LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Guardias civiles cargan contra Fernández Díaz por no felicitar a la UCO tras la 'Operación Púnica'

Critican que tres semanas después de la detención de Granados, su socio y varios alcaldes del PP, ningún alto cargo de Interior haya alabado el trabajo de los agentes, a diferencia de lo ocurrido en otros casos mediáticos.

Jorge Fernández Díaz, en la rueda de prensa que dio tras la captura del pederasta de Ciudad Lineal
Jorge Fernández Díaz, en la rueda de prensa que dio tras la captura del pederasta de Ciudad Lineal EP

A punto de cumplirse tres semanas de la 'Operación Púnica' que desmanteló una trama de corrupción con medio centenar de detenidos, entre ellos varios alcaldes del PP y el que fuera 'número 2 del partido en Madrid, Francisco Granados, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aún no ha felicitado a los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) que la llevaron a cabo. Es la queja que la Asociación Profesional de la Guardia Civil (APROGC), un colectivo que incluye a miembros de todas las escalas del Instituto armado, incluida las de mando, ha hecho pública a través de un comunicado en el que recuerdan que el político catalán sí se apresuró a alabar la labor de la Policía en el caso de la caída del pederasta de Ciudad Lineal.

APROGC lamenta que los agentes de la UCO "no hayan escuchado una sola palabra de agradecimiento. No merecen este trato"

El comunicado destaca que los integrantes de la UCO "están contribuyendo, operación tras operación a combatir la corrupción en nuesto país" como lo demuestra que sólo en las últimas semanas hayan realizado la 'Púnica' y la más reciente 'Operación Enredadera', con más de 80 arrestos entre ambas. Sin embargo, los responsables de APROGC echan en falta un reconocimeinto público por parte de "nuestros goberantes y responsables políticos directos", en referencia al director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el propio titular del departamento.

"Nos cuesta entender que con la reciente operación del cuerpo hermano deteniendo a un pederasta de Madrid esos mismos responsables coparan los medios de comunicación loando -justificadamente tras ese excepcional trabajo- a estos investigadores, incluso premiándolos pocos días después con casi 50 medallas, varias de ellas con distintivo rojo [que llevan aparejada una gratificación económica vitalicia], y todavía hoy los guardias civiles que llevan meses trabajando en unos delitos más rocosos y graves para toda la sociedad española no hayan escuchado una sola palabra de agradecimiento", se lamentan. Para esta asociación, los agentes de la UCO "no merecen este trato".

Falta de medios

Sin embargo, la queja de los guardias civiles no se limita a esta falta de reconocimiento. En el mismo comunicado también reclaman más medios materiales y de personal para la lucha contra la corrupción, una demanda en la que también coinciden desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), mayoritaria en el cuerpo policial. Para APROGC, "si ahora el objetivo de los gobernantes -y lo escuchamos a diario- es luchar contra la corrupción por ser un problema grave para el Estado, tienen que demostrarlo de manera practica y real aumentando las plantillas del personal de policía judicial de estas unidades especializadas". "Si esas plantillas y medios se doblaran habría el doble de investigaciones y el doble de corruptos dejarían de actuar. Son matemáticas", recalcan.

Los guardias civiles reclaman más medios y agentes en la lucha contra la corrupción: "Si se doblaran habría el doble de investigaciones y de detenidos"

De hecho, como adelantó Vozpópuli el pasado lunes, la investigación que desembocó en la 'Operación Púnica' fue realizada por una decena de agentes de la UCO en sólo nueve meses. Un corto espacio de tiempo y un reducido número de guardias civiles que no impidió que por primera vez se cogiera a los corruptos 'con las manos en el cohecho'. Para APROGC la medida anunciada por el Gobierno de "aumentar las plantillas de jueces y sus técnicos en materia económica es una parte de la solución, pero poco se avanzaría si no va acompañada de un aumento equivalente de sus policias judiciales". Algo en lo que, sin embargo, reconocen ser poco "optimistas" a la vista de que desde el inicio de la crisis no se cubren ni los puestos de agentes que quedan vacantes por jubilación. "Cada año hay menos guardias civiles para el mismo o más trabajo. Conclusión: damos menos servicio al ciudadano y de peor calidad", recalcan.

En este sentido, APROGC exige que el Gobierno se comprometa a "reponer el 100 por ciento de los guardias civiles que anualmente causan baja [...] Sólo así se podrán aumentar las plantillas de las unidades especializadas en la lucha contra el crimen organizado y la corrupción, y esa es una necesidad imperiosa". De no hacerse, esta asociación considera que el Ejecutivo de Mariano Rajoy estará dando muestra de que no tienen voluntad real "de combatir esta lacra" pese a lo que afirma en sus declaraciones públicas.

La casa cuartel de Fitero

El reproche a Fernández Díaz y, por extensión, al Gobierno tiene una especial significación por venir, precisamente, de APROGC, una asociación que defiende el carácter militar de la institución y que incluye a agentes de todas las escalas, desde guardias civiles a generales. De hecho, no es la primera vez que desde la escala de mando del Instituto armado se lanzan duras críticas contra las decisiones del ministro del Interior. Así, la orden del político catalán de gastar más de un millón de euros en levantar una casa cuartel en la localidad navarra de Fitero, donde reside su madre y él pasa parte de sus vacaciones, ya provocó la indignación de numerosos miembros de la Benemérita.

Como adelantó este diario, cuando se conoció el proyecto altos mandos de la Guardia Civil pusieron en duda la utilidad del nuevo acuartelamiento ya que en dos localidades cercanas, Cintruénigo y Corella, situadas a sólo 3 y 6 kilómetros respectivamente, ya existían instalaciones del Instiuto armado. Estos mismos reponsables destacan que el dinero que se iba a invertir en levantarlo, 1,1 millones de euros como reconoció el propio ministro cuando anunció hace un año el proyecto, "pueden y deben dedicarse a suplir otras carencias de material que sufren las unidades por culpa de la crisis". El ministro ha hecho oídos sordos y las obras siguen adelante en su pueblo de veraneo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba