EN UNA ORDEN DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRIBUTOS DEL 11 DE OCTUBRE PROMETIÓ NO REVISAR

Hacienda prometió por escrito a los defraudadores que no comprobaría sus declaraciones en la amnistía fiscal

Hacienda prometió a los defraudadores que no revisaría de manera aislada las declaraciones que presentaran en la amnistía fiscal. Es exactamente lo contrario de lo que el ministerio está haciendo ahora tras conocerse que Bárcenas y los acusados de la Gürtel se acogieron a ella. En una orden interna del 27 de junio, la Dirección General de Tributos aseguraba que no habría comprobación "ni tan siquiera de carácter informativo".

Hacienda prometió a los defraudadores que no comprobaría sus declaraciones
Hacienda prometió a los defraudadores que no comprobaría sus declaraciones EFE

Hacienda prometió a los defraudadores que se acogieran a la amnistía fiscal que no investigaría sus declaraciones. Lo hizo por escrito y en dos ocasiones: primero en una nota que redactó la Dirección General de Tributos  el 27 de junio de 2012 y, meses después, en un e-mail que su director remitió a los inspectores para recordarles el “obligado cumplimiento” de esa instrucción. En esas órdenes, Tributos garantizaba a los evasores que no habría “comprobación aislada de su declaración tributaria especial”. Sólo ahora, tras publicarse que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas y la cúpula de Gürtel podrían haberse acogido a la amnistía, Hacienda está ahora revisando sus declaraciones e intentando un gesto político de transparencia que contraviene sus propias órdenes internas anteriores.

En una nota de la Dirección General de Tributos remitida el pasado 27 de junio, Hacienda se comprometía no sólo a no investigar a quienes se acogieran a la amnistía con la llamada “declaración tributaria especial” (DTE) sino, además,  sólo contemplaba su revisión si el defraudador la “invocaba”. Según la nota de Tributos, sólo “una vez invocada la misma (amnistía fiscal) por el obligado tributario (…) la Administración tributaria podría efectuar la comprobación al efecto de verificar su ajuste a la realidad”.

Hacienda reiteró por e-mail su instrucción después de que algunos inspectores se negaran a acatarla 

Hacienda justificaba incluso técnicamente por qué no debían revisarse esas declaraciones. Según su informe, esa declaración no debía revisarse porque “a pesar de tener la naturaleza de una declaración tributaria, no se presenta en cumplimiento de una obligación tributaria ni tan siquiera de carácter informativo”. Es decir, la Dirección General de Tributos trasladó a sus inspectores la orden de no hacer “comprobaciones aisladas” de cada declaración recibida con el argumento de que los evasores fiscales no cumplían ninguna obligación ni estaban informando de su situación sino que hacían un acto voluntario que no debía ser utilizado en su contra, explican fuentes de la Agencia Tributaria.

Una instrucción reiterada en dos ocasiones

Esa garantía fue reiterada por la Agencia Tributaria hasta en dos ocasiones: en primer lugar, en ese informe del 27 de junio de 2012. El documento fue redactado para satisfacer algunas de las peticiones que los bufetes de abogados que representaban a los evasores habían planteado en sus reuniones con Hacienda, tal y como adelantó Vozpópuli. Ese informe ya decía que “no resulta procedente la comprobación aislada de la declaración tributaria especial”.

Algunos inspectores de la Agencia Tributaria se negaron en aquel momento a acatar los contenidos de ese informe, según revelan fuentes de la inspección. El argumento técnico de los inspectores es que los informes no tienen carácter “vinculante” y que, por tanto, esa instrucción no podía considerarse conforme a la Ley General Tributaria. Ante esa protesta, el Director General de Tributos, Diego Martín-Abril, remitió un e-mail a los inspectores en el que recordaba el carácter vinculante de sus instrucciones.

Meses después, el 11 de octubre de 2012, la Secretaría de Estado del Ministerio de Hacienda remitía un segundo informe con nuevas garantías a quienes se hubieran acogido a la amnistía fiscal.

(Haga click aquí para ver la página completa)

La Agencia Tributaria priorizó la recaudación sobre todo

Las revelaciones de que Luis Bárcenas y la cúpula de la trama Gürtel podrían haberse acogido a la amnistía han llevado a la Agencia Tributaria a actuar violando sus propias instrucciones que priorizaban la recaudación por encima de todo. La presión política ha provocado que Hacienda remita un informe al juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, recomendando que frene una regularización que ahora debe resolver el magistrado.

De igual forma, su auto forzará ahora a Hacienda a contravenir sus instrucciones y facilitar a la Audiencia Nacional el listado de los acusados en la trama pese al compromiso de no revisar declaraciones individuales. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba