Nacional

El PP devuelve el 'no' a la investidura de Rajoy enmendando los presupuestos de Artur Mas

El PP ha hecho pagar a CiU el primer peaje por el "gravísimo error" de votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy anunciando en Cataluña la presentación de una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos presentados por Artur Mas para la Generalitar, tal y como adelantó Vozpopuli. Se trata del primer toque de atención ante la decisión de los convergentes de cambiar el pasado día 20 su abstención por un 'no' bajo el argumento de que no habían arrancado ningún compromiso de Rajoy respecto al reclamado pacto fiscal.

El PP ha hecho pagar a CiU el primer peaje por el "gravísimo error" de votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy anunciando en Cataluña la presentación de una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos presentados por Artur Mas para la Generalitar, tal y como adelantó Vozpopuli. Se trata del primer toque de atención ante la decisión de los convergentes de cambiar el pasado día 20 su abstención por un 'no' bajo el argumento de que no habían arrancado ningún compromiso de Rajoy respecto al reclamado pacto fiscal.

Desde Moncloa insisten en su pretensión de intentar mantener una buena relación con todos los Grupos Parlamentarios, especialmente con CiU. Y a ese empeño se dedicarán tanto desde la vicepresidencia política, al mando de Soraya Sáenz de Santamaría, como desde el Congreso con su portavoz parlamentario Alfonso Alonso. La orden del presidente del Gobierno es "buscar apoyos" indicaron fuentes populares, y eso será indispensable a partir del próximo viernes cuando se aprueben las primeras medidas de contención del gasto. Si el Consejo de Ministros de mañana saca adelante su primer Real Decreto de medidas urgentes, el día 11 de enero se deberá proceder en la Cámara Baja a su debate de convalidación y el PP no quiere quedarse solo.

La presidenta de los catalanes populares, Alicia Sánchez-Camacho, anunció ayer la presentación de la enmienda a la totalidad con el objetivo de obligar a CiU a una negociación sobre los aspectos más controvertidos de la misma, esto es, el llamado ticket moderador para cobrar un euro por receta médica; la tasa turística impuesta a los hoteles y el incremento del impuesto de actos jurídidicos documentados.

Explicó Sánchez-Camacho que el ticket moderador "rompe el acceso universal a la sanidad"; que la tasa turística "penaliza" a uno de los pocos sectores que marchan bien en España al tiempo que se expresó en contra del del incremento de impuestos "como camino para salir de la crisis". En todo caso mostró su voluntad para seguir negociando.

Mutua necesidad

CiU necesita perrentoriamente que uno de los Grupos de la Cámara catalana al menos se abstenga para poder sacar adelante sus cuentas para el año que viene. A un escaño de la mayoría absoluta, si todos los partidos de la oposición votan en contra, Artur Mas verá cómo le devuelven los presupuestos lo que abrirá una crisis política de inicierto resultado. La pretensión del PP no es otra que dejar ver a CiU lo delicado de su situación y el grado de dependencia que tiene de sus votos, salvo que los convergentes decidan tejer otras alianzas para garantizar la gobernabilidad. De hecho, CiU anda coqueteando con ERC y hasta con el PSC y hahecho guiños diversos. A los republicanos les ha dado la llamada Ley de Consultas,--que permite convocar referendos sin autorización del Gobierno pero, también, sin carácter vinculante--, mientras que al PP le ha dado el cierre de la 'embajada' de la Generalitat en Argentina.

Es por ello que los populares tampoco quieren tensar la cuerda demasiado y hasta el Govern parece dispuesto a suavizar el ticket moderador, con medidas correctoras para los enfermos crónicos, y la cuota hotelera rebajándosela a los establecimientos de inferior categoría. En cierto modo PP y CiU se necesitan mutuamente, también en el Congreso de los Diputados aunque el PP disponga de la mayoría absoluta. Precisamente se negocia en estos días el reparto de las comisiones parlamentarias y el portavoz convergentes, Josep Antoni Duran Lleida, se ha apresurado a reclamar de nuevo la presidencia de la de Asuntos Exteriores. El también convergente Pere Macía presidía la de Vivienda. CiU quiere hacer valer el peso de sus 16 diputados, frente a los 10 que tenía en la legislatura anterior.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba