Nacional

PP y PSOE ordenan a sus altos cargos rehuir el cara a cara con Pablo Iglesias en televisión

No es solo Pedro Sánchez el que prefiere ir a ‘El Hormiguero’ antes que lidiar con el líder de Podemos: un célebre programa de tertulia política prepara un debate en Bruselas y los socialistas solo envían a López Aguilar. Cañete y Valenciano se apartaron súbitamente de otro debate en julio al conocer que participaba el profesor de la Complutense.

Prohibido el ‘cara a cara’ con Pablo Iglesias frente a las cámaras para los altos cargos del PP y PSOE. Siguiendo esta consigna, no solo se eluden debates que están por venir, sino que ya se han producido regates de última hora sin justificación de por medio, protagonizados por dirigentes de la talla de Elena Valenciano, Miguel Arias Cañete y Esteban González Pons, todos ellos eurodiputados, el segundo también candidato español a comisario de Energía y Cambio Climático, muy cuestionado. Las instrucciones de Génova y Ferraz son claras: evitar el debate televisivo con Iglesias porque hay mucho que perder en esas confrontaciones dialécticas.

Públicamente, el único en rechazar el envite del profesor de la Complutense es el secretario general del PSOE Pedro Sánchez, quien dijo la semana pasada tener otras “prioridades”, solo días después de llamar a Sálvame y acudir a El Hormiguero. Pero hay órdenes desde las dos Ejecutivas que alcanzan a todos los altos cargos, empezando por los que ocupan un asiento como eurodiputados en Bruselas por ambos partidos, y continuando por cualquier dirigente de relevancia. Difícilmente se verá en las próximas semanas a César Luena, a Soraya Sáenz de Santamaría, a María Dolores de Cospedal o a Micaela Navarro discutiendo de política delante de una cámara de televisión y frente a un rival llamado Pablo Iglesias.

Hay ejemplos bastante reveladores. Según ha sabido este medio, un conocido presentador de un programa de tertulia política está tratando de organizar un debate a varias bandas en Bruselas, a ser posible con las caras más conocidas de las formaciones españolas con representación europea. Pablo Iglesias, que evidentemente es una de ellas, ha confirmado su asistencia desde el primer minuto. El PP no ha confirmado nada, y el PSOE, tras muchos titubeos, ha decidido enviar finalmente al canario Juan Fernando López Aguilar

Aunque López Aguilar no es precisamente un mal orador (mantiene una educación exquisita) ni tampoco un candidato expuesto a los batacazos electorales que han sacudido al PSOE en los últimos años (obtuvo unos notables resultados en las autonómicas canarias de 2007 y en las europeas de 2009), sí es un dirigente marginado en Ferraz. Teóricamente en el ala izquierda del partido, pasó de encabezar la lista para Bruselas en 2009 al cuarto lugar en 2014. “Con todos nuestros respetos para López Aguilar”, dicen en Podemos, “si él es el designado para debatir, nosotros no enviaremos a Pablo, sino a un eurodiputado de rango similar”.

De situaciones similares, fintas en toda regla para esquivar la presencia de Iglesias, ha tenido noticia Vozpópuli. Es el caso de los debates organizados por la agencia Efe en Bruselas o en el programa Europa 2014 de RTVE, volcado en la actualidad comunitaria. El caso más llamativo ocurrió en julio durante la apertura de la sesión plenaria en Estrasburgo a finales de mes. Estaba prevista la comparecencia de Cañete y Valenciano en el debate de Efe, pero al conocer que el tercero en confirmar su asistencia era Pablo Iglesias ambos anularon súbitamente su participación. Cuando Podemos propuso entonces posponer el enfrentamiento, nadie respondió. Los programas en Efe y RTVE han continuado, sin debate alguno.

La tónica general de rehuir a Iglesias continúa. A los dos programas de tertulia política quizá más conocidos, Mañanas Cuatro y La Sexta Noche, no acuden primeros espadas de las cúpulas nacionales de los dos grandes partidos. Frecuentan los platós Antonio Miguel Carmona (próximo a Tomás Gómez, candidato a la alcaldía de Madrid por el PSM) o Arenales Serrano, diputada popular por Valladolid. “Las encuestas nos sitúan en tercer lugar, a veces en segundo en intención directa de voto. Nos entrevistan medios como TheNew York Times, nos reciben presidentes latinoamericanos, pero también embajadores nórdicos. Creemos que tenemos derecho a un debate con el PP y PSOE”, apuntan en Podemos.

Es verdad que la joven formación se olvida de citar IU, UPyD u otros partidos para estos debates, a pesar de que Iglesias y otras caras conocidas de Podemos han asegurado que no van a hacer política en función de lo que digan las encuestas.

Pedro Sánchez ha rechazado pelear con Iglesias en programas como La Sexta Noche y Salvados (La Sexta, el segundo dirigido por Jordi Évole) o Carne Cruda, que emitirá eldiario.es. Pero no es el único en hacerlo, por lo que se ve. Habrá que ver por cuánto tiempo, ya que todo argumento para ignorar un debate termina por hacerse pequeño. El PSOE siempre recriminó al PP su animadversión hacia los debates: en 2004, Mariano Rajoy, entonces candidato, rechazó enfrentarse a José Luis Rodríguez Zapatero. Diez años después, las tornas han cambiado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba