POLÉMICO CAMBIO EN LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Interior baraja aprovechar la jubilación de cuatro mandos policiales para relevar al jefe de la UDEF

El actual responsable de la unidad que investiga los casos Gürtel y Bárcenas es el principal candidato a ser el nuevo jefe superior de Policía en Galicia en un movimiento a varias bandas en la actual estructura regional del CNP.

El ministro del Interior, durante la sesión de control al Ejecutivo del pasado martes en el pleno del Senado.
El ministro del Interior, durante la sesión de control al Ejecutivo del pasado martes en el pleno del Senado. EFE

El Ministerio del Interior cree haber encontrado finalmente la 'excusa' para relevar sin levantar polvaredas mediáticas al actual máximo responsable de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), el grupo policial que se encarga, entre otras investigaciones, de los casos Gürtel y Bárcenas. El departamento que dirige Jorge Fernández Díaz baraja aprovechar la jubilación de cuatro jefes superiores de Policía para realizar un movimiento a varias bandas de mandos que puede amparar la salida del comisario Manuel Vázquez del grupo que lucha contra la corrupción para enviarlo con un ascenso como la máxima autoridad policial a Galicia. Así lo han confirmado a este diario diversas fuentes, que detallen que el cambio cuenta con el visto bueno del propio afectado, que en los últimos meses se ha quejado en privado de las numerosas presiones recibidas por el contenido de los informes que sus subordinados remitían al juez Pablo Ruz. Una 'táctica' similar ya fue utilizada por Interior en octubre para proceder al cambio del que era comisario general de Policía Judicial y, por tanto, jefe directo del propio Vázquez, el comisario José García Losada. Entonces, su cese fue camuflado como un ascenso a un puesto burocrático dentro de una remodelación que afectó a otros siete comisarios

Entre los puestos que quedarán vacantes está la Jefatura Superior de Policía de Galicía. El propio comisario Vázquez ha dado su visto bueno a ser nombrado para dicho cargo, que supone un ascenso

Ahora, esa amplia remodelación viene motivada por el relevo de cuatro jefes superiores que han alcanzado la edad de jubilación. Se trata de los máximos responsables del Cuerpo Nacional de Policía en Castilla y León, La Rioja, Andalucía Occidental y Galicia, los comisarios Jesús García RamosManuel Álvarez, Miguel Rodríguez Durán y Jaime Iglesias. Para sustituirlos, Interior tiene pensado hacer numerosos movimientos a varias bandas que suponen también el cambio de destino para otros mandos policiales en activo y de algunos de los nuevos comisarios principales que han concluido recientemente el curso de ascenso. Así, el puesto en Castilla y León será previsiblemente ocupado por el actual jefe Superior en Cantabria, Manuel Peña Echevarria, mientras que el hueco que deja éste pasará a ser ocupado por el actual comisario provincial de Alicante, Enrique Durán. Para La Rioja, Interior ha pensado en el máximo responsable policial en Melilla, el comisario Ángel Riesco, mientras que el lugar de éste será ocupado por el comisario provincial de Valladolid, José Ángel González Jiménez. Para el puesto de jefe superior de Andalucía Occidental aún no han transcendido ningún nombre. 

También queda por conocer quién ocupará la máxima responsabilidad en Galicia. Es aquí donde varias fuentes policiales consultadas, entre ellas altos cargos de la propia Dirección General, no dudan en señalar que el nombre que maneja Interior en estos momentos es, precisamente, el del comisario Manuel Vázquez, actual jefe de la UDEF. El propio Vázquez ha mostrado en su entorno más cercano su deseo de ocupar este puesto, que supondría un ascenso en el escalafón policial y el regreso a su tierra natal. No obstante, estas mismas fuentes policiales recalcan que la orden oficial para el cambio de destino aún no está firmada y que, aunque cuenta con el visto bueno de los máximos responsables políticos y policiales de la propia Dirección General, el Ministerio del Interior tiene la última palabra. "No es la primera vez que una decisión de estas características cambia a última hora precisamente por que se filtra a la opinión pública", señalan.

Los relevos frustrados de noviembre

La salida del comisario Vázquez de la unidad contra la corrupción se daba por hecha a finales del pasado mes de noviembre, cuando el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, sacó a concurso "de libre designación" (a dedo) las jefaturas de las cuatro brigadas de la unidad. Aunque en aquella relación el puesto de máximo responsable de la UDEF no estaba entre los que se iban a renovar, el hecho de que sí figurara el de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) disparó los rumores de que el propio comisario pediría este destino ya que había sido anteriormente jefe de la brigada predecesora dedicada a la lucha contra el ciberdelito. De este modo, hubiera dejado manos libres a Interior para nombrar un nuevo jefe de la UDEF. Sin embargo, la plaza de máximo responsable de la UIT quedó finalmente vacante.

Desde el pasado verano, en la Policía se daba por hecha la salida del comisario Vázquez de la UDEF. Se llegó a hablar de su vuelta al grupo de lucha contra la ciberdelincuencia que ya había dirigido

Ya entonces, el propio Manuel Vázquez reconocía a su círculo más próximo las enormes presiones que en los últimos meses había recibido y que hasta aquel momento había sorteado gracias al apoyo, entre otros, del que hasta mediados de octubre fue su jefe director, el comisario general de Policía Judicial, José García Losada. La caída de éste, en una decisión que levantó críticas desde la oposición parlamentaria porque era el tercer mando en dicho puesto en sólo dos años, parecía abocar al jefe de la UDEF a plantearse seriamente su continuidad. De hecho, el verano anterior ya habían circulado rumores de que iba a ser cesado junto a su superior, una decisión que finalmente frenaron desde Moncloa para evitar precisamente el revuelo mediático de la medida en pleno auge del 'caso Bárcenas'. La llegada del nuevo comisario general, Santiago Sánchez Aparicio, no pareció haber cambiado su situación, pese a que, como apuntan fuentes policiales, entre ambos mandos policiales existe "una estrecha relación de amistad".

De hecho, en noviembre el propio Fernández Díaz defendía en los pasillos del Congreso a preguntas de los periodistas que el máximo responsable de la Policía Judicial podía realizar los cambios que considerase oportunos en las unidades bajo su responsabilidad para crear "su propio equipo de trabajo". El ministro, no obstante, quiso desmarcarse de los posibles relevos al asegurar que éstos se producirían siempre bajo la "absoluta autonomía" del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y del comisario Sánchez Aparicio. Sin embargo, el revuelo mediático que se armó cuando se conoció la intención de Interior de cambiar a cuatro jefes de brigada de la UDEF 'a dedo' llevó finalmente al Ministerio a dar marcha atrás y confirmar en sus puestos a todos ellos. También entonces decidió aparcar el traslado del comisario Vázquez a la UIT. Ahora, sin embargo, el equipo de Jorge Fernández Díaz cree llegado el momento de su relevo. Considera que la jubilación de cuatro jefes superiores de Policía y su ascenso le permite presentar ante la opinión pública su salida de la unidad que investiga los casos Gürtel y Bárcenas de modo 'aceptable'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba