Nacional

Los recortes no llegan al depósito de los coches oficiales: 1,2 millones de euros en gasolina

El Gobierno apenas reduce en un 14% la compra de combustible con respecto al contrato anterior. Moncloa aseguró que la flota del Parque Móvil del Estado (PME) será en 2014 de 652 vehículos frente a los 921 de 2011. Los altos cargos hasta el rango de subsecretarios mantienen este privilegio tras la última reforma de la Administración.

El repostaje de los coches oficiales esquiva la crisis y, al mismo tiempo, los drásticos ajustes aplicados por el Gobierno a otras partidas presupuestarias. El Ejecutivo popular acaba de contratar el suministro de combustible que consumirá el Parque Móvil del Estado (PME) a lo largo de 2014. Según consta en el pliego consultado por Vozpópuli, este organismo, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha comprometido un gasto de 1.230.000 euros para llenar el depósito de la flota del PME desde el próximo 1 de enero hasta el 31 de diciembre del próximo año, con posibilidad de prorrogar el servicio otra anualidad.

Se da la circunstancia de que la cuantía desembolsada en el contrato anterior alcanzó los 1.427.000 euros, importe similar al suscrito ahora, por lo que el ajuste aquí no ha sido especialmente contundente: apenas 197.800 euros menos (un 14%). Este escaso descenso contrasta con el hecho de que el Gobierno popular, dentro de su plan de racionalización de la Administración, haya previsto un elevado recorte en el número de coches oficiales, pasando de 921 vehículos (819 coches, 66 motos y 36 de otras categorías) registrados en diciembre de 2011, fecha del traspaso de poderes PP-PSOE, a 652 a finales de 2014. Esto en lo relativo a la administración central, porque en la periférica, había a finales de diciembre de 2011 un total de 569 vehículos, siendo una flota más moderna dado se renovó el 77% de la misma entre 2006 y 2008, cuando se compraron 440 coches nuevos.

El plan del Gobierno pasa por amortizar la peor flota (más de ocho años de antigüedad), reubicar la de menor edad y llevar los coches sobrantes a subastas. El pasado mayo, la Agencia Tributaria ingresó 308.500 euros tras colocar un lote de 100 vehículos oficiales, algunos de ellos con 20 años de antigüedad y sin ofrecer garantías a los consumidores, tal y como informó este diario. El precio de salida en subasta que había fijado Hacienda era 133.100 euros.

Además de estas operaciones, el Ejecutivo de Mariano Rajoy, siguiendo las recomendaciones del informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA), ha trazado una disminución en un 17% del número de conductores, con el objetivo de cerrar 2014 con un plantilla de 1.081 chóferes (la cifra en 2011 se situaba en 1.303). Esta reducción, según aseguró el Gobierno, se conseguirá mediante jubilaciones, bajas de servicios (no habrá dobles turnos o ampliaciones de jornada) y la no aplicación de la tasa de reposición. La idea es no recurrir a expedientes de regulación de empleo u otras fórmulas similares de despido.

Este paquete de medidas económicas va acompañado de otras normas de funcionamiento interno para un uso “más eficiente de estos recursos públicos”. Así, el Gobierno estableció el año pasado que sólo los altos cargos con rango superior o igual a subsecretario disponen de este privilegio. Los directores generales, principalmente afectados por esta reforma, se ven obligados a compartir el coche. También hay un grupo de autoridades que quedan a expensas de los “recursos disponibles” como los presidentes de Sala y miembros de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo y los expresidentes del Gobierno.

¿Salen las cuentas al Gobierno?

Con todo ello, el Ejecutivo sitúa en el horizonte un ahorro de 10,5 millones de euros, cuantía calificada por Moncloa de “no muy elevada en su conjunto, pero sí importante”. Si bien el Gobierno aspira a dicho ahorro, los Presupuestos General del Estado del Estado para 2014, ahora en tramitación parlamentaria, han incrementado el gasto del Parque Móvil del Estado un 1,6% con respecto al ejercicio anterior, pasando de 41,37 millones de euros a 42,02 millones. Este importe es sólo un 2% inferior al asignado hace dos años. Así, por el lado de los Presupuestos el ahorro es de 870.000 euros, mientras que por el gasto en combustible es de 197.800 euros. ¿Llegará el Gobierno a los 10,5 millones de euros con otros ajustes?

El suministro de combustible que se ha contratado para vehículos turismos, industriales y motocicletas abarca “gasolinas sin plomo de 95 y 98 octanos; gasóleo de automoción clase A; biodiesel al 30% y bioetanol E85”. El repostaje se realizará tanto desde las estaciones de la red de la empresa adjudicataria, que ha vuelto a ser Cepsa (se requería que tuviera 100 estaciones de servicio entre capitales de provincia y poblaciones de más de 50.000 habitantes), como desde los surtidores del PME en Madrid.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba