente pleno del Congreso. Europa Press

La de este miércoles no ha sido una interpelación más de las muchas que se debaten cada semana en el Congreso, sino todo un anticipo de la disputa que librarán los dos grandes partidos por el voto de los nueve millones largos de pensionistas en las elecciones de mayo y en las legislativas. El PSOE prepara su artillería con estos argumentos: la congelación de las pensiones decidida por José Luis Rodríguez Zapatero fue un error –“No fue un acierto”, reconoció este miércoles la diputada Isabel López i Chamosa–, pero la situación a 31 de diciembre de 2011 era mejor que la de ahora, pues la Seguridad Social tenía 17.229.921 afiliados, el Fondo de Reserva contaba con 66.815 millones y el déficit era del 0,01% del PIB, es decir, 400 millones de euros. En la actualidad, hay 16,6 millones de afiliados, el Fondo tiene 42.675 millones y el déficit ha alcanzado los 13.000 millones, más de un punto del PIB. El PSOE culpa del deterioro a la reforma laboral del PP.

El PSOE admite por primera vez en público que fue un error de Zapatero congelar las pensiones

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha recordado en el Congreso que el anterior Gobierno socialista ha sido el único que ha congelado las pensiones, rompiendo así el Pacto de Toledo, un acuerdo institucional que va a ser muy difícil recomponer en año electoral. La realidad es que hoy el sistema de pensiones dedica más recursos que nunca, más de 115.000 millones, y que por primera vez la pensión media supera los 1.000 euros mensuales. El recordatorio que hace la ministra tampoco es nada grato para los socialistas: entre 2008 y 2011, se perdieron 3,5 millones de cotizantes. En 2011, el empleo se destruía a un ritmo del 2% anual. Hoy se crea a un ritmo superior al 2,5%. En los gobiernos de Zapatero, se destruyeron más de 300.000 empresas. Durante 2014 se han abierto más de 50.000 nuevas cuentas de cotización de empresa. El futuro, asegura Fátima Báñez, es halagüeño. El año que viene, 13.073 millones de euros entrarán nuevos en el sistema vía presupuestos, porque son las prestaciones no contributivas. Además, no se ha perdido el tiempo porque se han adecuado las bases de cotización, se ha incorporado un nuevo sistema de gestión de bonificaciones y, por primera vez, los empresarios cotizan por todo lo que sus empleados trabajan realmente. También se ha introducido por primera vez algo que se hace en el resto de Europa, que es poder compatibilizar empleo y pensión, de lo que se benefician ya más de 17.700 pensionistas, 14.000 de ellos autónomos.

Podemos, más apoyo entre los jóvenes

Al Gobierno le cuesta hablar de la herencia recibida cuando ya se han cumplido tres años de legislatura, pero los datos le queman en las manos: en la anterior etapa socialista, no solo no se separaron las fuentes de financiación, sino que se metieron al sistema, entre 2005 y 2011, 40.000 millones de euros de cargas impropias, como las prestaciones sanitarias, y, además, en 2008 y 2009 no se hicieron las aportaciones de casi 15.000 millones a la Seguridad Social, pese a que correspondía por ley.

Con esta metralla, los dos grandes partidos ya han hecho sus cálculos electorales y han comprobado que el voto de los nueve millones largos de pensionistas va a ser crucial tanto en los comicios de mayo como en las posteriores legislativas, teniendo en cuenta que Podemos y Pablo Iglesias tienen, sobre todo, simpatías entre la población joven y pueden dejar este caladero abandonado.

Rajoy obtendría ahora el apoyo del 28% de los pensionistas y Pedro Sánchez, del 20%

Las tripas de los últimos barómetros del CIS reflejan que mientras el PP y el PSOE se disputan la hegemonía entre los mayores de 55 años, Podemos sería la fuerza más votada entre los de 18 años y los 54 años. Si se celebraran ahora elecciones generales, Mariano Rajoy obtendría el apoyo del 28% de los mayores de 65 años, mientras que los socialistas rebajarían este porcentaje hasta el 20%. En cambio, Podemos barrería a Rajoy y a Pedro Sánchez entre la población joven, sobre todo la que vive en las grandes ciudades. Los equipos electorales de las dos grandes formaciones ya han elaborado su mapa de maniobras y ahora empiezan a mostrar su munición.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba