Nacional

Pablo Iglesias publicitaba su TV mientras Rajoy y Sánchez se manifestaban en París

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, no asistió a la manifestación del pasado domingo en París contra los atentados yihadistas por "problemas de agenda", según sus portavoces. Los líderes de PP y PSOE sí acudieron (Sánchez abandonó actos previstos). Iglesias usó el domingo para anunciar su entrevista en La Tuerka

Pablo Iglesias al anunciar la presentación de su libro
Pablo Iglesias al anunciar la presentación de su libro Vozpopuli

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, acudió el pasado domingo a París para manifestarse junto con todos los dirigentes europeos, incluido Mariano Rajoy, contra la barbarie terrorista de signo islamista que había asolado la capital francesa. También desfiló el líder del PSOE y aspirante a la presidencia española, Pedro Sánchez. Este último hubo de retocar toda su agenda para hacer hueco a tal evento. Pero su principal rival español, Pablo Iglesias, alega que no pudo ir por "problemas de agenda" en un fin de semana cuyo acto más destacado por él mismo en su cuenta de twitter fue su entrevista al veterano senador Iñaki Anasagasti (PNV) en La Tuerka, uno de cuyos ejes fue la visión sobre ETA de este histórico nacionalista, que proclama que "su acción armada, su terrorismo, tenía origen y componentes políticos". 

También acudieron a la manifestación de París el líder de IU, Cayo Lara, y el presidente de Cataluña, Artur Mas. Mientras tanto, en París se echaba en falta a uno de los candidatos mejor colocados para gobernar el país. Porque más allá de la apretada agenda de Iglesias, Europa vivía una semana no menos densa y teñida de sangre:

El pasado miércoles, 7 de enero, a mediodía, los yihadistas masacran la redacción de Charlie Hebdo. Doce fallecidos, entre ellos ocho periodistas y dos agentes.

El pasado jueves, 8 de enero, un tercer terrorista mata a una policía.

El pasado viernes, 9 de enero, ese mismo terrorista toma como rehenes a varias personas en una tienda parisina y mata a cuatro de ellos. La policía asalta el establecimiento y acaba con él. Al mismo tiempo, en otra operación policial, mueren los dos yihadistas huidos del asalto a Charlie Hebdo. Todo esto ha ocurrido antes de mediodía.

La vida de Iglesias tiene su propio recorrido

Pero la vida de Iglesias, tras tal masacre, tiene su propio recorrido. Durante el pasado fin de semana, los tuits de Iglesias publicitan su entrevista mientras afirma que el partido ha derivado en su responsable de asuntos internacionales, Pablo Bustinduy, la presencia en París. Mientras las redes ardían ese fin de semana tras la tragedia con frases de condena, los anuncios de Iglesias de su entrevista, que copan buena parte de sus tuits, son los siguientes:

Aparentemente, la grabación del vídeo fue previa a tal fin de semana aunque se emitiera el domingo, horas después de la gran manifestación en la capital francesa. Anasagasti lo ha narrado así: "El pasado viernes 19 subíamos la senadora María Eugenia Iparraguirre y quien esto escribe al piso quinto del edificio de Gran Vía 30 en Madrid. Como referencia teníamos que era la sede del diario digital Público. Y en eso llegó Pablo Iglesias con una gorra que hacía difícil su reconocimiento a la primera. Nos saludamos y recordamos que yo había estado por esos sus lares en dos ocasiones. Una en un debate sobre Venezuela, moderado por él y otro sobre Monarquía o República".

El dirigente del PNV resumía la entrevista con estas palabras: "Y tras el maquillaje al set. Fondo negro, y dos sillas enfrentadas o puestas enfrente, un Pablo Iglesias con camisa desabrochada en el cuello aunque con corbata y el mismo look conocido comenzó dándome las gracias y diciendo que a pesar de las diferencias ideológicas podíamos conversar amigablemente. Y es lo que hicimos durante una hora hablando sobre mis primeros años venezolanos, sobre el chavismo, sobre la política en el Congreso, sobre ETA, sobre nuestra ideología para terminar opinando sobre los jesuitas, el Papa, Arzalluz, Garaikoetxea, Onaindia, Aznar, el rey y personas así".

Me dijo que no era nacionalista vasco, algo evidente, pero que admitía el derecho a decidir de la gente, cosa la cual dicha en la Gran Vía de Madrid tiene su mérito y su novedad"

"Le contesté a su pregunta sobre ETA", explica Anasagasti, "que lógicamente su acción armada, su terrorismo, tenía origen y componentes políticos ya que sus acciones y atentados no salían en las páginas de sucesos y le dije que al PNV no le asusta nada Podemos aunque en este momento den miedo a ciertas gentes porque hemos conocido lo que dan de sí el PP y el PSOE en el poder y que la fórmula está más que agotada. Me dijo que no era nacionalista vasco, algo evidente, pero que admitía el derecho a decidir de la gente, cosa la cual dicha en la Gran Vía de Madrid tiene su mérito y su novedad".

"Y terminó la entrevista brindando por una serie de cosas con una taza de La Tuerka y con el piropo de que la hora se le había pasado en un pis pas. Él estuvo muy amable en toda la entrevista. Creo que la misma se transmitirá por internet. Fue una experiencia interesante", concluye Anasagasti.

Este pasado fin de semana, Sánchez hubo de dejar tirados varios eventos del partido que tenía programados para asistir a la manifestación de París, según han confirmado sus asesores, en alguno de los cuales hubo de ser sustituido in extremis por Patxi López. Lo detalla una de sus personas de confianza: "El sábado estuvimos en Donostia por la mañana en una asamblea abierta y por la tarde otra asamblea en Oviedo, donde nos íbamos a quedar a dormir para el día siguiente viajar a Santander donde teníamos una comida con unos 1000 militantes. Como surgió la manifestación, volvimos desde Oviedo a Madrid (llegamos sobre la 1:30) para coger un avión que despegaba a las 7:30… dormimos unas 3 horas". Ningún estadista europeo alegó problemas de agenda. Tampoco Rajoy.

Sus tuits muestran sus preocupaciones

Pero Iglesias sí excusó su asistencia en su agenda política. Su cuenta de twitter esa semana, tras la tragedia parisina, mostró sus preocupaciones concretas:

El 7 de enero, asalto de Charlie Hebdo, clama "Contra el fanatismo y la barbarie, por la libertad de expresión y en solidaridad con las víctimas de ".

El 8 de enero denuncia la imputación del autor de un video donde se compara al PP con ETA al anunciar su disolución. "La Audiencia Nacional imputa a por este vídeo. No a la censura, Sí a la ".

El 9 de enero hace publicidad de su reportaje: "Este domingo entrevisto en a Iñaki Anasagasti. Aquí un adelanto... Creo que sorprenderá".

El 10 de enero anuncia que no estará en París: "Podemos estará mañana con el pueblo francés en la marcha de París representado por nuestro responsable de Internacional ".

Ese mismo día,10 de enero, informa dónde sí estará una semana después: "El próximo sábado tenemos en Sevilla un gran acto para preparar la manifestación del 31E. ¡Espero veros a todos ahí!".

Al día siguiente, domingo 11 de enero, día de la manifestación, sólo emite dos tuits. Ambos para hablar de su entrevista

Al día siguiente, domingo 11 de enero, día de la manifestación, sólo emite dos tuits. Ambos para hablar de su entrevista, el primero a las 19 horas, después de haber concluido la macromanifestación parisina. "A las 22:30 entrevisto a Síguelo en " Y otro posterior: "Ya podéis ver aquí la entrevista completa con La disfruté".

En otros terrenos no ha tenido Iglesias tantos problemas de agenda. Junto con otros eurodiputados, viajó en septiembre pasado a Palestina, si bien las autoridades israelíes no lo dejaron visitar Gaza.

Allí, se empleó dialécticamente a fondo: "Termina nuestro viaje a Palestina: la situación que hemos visto requiere que la comunidad internacional abandone su equidistancia y actúe urgentemente; tras nuestro viaje a Palestina pedimos a la UE que emprenda acciones contra Israel". Iglesias, alguno de cuyos programas televisivos tiene como soporte la televisión iraní, se ausentó de una manifestación en París a la que, paradójicamente, sí asistieron los máximos representantes de los países enfrentados por tal conflicto en Oriente Medio, Israel y Palestina.

La presidenta del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, tampoco acudió a dicha marcha. Su padre fue más explícito: el eurodiputado y presidente de honor del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, tachó de "payasos" a los manifestantes de París. "Toda esta gente que han marchado bajo la pancarta 'Yo soy Charlie' son en realidad payasos responsables de la decadencia de Francia".

En un domingo en el que casi todos los líderes mundiales quisieron proclamar en París "Je suis Charlie",  el líder de Podemos se quedó en un simple "Je suis Pablo".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba