EL PROBLEMA DE LA FRONTERA SUR DE EUROPA

Interior gasta y gasta para blindar Ceuta y Melilla: ahora 800.000 euros en 6 barcos y 3 'gadgets'

La Guardia Civil compra seis embarcaciones semirrígidas, dos detectores de latidos y un 'kit' portátil de detección por sonda para evitar la entrada de inmigrantes irregulares a través de las dos ciudades norteafricanas.

Imagen de uno de los asaltos masivos de inmigrantes a la valla de Melilla.
Imagen de uno de los asaltos masivos de inmigrantes a la valla de Melilla.

No sólo con vallas se combate la inmigración irregular. Después de anunciar el gasto urgente de 2,1 millones de euros para reforzar el perímetros fronterizo de Ceuta y Melilla con mallas antitrepa, el Ministerio del Interior ha dado luz verde al desembolso de otros 780.036 euros para la adquisición de otros dispositivos con los que evitar la continua llegada de 'sin papeles' a las dos ciudades norteafricanas. Así, ha autorizado en los últimos días la adquisición de seis embarcarciones semirrígidas para la Guardia Civil que deberán patrullar las aguas del Estrecho para evitar las entradas vía marítima, así como la de dos sistemas de detección de latidos y un 'kit' de inspección por sonda para detectar la presencia de clandestinos en los vehículos que a diario cruzan la frontera de las dos localidades norteafricanas.

Interior justifica las nuevas adjudicaciones con que Ceuta y Melila son "puntos críticos en lo que respecta a cruzar ilegalmente la frontera" 

La parte más importante del desembolso se la llevan las seis nuevas embarcaciones, en las que Interior invertirá 627.770 euros. Según refleja el pliego técnico, éstas irán destinadas al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) del Instituto armado y se repartirán entre las localidades de Ceuta, Algeciras, Málaga, Almería, Cartagena y Alicante. Su misión será "vigilar y controlar el mar territorial sur de España en lo relativo a la inmigración irregular". Para ello, cada una de ellas tendrá casi 9 metros de eslora, contará dos motores de 4.900 centímetros cúbicos y podrá trasportar a tres agentes y una quincena de pasajeros más.

En el escrito de licitación, Interior justifica su compra en la necesidad de complementar al resto de "medios acuáticos desplegados en las citadas costas" con el objeto de conseguir "una actuación rápida y eficaz contra la referida inmigración" ya que se considera que las que se pretenden adquirir están "más adaptadas al entorno que las que se disponen actualmente". El departamento de Jorge Fernández Díaz pretende que dos de las embarcaciones sean entregadas antes de finalizar el próximo mes de julio y las cuatro restantes en noviembre. Las dos primeras serán las destinadas, precisamente, a Ceuta y Algeciras. La empresa adjudicataria ha sido Eduardo Onieva SA, una sociedad madrileña especializada en el "suministro de equipos de intendencia para salvamento y supervivencia terrestres, marítimos y fluviales".

En funcionamiento desde 2000

En los dos sistemas de detección de latidos, Interior gastará 126.500 euros. Uno de ellos se destinará a Ceuta y el segundo, a Melilla. Con ellos, la Guardia Civil pretende detectar la presencia de personas ocultas en vehículos gracias a las vibraciones que produce el corazón. Esta tecnología es capaz de discriminar los humanos de los de animales, a la vez que señala la zona del vehículo donde está el inmigrante oculto. Este sistema, que funciona como un pequeño sismógrafo, no es nuevo en la lucha contra la entrada clandestina de 'sin papeles'. De hecho, dos de estos equipos ya funciona en Algeciras desde el año 2000 para controlar el medio millar de camiones que cada día cruzan el estrecho para entrar en la Península. Cerca del 80% de los vehículos pesados que llegan al puerto gaditano son sometidos a este peculiar registro que ya ha permitido localizar inmigrantes ocultos dentro de un colchón o en la estructura del asiento del conductor.

Los sistemas de detección de latidos ya se utilizan en Algeciras desde el año 2000 para buscar inmigrantes ocultos en los camiones que llegan al puerto

En el escrito de caracterísitcas técnicas, Interior justifica la adquisición de ambos 'gadgets' con que Ceuta y Melilla son actualmente "puntos críticos en lo que respecta a cruzar ilegalmente la frontera". Y recuerda que gran parte del incremento de las entradas de 'sin papeles' en nuestro país en el último año se produjo, precisamente, en ambas ciudades norteafricanas. "Así está claro que los medios utilizados en esta área no son suficientes y deben ser reforzados", añade antes de recalcar la existencia de "grupos organizados dedicados al tráfico de personas con ánimo de lucro". Según recoge este documento, cada uno de estos ingenios podrá analizar doce vehículos a la hora y su fabricación ha sido adjudicada a la empresa Geónica SA, una veterana firma madrileña especializada en la fabricación, entre otros ingenios, de sismógrafos.

Esta misma empresa es la que se encargará también de sumunistar un 'kit' de inspección portátil por sonda a la Guardia Civil de Melilla. Un 'gadget' que le costará a las arcas públicas 25.766 euros y que tiene como objetivo principal también el registro de vehículos de todo tipo para la detención de intrusos y mercancía prohibida en habitáculos ocultos. Como en el caso de los sistemas de detección de latidos, la adquisición se hará con cargo al "fondo de fronteras exteriores". Ya el pasado mes de septiembre, Interior adquirió otros tres de estos ingenios para los puertos de Algeciras y Almería. Entonces, invirtió cerca de 100.000 euros.

Mallas 'antitrepa'

Las nuevas adquisiciones se producen un momento en el que los asaltos masivos a las vallas perimetrales de ambas ciudades norteafricanas se suceden. El pasado jueves, de los cerca de 700 'sin papeles' que lo intentaron, los consiguieron 145. Ante esta continua avalancha, el Consejo de Ministros ya aprobó el pasado 25 de abril por el procedimiento de emergencia acometer obras de refuerzo en los sistemas fronterizos de Ceuta y Melilla por un importe de 2,1 millones de euros. La mayor parte de ese dinero irá destinado a instalar las llamadas mallas 'antitrepa' en las vallas de ambas ciudades.

En concreto, el Gobierno invertirá 1,3 milones en Melilla y cerca de 800.000 euros en Ceuta para colocar dichos enrejados que deben impedir que los inmigrantes irregulares se encaramen, como hasta ahora, a lo alto de las vallas. Así, se instalarán 15.502 metros lineales en la primera de las ciudades y 7.450 en la segunda. Además, en esta última se colocarán rejas hidráulicas bajo el puente de El Tarajal para impedir el paso de personas. En Melilla también se eliminará "el fleje abatible de la parte superior del vallado exterior", utilizado ahora por los inmigrantes para permanecer encaramados durante horas en lo alto del perímetro fronterizo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba