Nacional

Anticorrupción investiga a Oleguer Pujol por posible blanqueo de unos 3.000 millones de euros

La Fiscalía ha abierto diligencias para investigar la compra de tres sedes históricas de Prisa por 300 millones y de 1.152 sucursales del Santander por 2.084 millones, además de otras inversiones. La UDEF cree que devuelve con dinero oculto los créditos otorgados para estas inversiones. 

El matrimonio formado por Jordi Pujol y Marta Ferrusola
El matrimonio formado por Jordi Pujol y Marta Ferrusola Europa Press

La familia Pujol Ferrusola sigue en el punto de mira de las investigaciones policiales para encontrar el origen del dinero escondido en paraísos fiscales. Ahora es Oleguer Pujol quien está siendo investigado por Anticorrupción, que ha abierto diligencias por un posible delito de blanqueo de dinero después del informe de la Policía que analiza la compra por parte del hijo pequeño del expresidente catalán de tres sedes históricas de Prisa -dos en Madrid y una en Barcelona- por 300 millones y 1.152 sucursales del Santander por 2.084 millones, además de otras inversiones, que incluirían 105 oficinas de Bankia y adquisiciones en Canarias, Melilla y Portugal, según una información que publica el diario El Mundo

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sospecha que el menor de los Pujol devuelve con dinero oculto en paraísos fiscales los créditos que se le concedieron para llevar a cabo estas inversiones, una cifra que rondaría los 3.000 millones de euros en operaciones inmobiliarias en España a través de las compañías Mare Nostrum, Drago Capital, Drago Real Estate Partners, Samos y Longshore. 

Las inversiones incluían la adquisición de las tres sedes de Prisa -las de Gran Vía y Miguel Yuste en Madrid y la de la calle Caspe en Barcelona-, que supusieron unos 300 millones de euros y se realizó mediante leaseback, una fórmula que permite comprar un inmueble y alquilarlo posteriormente a quien lo acaba de vender. Del mismo modo se hizo con las 1.152 sucursales del Banco Santander por 2.084 millones y con las 105 oficinas de Bankia, según informa el diario, que apunta a que le concedieron los créditos en 2007 y 2008 sin poner ninguna pega pese a no ser alguien con excesivos recursos económicos. 

Oleguer Pujol ya salió a la palestra en febrero de 2013 cuando se supo que había aprovechado la amnistía del ministro de Hacienda para regularizar 3,1 millones de euros que mantenía escondidos en paraísos fiscales. El benjamín de los Pujol, considerado como el más listo, preparado y sensato, asumió el control de las finanzas familiares después de los conflictos generados por Jordi Pujol Ferrusola por su complicado carácter. Oleguer, que reside en Madrid para pagar menos impuestos -la comunidad tiene un tipo marginal máximo del 51,5% mientras que la Generalitat cobra el 56%- se encarga de la rama europea del negocio de la familia, la más grande, mientras que Jordi jr lo hace en América Latina. Los escondites del dinero estarían situados en Jersey y Guernsey, destino elegido por los milmillonarios británicos, franceses y rusos, según El Mundo

Ahora que la Policía y Anticorrupción han intensificado las investigaciones para analizar el patrimonio de la familia del expresidente catalán, que según el diario procede del cobro sistemático de comisiones ilegales por adjudicar obras y servicios durante los 23 años que Pujol presidió la Generalitat, las cuentas de todos los hijos están siendo miradas con lupa. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba