Nacional

¿Un partido horizontal? Pablo Iglesias también pilotará la organización interna de Podemos

El eurodiputado presentará un borrador propio sobre cómo debe funcionar el partido. No se abstiene del proceso pese a ser miembro del grupo promotor de la formación. Su proyecto solapará el de Echenique, bien acogido por las bases. Las propuestas de los militantes serán votadas en la Asamblea Constituyente del próximo octubre.

La democracia interna de Podemos vuelve a ser objeto de debate. Esta vez, con los preparativos de la Asamblea Constituyente de otoño de fondo. Dos portavoces de Podemos, Luis Alegre y Lucía Ayala, miembros del equipo de coordinación que se encarga de los pormenores de dicho cónclave, previsto para los días 18 y 19 de octubre, explicaron ayer cómo será el procedimiento que seguirá el partido para definir su estructura organizativa, sus principios políticos y éticos. El punto de partida lo constituyen los borradores técnicos que cualquier miembro de Podemos (inscrito en su censo) puede presentar y que serán sometidos a votación en ese gran encuentro para constituir los nuevos estatutos de la formación.

El único requisito establecido por el equipo de coordinación (lo capitanean Alegre y el eurodiputado Pablo Iglesias) es que cada borrador debe contar con el aval de un círculo (ya hay más de 900 agrupaciones de base). Sin embargo, no se ha fijado ninguna otra cláusula para evitar que algunos borradores más mediáticos --esto es, redactados por cabezas visibles de Podemos-- puedan partir con ventaja de cara la votación sobre otros firmados por militantes menos conocidos. Alegre manifestó que el equipo técnico de la Asamblea (lo forman 26 personas) no va elaborar ni defender ningún borrador, pero sí avanzó que lo harán a título individual algunos de sus componentes. Entre ellos, el propio Pablo Iglesias, cuya propuesta previsiblemente estará avalada por el círculo Complutense y llevará la firma de dos de sus más estrechos colaboradores, Juan Carlos Monedero e Iñigo Errejón. Ambos también cuentan con mayor visibilidad en las estructuras de difusión del partido (televisión, plaza Podemos y redes sociales) para poder exponer los aciertos de esa propuesta.

Así, Pablo Iglesias, desde el propio comité que está organizando todo este proceso constituyente, va a solapar otros borradores que ya estaban teniendo buena acogida entre los simpatizantes de la formación. Es el caso, por ejemplo, del texto formulado por el eurodiputadoPablo Echenique-Robba, científico del CSIC. Su proyecto plantea que Podemos tenga siete portavoces a nivel nacional, en lugar de un único portavoz, tal y como aparece en los estatutos provisionales del partido registrados en el Ministerio del Interior. De esta forma, el liderazgo que parece reservado a Pablo Iglesias se vería reducido. Asimismo, Echenique aboga por una reducción de las competencias del portavoz, cuyas principales funciones en todo caso serían las de representar a Podemos en los eventos públicos, debates o ante la prensa y elevar propuestas directamente a la Asamblea Ciudadana o al Consejo Ciudadano. El eurodiputado fija como principal obligación para la portavocía colectiva que respete las decisiones que se tomen en órganos de mayor participación como la Asamblea Ciudadana o el Consejo Ciudadano.

El texto de Iglesias llevará previsiblemente la firma de Errejón y Monedero, dos de los miembros de Podemos con mayor visibilidad en las estructuras de difusión del partido 

De igual modo, el documento diseñado por el que fuera número cinco de Podemos en las pasadas europeas también se inclina por dar a los círculos "independencia y capacidad de maniobra" y que ellos se pronuncien sobre "los principios que configurarán las relaciones y posibles alianzas pre y post electorales con otras fuerzas políticas y sociales". Esto contrasta con la literalidad de los estatutos provisionales, firmados por la profesora Carolina Bescansa, según los cuales, será el Consejo Ciudadano -el máximo órgano entre Asambleas- el encargado de definir "el procedimiento mediante el cual se elaborarán las listas electorales" y de determinar los requisitos para supuestos pactos con otros grupos de izquierdas.

El borrador de Echenique-Robba, que también recoge ideas del círculo de Zaragoza, establece que los círculos tengan potestad para "posicionarse políticamente respecto de eventos y acontecimientos, gestionar su comunicación tanto en redes como en prensa, o relacionarse y colaborar con colectivos de la sociedad civil y movimientos sociales, entre otras cosas". No obstante, el texto matiza que la independencia de los círculos no debe "rebasar los criterios lógicos de coordinación, coherencia y responsabilidad" que acuerde el partido. 

Choque precedente con Izquierda Anticapitalista

Con esta decisión de Iglesias de presentar su propio borrador se repite lo sucedido ya el pasado junio, cuando el grupo promotor o fundacional de Podemos planteó que la designación del equipo organizador de la Asamblea de otoño debía realizarse mediante lista cerrada de 26 personas. Ello provocó malestar en las bases, principalmente en miembros de Izquierda Anticapitalista, que llegaron a reclamar en un público un proceso de elección más abierto y democrático. Pese a las críticas, Pablo Iglesias presentó su lista y ésta resultó ganadora. No tuvo competencia más allá de la candidatura que formalizó a última hora y con deficiencias el círculo de Enfermeras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba