OPERACIÓN NEHAR

La red autora del fraude del gasoil comercializó 20 millones de litros a través de 47 gasolineras

Las nueve tramas desarticuladas operaban en 11 comunidades autónomas y han defraudado más de 5,5 millones sólo en el Impuesto de Hidrocarburos. La Guardia Civil ha detenido a 98 personas en 24 provincias.

Una de las gasolineras inspeccionadas por la Guardia Civil
Una de las gasolineras inspeccionadas por la Guardia Civil Guardia Civil

Nueve tramas diferentes y perfectamente organizadas. Millones de litros de gasoleo agrícola y de calefacción 'falsificado' para ser vendido para coches y camiones. Y una amplia red de gasolineras a través de la cual comercializar un combustible que, en algunos casos, había sido adulterado hasta en un 50 por ciento. La 'Operación Henar', realizada por la Agencia Tributaria y la Guardia Civil, ha permitido detener a 98 personas como presuntas integrantes de una macrored dedicada al fraude de hidrocarburos que operaba en once comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia Navarra y Comunidad Valenciana). Sólo en el impuesto específico de gasolinas, lo defraudado por esta red desde 2011, cuando se iniciaron las pesquisas, supera los 5,5 millones de euros, aunque el importe final será mucho más elevado, según reconocieron ayer responsables de Hacienda. De hecho, las primeras estimaciones cifran en 20 millones de litros el gasoil fraudulento que comercializaron. Para ello contaban con 47 gasolinera repartidas por toda España que ofertaban el gasoil fraudulento a un precio 'irresistible'. La Agencia Tributaria rechazó detallar cuáles eran tras alegar que el juez que instruye el caso ha decretado el secreto de sumario.

El combustible adulterado causaba problemas de motor a los vehículos que lo utilizaban. Los camiones de la trama nunca repostaban en las gasolineras que lo vendían

La operación se inició en 2011, cuando el Servicio de Inspección de Aduanas detectó en la localidad toledana de Yuncos una planta de tratamiento en la que presuntamente se 'lavaba' gasoil inicialmente destinado a calefacción y actividades agrarias (más barato) para modificar su color y venderlo como de locomoción. Las pesquisas permitieron detectar un red de empresas que adquirían este combustible barato y luego simulaban su venta a empresas 'fantasmas' en Francia, aunque en realidad lo que habían era transformarlo para comercializarlo a través de gasolineras o directamente a empresas de transportes. La Guardia Civil descubrió también que al frente de las diferentes mercantiles implicadas se repetían los nombres de los mismos empresarios, entre ellos el de uno que hace escasos años ya fue detenido por cometer un fraude similar.

A partir de ese momento, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil iniciaron una investigación que ha permitido desmantelar las nueve tramas existentes, algunas de las cuales cubrían todas las fases del fraude, desde la adquisición del combustible y aduleteración hasta su transporte y puesta en venta a través de gasolineras propias. Otras, sin embargo, tenían capacidad sólo para participar en determinadas actividades delictivas, aunque las nueve tenían conexiones y colaboraban entre sí. Así, los agentes ha determinado la participación de 138 personas, de las cuales 98 ya han sido detenidos. Entre ellos hay 37 tritulares de establecimientos dedicados a la producción, distribución y comercializacón al por mayor de hidrocarburos, y 13 transportistas. No obstante, la operación continúa abierta y 

104 empresas implicadas

También se han localizado una fábrica de biodíesel y nueve centros donde supuestamente se transformaba el gasoleo para su posterior venta. Además, se han intervenido 104 sociedades supuestamente implicadas y se han clausurado las 47 estaciones de servicio a través de las cuales se comercializaba el gasoil fraudulento a sabiendas de que lo que vendían era combustible 'blanqueado'. Según han explicado este viernes los responsables de la operación, estas gasolineras comercialzaban el producto a un precio sensiblemente inferior al de otras estaciones de la zona, algunas de las cuales terminaban adquiriendo también combustible fraudulento a las tramas para no seguir perdiendo clientes. Uno de los mandos de la UCO ha reconocido que algunos usuarios de estas gasolinera terminaron teniendo problemas mecánicos, precisamente, por alto nivel de adulteración que llevaba a duplicar el volumen del combustible con el añadido de aceites y otras sutancias. "Es llamativo que los camiones que utilizaba la trama nunca repostaban en sus gasolineras", ha destacado el comandante Antonio Balas.

Durante la operación, la Guardia Civil ha realizado también 52 registros de domicilios de los implicados y de empresas, donde se ha localizado gran cantidad de documentación en soporte físico e informático realizado con el fraude, además de 1,2 millones de euros en efectivo. Además, se han intervenido 331 vehiculos, 128 inmuebles y un elevado número de cuentas y activos financieros con "millones de euros", según destacaron los responsables de la investigación. Además, las pesquisas han permitido determinar la implicación de algunas de las tramas en el tráfico de drogas, a una de las cuales se le interceptó una alijo de cocaína hace sólo unos meses. Un delito más a sumar a los que ya les adjudican de estafa, contra la Hacienda Pública, falsedad documental y asociación ilícita por el fraude del gasóleo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba