Nacional

El Tribunal de Cuentas detecta "incoherencias y descuadres" en la finanzas de Podemos de las europeas

El Tribunal de Cuentas denuncia "incoherencias y descuadres" en las cuentas de Podemos de las pasadas elecciones europeas. Los gastos declarados (138.814 euros) superan los ingresos declarados (114.365 euros). El informe censura la falta de datos identificadores de los donantes de 49.000 euros sobre un total de 114.365 euros.

La cúpula de Podemos en la celebración de su resultado electoral de los comicios europeos del 24 de mayo
La cúpula de Podemos en la celebración de su resultado electoral de los comicios europeos del 24 de mayo EFE

El Tribunal de Cuentas emite un serio varapalo a la proclamada transparencia de Podemos en su informe sobre las elecciones europeas del pasado 24 de mayo: "La contabilidad electoral rendida por la formación política presentas incoherencias formales en los estados financieros formulados, existiendo un descuadre entre los recursos declarados [114.365 euros] y los gastos electorales contraídos [138.814 euros]". Podemos, en suma, gastó más dinero en la campaña electoral del que dijo tener. Sus datos no cuadran. 

¿A qué se refiere el Tribunal de Cuentas con tales incoherencias? El informe lo detalla paso a paso. "La formación no ha declarado entre los recursos empleados para la financiación de los gastos electorales contraídos un importe de 24.565 euros, que corresponden a fondos aportados por el partido, de los que se ha acreditado que proceden de donaciones registradas en la contabilidad ordinaria".

La contabilidad electoral rendida por la formación política presentas incoherencias formales en los estados financieros formulados, existiendo un descuadre entre los recursos declarados y los gastos electorales contraídos

Y los auditores ponen en cuestión el rigor y trasparencia de algunas de sus donaciones, el mal histórico de los partidos españoles señalado por el Tribunal de Cuentas de forma reiterada en cada uno de sus informes sobre contabilidad electoral u ordinaria. "Las aportaciones declaradas por la formación para el proceso electoral por importe de 114.365 euros, corresponden a múltiples ingresos de pequeña cuantía procedentes de personas físicas y jurídicas que el partido ha recibido, en su mayoría, a través de una plataforma de financiación colectiva (crowfunding)".

Los detalles de tal opacidad en las donaciones a Podemos son los siguientes: "De estas aportaciones, existen 57 ingresos, por importe de 886 euros, que incumplen el artículo 126 de la ley [electoral], al no hallarse debidamente identificados con ninguno de los requisitos contemplados en dicho artículo (nombre, dni y domicilio); por otro lado, para un importe de 48.261 euros, falta alguno de los requisitos de identificación contemplados en el mencionado artículo". Esta irregularidad, que afectaba a casi la mitad de las aportaciones, se producía cuando las donaciones suponían apenas 114.000 euros. Hoy superan ya los 800.000 euros.

El Tribunal de Cuentas muestra su inquietud sobre esta fórmula de donaciones de Podemos y por ello reclama que "el sistema de financiación a través de plataformas digitales de financiación colectiva (crowfunding), que se ha utilizado por una formación política, para la obtención de recursos de financiación privada, que no está expresamente contemplado en la legislación actual sobre financiación de partidos políticos, en el ámbito de la actividad electoral ni en el ámbito de la actividad ordinaria, sea regulado cubriendo el vacío legal que existe en esta materia, dadas sus especificidades respecto al medio de captación de los fondos y las dificultades en relación con la identificación de su procedencia que se han manifestado en la práctica".

La cantidad de los donativos de Podemos para la campaña de las europeas adquiere aún mayor dimensión cuando se la compara con la suma de tal concepto de todas las formaciones que concurrieron el 24M: si el partido de Pablo Iglesias ingresó 114.365 euros de aportaciones de personas físicas o jurídicas, el total para todos los partidos fue de 136.960 euros. En suma, Podemos capitalizó la mayor parte de las donaciones privadas y, en buena parte, bajo un manto de cierta opacidad, a tenor del juicio emitido por los auditores del Tribunal de Cuentas.

¿Qué dice Podemos frente a tales anomalías contables? "La formación política en sus alegaciones señala que este aspecto tiene su origen en el diseño del software de la plataforma de crowfunding manifestando su disposición a destinar dichas donaciones a la finalidad que el tribunal establezca". Tal respuesta no satisface al Tribunal de Cuentas: "Sin perjuicio de que se estime que el partido debe implementar los mecanismos necesarios para, en caso de utilizar dicho sistema de obtención de financiación, garantizar el cumplimiento de todos los requisitos de financiación exigidos por la ley, no compete a este tribunal pronunciarse sobre el destino de los fondos obtenidos".

La inspección del alto tribunal pone de relieve otras anomalías: "La formación política ha contabilizado como gasto electoral un importe de 4.617 euros correspondiente a la imputación contable durante el proceso electoral de parte de sus gastos de personal. No obstante, se considera que dicho gasto corresponde a la actividad ordinaria de la formación política al no reunir los requisitos establecidos en el artículo 130. En consecuenc¡a, dichos gastos no han sido considerados a efectos de su financiación mediante subvenciones electorales y, por tanto, no han sido tenidos en cuenta a efectos del límite máximo de gasto".

Tesorería de campaña

El Tribunal de Cuentas ve otro punto susceptible de crítica en las cuentas de Podemos: "A pesar de que la formación política comunicó a la Junta Electoral la existencia de una cuenta bancaria específica para este proceso electoral destinada a la recaudación de fondos, conforme a lo establecido en el artículo 124 de la ley , la mayoría de los ingresos, hasta un total de 102.180 euros, se han recibido en otras cuentas bancarias del partido, lo que supone un incumplimiento de lo contemplado en el artículo 125 de la ley. No obstante, se ha verificado que dichos fondos han sido transferidos a la cuenta corriente electoral desde la que se han efectuado todos los pagos del proceso".

El colofón de tan variadas anomalías es el siguiente: "independientemente de los gastos que no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales y sin perjuicio de las deficiencias que se detallan en los resultados de su fiscalización, de acuerdo con los criterios técnicos aprobados por el Pleno del Tribunal de Cuentas para su aplicación en el desarrollo de la presente fiscalización, según se detallan en la introducción de este informe, no procede la formulación de propuestas de reducción de la subvención electoral que le corresponde percibir a la formación política".

En relación con otros partidos, el informe señala que Coalición por Europa, PP y PSOE también incurrieron en la irregularidad de abonar o ingresar dinero para la campaña a través de cuentas de la actividad ordinaria y no de la cuenta específica abierta para los comicios. Y denuncia que tres formaciones (Coalición por Europa, La Izquierda Plural y Primavera Europea) mantienen obligaciones con proveedores concluido el plazo legal para saldarlas. También denuncia que hay proveedores que han incumplido su deber de informar de que superaron el tope establecido, anomalía que sumó 1848.885 euros. Los gastos totales de los partidos para dichos comicios ascendieron a 37, 4 millones frente a unos recursos declarados de 36,7 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba