Nacional

Roser Palau, primera fallecida española del terremoto de Nepal

La catalana de 37 años salió dar una vuelta sola, a primera hora de la mañana del día del terremoto, por el valle de Langtang, donde se encontraba haciendo senderismo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado este martes el fallecimiento de una española a consecuencia del terremoto en Nepal, lo que ya ha sido comunicado a la familia. Se trata de Roser Palau, de 37 años, que se encontraba haciendo senderismo en el valle de Langtang, según ha confirmado a Xavier Godàs, alcalde de Vilassar de Dalt (Barcelona), población en la que residía, informa la agencia Efe.

La repatriación del cuerpo tendrá lugar "a la mayor brevedad posible", ha informado en un comunicado el departamento que dirige José Manuel García-Margallo. La nota confirma el fallecimiento a causa del terremoto del pasado día 25, pero no informa de la identidad de la víctima.

El primer edil de Vilassar de Dalt ha explicado a Efe que esta mañana el padre de Roser, también residente en la localidad barcelonesa, confirmó al ayuntamiento que se había localizado el cadáver de su hija. "No sabemos aún las circunstancias en las que se produjo el fallecimiento", explicó Godàs, que se remitió a un próximo comunicado del ayuntamiento en cuanto tengan más información sobre el suceso.

El padre de la víctima, Roser Palau, explico a Efe el pasado domingo que su hija se encontraba en el valle de Langtang y que el día del terremoto salió a las 7.30 a dar una vuelta por la zona porque no quería ir en grupo. También recordó que un día antes mandó un correo electrónico diciendo que estaría unos días en una zona de montaña sin cobertura, y que desde entonces no habían sabido nada más de ella.

Ocho españoles desaparecidos

Los equipos de rescate han hallado en los últimos días los cuerpos de un centenar de personas en el parque nacional de Langtang, muy popular entre los senderistas y una de las zonas más afectadas por el terremoto que devastó Nepal, ya que el seísmo desencadenó gigantescas avalanchas. El operativo de rescate desplegado en el valle, en la frontera de Tíbet, ha continuado durante todo el día de hoy. No obstante, a causa de una fuerte tormenta en la zona, que amenaza la estabilidad del terreno y pone en riesgo la seguridad de los efectivos, la operación ha tenido que suspenderse temporalmente.

Ocho ciudadanos españoles que se encontraban en la zona cuando se registró el seísmo permanecen en paradero desconocido.

Este miércoles se incorporarán a la búsqueda otros siete guardias civiles, que trabajarán además con el apoyo de 46 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Este equipo lleva consigo seis perros rastreadores y material de apoyo para llevar a cabo un operativo que permitirá cubrir las zonas más afectadas, concentrándose especialmente en Langtang. Además de Palau, otros seis españoles se encontraban en Langtang: el aragonés Mixel Pizarro, la cántabra Isabel Ortiz y los asturianos Sabino Fernández, Jesús Monteirín, Egidio García y Ángel Hernández Muñiz.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba