Nacional

Hacienda busca excusas cuando debería buscar responsabilidades por el "error" de la Infanta

Hacienda busca excusas en lugar de buscar resposnabilidades. Si la Agencia Tributaria admite el "error" alguien debiera asumir las responsabilidades y pagar su precio político. 

Hacienda ha explicado, cuatro días después de acusar “erróneamente” a la Infanta Cristina, su desliz. A día de hoy, el ministerio sigue empeñado en buscar excusas en lugar de en buscar responsabilidades.

La Agencia Tributaria ha encontrado tres pretextos para justificar lo que ya admite oficialmente como un “error”: (1) se le han pedido “datos ingentes que, en ocasiones, afecta (sic) a miles de datos, a varios años (…) para ser remitida en plazos muy breves” (2) no comprueba ni verifica los datos que remitió al Juez porque no puede hacerlo al tratarse de una solicitud de información y (3) la información corresponde a ejercicios prescritos respecto de los cuales no existe posibilidad legal de hacer ningún tipo de comprobación en la vía administrativa.

La hiperactividad del fisco en buscar justificaciones sólo es comparable a su desidia para asumir responsabilidades. El ministro Montoro sostiene que “no tiene información suficiente como para hacer una valoración de lo ocurrido”. La responsable de la Agencia Tributaria, Beatriz Viana, sigue desaparecida. Es insultante la ausencia responsabilidades de quienes tan rápidos han sido en exigírselas a deportistas, artistas, periodistas y diputados de la oposición, entre otros. Para colmo, el momento en que se produce el patinazo lo hacen todavía más grave: Hacienda se columpia en la semana en la que se exige a todos los ciudadanos un margen de error nulo en sus declaraciones de la renta.

En el orden político, sólo la asunción de responsabilidades y los ceses pertinentes pueden resolver esta situación. No se puede mostrar tolerancia con las chapuzas propias en el mismo momento en que se muestra inflexibilidad con los ajenos.

Pero en el orden judicial las cosas pueden ser todavía peores. Hacienda está recibiendo el reproche de los jueces por una actitud cuasi-obstruccionista: (1) el fisco ha intentado archivar dos veces la investigación incluso antes de cuantificar el fraude, denuncian los jueces (2) Ha trasladado a Madrid un expediente que debía tramitarse en Barcelona (y 3) ha negado al juez el perito que el magistrado reclamaba. La sensación de complicidad con los acusados puede dejar entre los ciudadanos la idea de que “ni somos iguales ante la Justicia” ni “Hacienda somos todos”.

Sólo el pago de responsabilidades políticas puede intentar paliar los daños de esas dos cadenas de despropósitos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba