ARRANCA ESTE JUEVES LA ANTESALA DE LA CITA EUROPEA CON LA TRADICIONAL PEGADA DE CARTELES

Pablo Iglesias, a lo Obama y Clinton: pide dinero por carta a sus simpatizantes para la campaña

El cabeza de lista de Podemos en las elecciones al Parlamento Europeo copia al Partido Demócrata y envía un email de campaña a los seguidores registrados con afán recaudatorio. Al politólogo no le vale con el 'crowdfunding' y recurre ahora a pequeños donantes con nombre y apellidos.

Al más puro estilo del Partido Demócrata estadounidense, la nueva formación que lidera el politólogo y tertuliano Pablo Iglesias ha enviado un email de campaña a sus simpatizantes para que se rasquen el bolsillo. Los promotores de Podemos han hecho números y ven que necesitan dinero para desplegar su artillería propagandística en la campaña de las elecciones al Parlamento Europeo, que arranca esta misma noche.

La misiva, con fecha de este miércoles, lleva por título "Urgencia financiación-Necesitamos tu ayuda". En ella, Iglesias y colaboradores llaman a afrontar el "reto más grande hasta ahora", en alusión a competir con los grandes partidos en el marketing electoral. Y lo hacen con el siguiente mensaje: "Aunque queremos una campaña electoral sin derroches innecesarios, con gastos muy inferiores al del resto de partidos, nos encontramos en una situación difícil para afrontar los gastos necesarios que se avecinan si queremos realmente dar la batalla: actos y mítines en todo el Estado, carteles, propaganda electoral…".

En la misma línea, la formación recalca a sus seguidores que "necesitamos un esfuerzo económico en esta recta final, fundamental para convertir la ilusión en cambio político a favor de la mayoría social". "Cuanto más dinero obtengamos en los próximos días, más lograremos que Podemos sea visible y conocido por la gran mayoría de la población", añade. 

Asimismo, para justificar esta controvertida decisión, que ha causado sorpresa entre sus propios simpatizantes, los autores de la carta recuerdan que "hemos renunciado a la posibilidad de aceptar créditos bancarios ya que queremos preservar nuestra independencia". "Pero precisamente por ello es esencial que todos aportemos lo que nos sea posible a cada uno para financiar esta campaña colectiva", enfatizan.

Además de estas aportaciones a cuenta bancaria (Iglesias se decanta por los servicios de Triodos Bank con Iban EF40, "de modo que podamos ahorrar en gastos de comisiones"), Podemos mantiene abierta la vía del crowfunding para gastos más concretos, algo de lo que también se informa en la misiva.

Sin embargo, esta forma de financiación colectiva que practican otras fuerzas emergentes como Red Ciudadana-Partido X, donde prima el anonimato y el límite de la aportación no es elevado, no resulta suficiente para los intereses de la plataforma de Iglesias.

Podemos se pone en manos de "pequeños donantes", que dejarán nombre y apellidos en su aportación. La misiva destaca que es "importante" que indiquen como concepto de la transferencia para cumplir con la Ley de Financiación de Partidos Políticos. 

El partido del presentador de La Tuerka opta así por una fórmula, la de los "pequeños donantes", que no figura como descartada en los estatutos que registró Podemos en el Ministerio del Interior. La formación dice que "para garantizar nuestra independencia no queremos endeudarnos con la banca ni depender de grandes donantes”. En cambio, sí contempla también como fuentes de financiación tanto "fondos procedentes de préstamos o créditos" como "subvenciones públicas que pudieran corresponderle por ley". Frente a ello, Vox, por ejemplo, ha renunciado a toda ayuda pública para futuras actividades electorales, a excepción de los fondos de funcionamiento de los grupos parlamentarios.

También a pequeños donantes recurrieron en su día tanto el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, como su exrival en las primarias del Partido Demócrata Hillary Clinton. Durante su campaña para la reelección en 2012, el inquilino de la Casa Blanca solicitó por carta a sus donantes que contribuyeran a saldar la deuda, entonces todavía abultada (2.450.000 dólares), del comité que coordinó en 2008 las aspiraciones presidenciales de Hillary.

Con anterioridad, en la disputa de aquellas primarias, la propia Clinton también había remitido una misiva a millones de ciudadanos con el mismo fin. "¿Puedo confiar en que ayudará a nuestra campaña con un regalo de 100 ó 50 dólares? Le prometo que si llego a la Casa Blanca, yo también estaré ahí para ayudarle", aseguraría la exsecretaria de Estado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba