Nacional

El alcalde de CiU, detenido por el megafraude del IVA ocultaba el dinero en Marruecos y Andorra

Los más de 100 millones de euros obtenidos por la trama del político tras eludir el pago del impuesto en la compraventa de hicrocarburos realizaba un largo 'viaje' para su blanqueo que se iniciaba en Hong Kong y acaba en el país magrebí y el Principado. 

El perjuicio económico, en España. El millonario beneficio, a buen recaudo en el extranjero, aunque no muy lejos de 'casa'. La Operación Walkers de la Guardia Civil que ha permitido destapar un fraude de más de 100 millones de euros en el pago del IVA en la venta de hidracarburos ha sacado también a la luz la compleja trama de blanqueo utilizada por los cabecillas para poner a salvo los pingües beneficios obtenidos. La red, presuntamente dirigida por Josep María Torrens, alcalde de Santa María de Miralles (Barcelona) y presidente de la principal empresa de la trama, Petromiralles, sometían al dinero a un largo 'viaje' que se iniciaba siempre en entidades bancarias de Sevilla y que, tras pasar por Hong Kong, acababa finalmente a buen recaudo en Andorra y Marruecos.

El fraude de la compleja trama desmantelada por la Unidad Central Operativa (UCO) se iniciaba en el pequeño cantón suizo de Zug, donde la organización contaba con un broker encargado comprar en origen los hidrocarburos. Una vez adquirido legalmente, el petróleo era trasladado a depósitos fiscales en España donde ya entraban en escena un grupo de empresas 'pantalla' a nombre de testaferros que se encargaban de similar diferentes operaciones de compraventa con las que ocultar el fraude del IVA con la elaboración de diferentes facturas falsas. Finalmente, la gasolina era ofertada a pequeños distribuidores a precios por debajo del precio de la competencia.

El beneficio obtenido con el fraude acababa en un primer momento en cuentas bancarias a nombre de estas sociedades 'fantasmas' en entidades bancarias de Sevilla, de las que era sacado en metálico por los propios testaferros, algunos residentes en Sevilla y otros en Barcelona y que se desplazaban a la capital andaluza para iniciar la ocultación del dinero. En un primer momento, los billetes eran ocultados en cajas fuertes en el domicilio de los propios hombres de paja para, una vez reunida una cantidad elevada -el momento de la detención se intervinieron más de 1 millones de euros y miles de dólares en billetes-, comenzar su viaje internacional para ser blanqueado. La primera escala era Hong Kong, donde el dinero llegaba o bien por transferencias tras similar operaciones mercantiles falsas o bien físicamente, con una multitud de viajes de los integrantes a esta ciudad china con el dinero oculto en el equipaje.

La trama blanqueaba cerca de 250.000 euros al día por fraude en el pago del IVA en la venta de hidracarburos

Una vez allí, la trama tenía 'contratados' los servicios de una organización especializada en lavar dinero blanco que comenzaba a moverlo por empresas de diferentes países y que incluía sociedades de Dubai, Jordania y las islas Seychelles para acabar finalmente en Marruecos y Andorra, según detallaron a este diario fuentes conocedoras de las investigaciones. Las pesquisas se dirigen ahora, precisamente, a desentrañar esta última maraña, para lo que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, que dirige las pesquisas, ya ha remitido diversas comisiones rogatorias.

Un despacho de abogados clave en la trama

Lo que el Grupo de Delitos Económicos de la UCO sí da por desmantelada es la trama nacional, en la que participaban 15 empresas, cinco de ellas 'fantasmas', y en la que jugaban un papel clave la empresa matriz presidida por el alcalde de CiU, Petromillas, y un despacho de abogados de Barcelona, Bufete Orfisa. El principal responsable de éste, José María Talarn, es señalado por la investigación como el presunto cerebro en la creación de la estructura empresarial de la trama. Talarn, que también tenía despacho abierto en Sevilla, el otro epicentro de la red delictiva, había llegado a ofrecer a otros empresarios del sector entrar en el megafraude del IVA. La organización llegaba a defraudar 250.000 euros al día y, hasta ahora, se ha detectado que llevaba operando dos años.

Hasta el momento, hay 17 detenidos, entre ellos el abogado catalán, el alcalde de CiU y el hermano de éste, Pere Torrents, responsable de logística de Petromiralles. Aunque la mayoría de los arrestos se ha producido en la provincia de Barcelona, también ha sido detenidas tres personas en Sevilla, otra en Gerona, otra en Málaga y una más en Cádiz. Todos ellos están acusados de los delitos de organización criminal, blanqueo, contra la Hacienda Público y contra el mercado y los consumidores. Además, los agentes ha realizado 15 registros y han intervenido 102 vehículos, algunos de ellos de alta gama, 24 propiedades inmobiliarias y más de cien cuentas corrientes. Al político nacionalista también se le intervino una pistola y abundante munición pese a no tener licencia de armas. A los arrestados también se les intervino 1 millón de euros en metálico y gran cantidad de dólares que la organización tenia ocultos en siete cajas fuertes y que estaban a punto de remitir a Hong Kong para que iniciara el largo viaje que debía lavarlo antes de regresar a Marruecos y Andorra.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba