Nacional

Hacienda gastará medio millón en justificar el buen destino de los impuestos de los españoles

El Ministerio de Hacienda prepara una campaña publicitaria para "concienciar" a los contribuyentes de la "relación directa existente" entre los tributos que pagan y los servicios públicos que reciben de la Administración. Los mensajes también persiguen mentalizar a los ciudadanos del "cumplimiento obligatorio" con el fisco. 

La Agencia Tributaria (AEAT) acaba de iniciar el procedimiento para la adjudicación de una campaña publicitaria con la pretensión de explicar a los españoles que si cumplen con el fisco dispondrán de "unos servicios públicos de calidad y para todos". Así, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha puesto en marcha la contratación de este servicio, con un presupuesto inicial de medio millón de euros (iva incluido), tal y como consta en el pliego de prescripciones técnicas consultado por este diario.

El departamento que dirige Cristóbal Montoro señala en la introducción del contrato que "un ciudadano que vive en este modelo social tendría que cumplir correctamente los requerimientos que el sistema fiscal le exige sin esperar a que se ejerciera sobre él la presión coactiva de la Administración". Y añade: "Las responsabilidades fiscales deberían formar parte del conjunto de valores que todo ciudadano tiene que asumir, respetar y defender". No mostró, precisamente, este comportamiento el extesorero del PP Luis Bárcenas, hoy en prisión, que defraudó a Hacienda un total de 11,5 millones de euros entre 2000 y 2009 por el impuesto sobre la renta y el de patrimonio, según el informe que la Agencia Tributaria remitió al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Asimismo, el Ministerio de Hacienda señala en la justificación de este plan publicitario que "el incumplimiento fiscal es un problema de ciudadanía, que perjudica a todos los ciudadanos pero especialmente a aquéllos que asumen sus responsabilidades sociales y cumplen correctamente sus obligaciones tributarias". En un lenguaje más trascendental, el Gobierno llega a definir el fraude fiscal como una cuestión de "socialización inadecuada en los valores éticos de justicia y solidaridad".

El principal objeto del contrato, que deberá ejecutarse dentro de los próximos seis meses, consiste en "concienciar" a los españoles de "la relación existente entre la cuantía de los impuestos" que pagan los españoles y "el número y calidad de los servicios públicos" que reciben de la Administración General del Estado (AGE). Las empresas candidatas disponen hasta el próximo 22 de septiembre para presentar sus ofertas, que tendrán que incluir todos los medios y formatos, entre ellos anuncios de televisión con una duración de 10 y 20 segundos. 

"Con la aportación de cada uno, podremos mantener el Estado de Bienestar social", es una de principales consignas que da el Gobierno a los creadores de la campaña

Son varios, a tenor del pliego, los mensajes que ha elegido el Gobierno para servir de inspiración a los creativos y productores de esta campaña. El primero dice que "es necesario que los ciudadanos conozcan la labor que realiza la Administración Pública en sus distintos ámbitos; sobre todo en los servicios públicos prestados". El segundo pasa por poner en valor la "importancia del cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias". "Con la aportación de cada uno, podremos mantener el Estado de Bienestar social", es aquí la consigna. Y en tercer lugar, la Agencia Tributaria indica que "queremos unir el concepto de contribución al pago de los impuestos con el comportamiento cívico".

Esta campaña es la segunda de tales características que pone en marcha el Ejecutivo popular. Ya el pasado abril la Agencia Tributaria gastó otro medio millón de euros en una campaña publicitaria de "sensibilización contra el fraude fiscal y de información y asistencia tributaria". Los dos lotes (el primero de 356.950 euros y el segundo de 149.991) recayeron en las firmas JWT Delvico y Persuade Comunicación, respectivamente. La previsión del Ministerio de Hacienda para 2014 es ingresar 9.222 millones de euros por la lucha contra el fraude fiscal, un 1% más que en 2013.

La AEAT escapa al control parlamentario

El PP recurrió el pasado martes a su mayoría absoluta en el Congreso para impedir que el Pleno de la próxima semana debata la creación de una comisión de investigación sobre el fraude fiscal, como había planteado el grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-CV-CHA). La iniciativa de la coalición pretendía buscar medidas efectivas para la erradicación de dicho fraude, que situaba en 80.000 millones de euros, así como analizar su vinculación con la deuda. El texto apuntaba que la lucha en este ámbito por parte del Gobierno del PP se saldó en 2013 con un 9% menos de recaudación que el año anterior. Los populares esgrimieron que la Cámara Baja "no puede investigar a la Agencia Tributaria"

Según explicó el portavoz de la coalición, José Luis Centella, el PP ha vetado en lo que va de legislatura todas las propuestas que ha hecho la oposición para la creación de comisiones de investigación. Estas iniciativas han tenido relación con el caso Bárcenas, el sistema de financiación de partidos políticos o el trágico accidente del Alvia en Santiago de Compostela.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba