Nacional

Oriol Pujol calla ante el juez sobre las presuntas comisiones a un amigo para usar su influencia

El exdiputado de CiU está imputado por cohecho, acusado de cobrar comisiones al empresario Sergi Alsina a cambio de usar su influencia política en varias operaciones en las que le asesoró. Su esposa y Alsina tampoco han contestado al juez.

El ex secretario general de CDC, Oriol Pujol, en una imagen de archivo
El ex secretario general de CDC, Oriol Pujol, en una imagen de archivo EFE

El exdiputado de CiU Oriol Pujol se ha negado este lunes a declarar ante la juez en su tercera imputación derivada del caso de las ITV y se ha remitido a las explicaciones que dio ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en sus dos anteriores interrogatorios, cuando aún tenía condición de aforado.

Según fuentes judiciales, citadas por la agencia Efe, Pujol, que delegó sus funciones como secretario general de CDC a raíz del caso de las ITV, ha sido citado este lunes a declarar como imputado por cohecho y falsificación en documento mercantil, acusado de cobrar comisiones a cambio de usar su influencia política en varias operaciones en las que asesoró a su empresario y amigo Sergi Alsina, entre ellas deslocalizaciones industriales.

La juez cree que el exdiputado convergente cobró entre los años 2008 y 2012 un total de 499.060 euros a través de las facturas que su esposa, Anna Vidal, facturó a la empresa de Alsina por trabajos de asesoramiento que la magistrada considera eran ficticios y que servían para enmascarar los pagos ilegales. 

"Claro que somos inocentes", se ha limitado a decir Oriol Pujol

Por ese motivo, Vidal y Alsina estaban también citados a declarar como imputados ante la titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona, pero igualmente se han negado a contestar a la juez argumentando que ya dieron todas sus explicaciones sobre el asunto en sus anteriores comparecencias ante el TSJC, que investigaba el caso cuando Oriol Pujol era aún diputado convergente y, por lo tanto, aforado.

Primera comparecencia como imputado

De hecho, la de este lunes era la primera ocasión en que Oriol Pujol comparecía como imputado ante la justicia ordinaria, ya que sus dos anteriores declaraciones por la trama de las ITV -por cohecho y tráfico de influencias- las prestó ante el TSJC, la primera de ellas en una maratoniana sesión que se prolongó más de diez horas.

En ambas comparecencias, el exdiputado de CDC acudió al TSJC arropado por la plana mayor de su partido y, tras su declaración ante el magistrada Enric Anglada, atendió a las preguntas de los periodistas. Hoy, Oriol Pujol estaba citado a las 12.30 horas, pero ha llegado a los juzgados poco después de las 09.00 horas -con lo que ha logrado eludir a la mayoría de medios de comunicación- y ha abandonado el edificio sin atender a la prensa, a la que sólo ha dicho que no tenía nada más que decir.

Ante las insistentes preguntas de los periodistas sobre si él y su esposa son inocentes, el único hijo del expresidente de la Generalitat que se dedicó a la política ha añadido un lacónico "claro que lo somos", mientras se disponía a subirse a la moto que lo ha llevado a los juzgados.

No aportarán más documentos

En declaraciones a los periodistas, su abogado, Xavier Melero, ha asegurado que Oriol Pujol y su esposa se han remitido a las declaraciones que en su día prestaron ante el TSJC porque, según su versión, en las conversaciones telefónicas intervenidas que dieron lugar a la causa principal ya figuraban hechos relacionados con la nueva imputación por cohecho.

La juez cree que Oriol Pujol cobró supuestamente comisiones ilegales por hacer gestiones ante cargos de la Generalitat

Melero ha afirmado que no tiene previsto presentar ante la juez ninguna documentación acreditativa de la solvencia de los trabajos de asesoramiento que Anna Vidal facturó a Sergi Alsina, como hizo cuando el TSJC empezó a investigar si Oriol Pujol había cobrado comisiones del empresario a través de su esposa.

En esa ocasión, los documentos aportados por Vidal y Alsina para justificar esos trabajos -de los que dijeron no existía ningún contrato firmado- no convencieron al juez instructor, que les reprochó que la defensa aportara "meras notas manuscritas" para intentar justificar la labor de la esposa de Pujol.

Comisiones ilegales

La juez cree que Oriol Pujol cobró supuestamente esas comisiones ilegales por hacer gestiones ante cargos de la Generalitat -entre ellos el propio presidente, Artur Mas, y responsables del Departamento de Industria- en beneficio de las operaciones en que intervenía como asesor Sergi Alsina.

Entre esas operaciones, figuran las negociaciones para la venta de Sharp en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), la creación de un parque de proveedores de Seat en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) o la deslocalización de las plantas de Yamaha y de Sony. En declaraciones a los medios, el abogado de Oriol Pujol ha admitido que el exdiputado de CDC hizo gestiones en relación a algunos de esos proyectos, pero por el "interés político" de los mismos, y nunca recibió comisión alguna. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba