Nacional

Una alto cargo de Economía firma expedientes que afectan a la empresa de su propio hermano

El familiar de la presidenta del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), Ana Martínez-Pina García, es socio de Transacciones para el sector asegurador de PricewaterhouseCoopers (PwC). La jefa del órgano regulador no se inhibe pese a los lazos familiares existentes, que apuntan a una incompatibilidad. 

De Guindos, junto a la presidenta del ICAC, Ana María Martínez-Pina García (d), durante su toma de posesión.
De Guindos, junto a la presidenta del ICAC, Ana María Martínez-Pina García (d), durante su toma de posesión. EFE

Otro caso de supuesta incompatibilidad salpica al Ministerio de Economía y Competitividad que dirige Luis de Guindos. Esta vez, el órgano implicado es el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), que preside desde febrero de 2012 Ana María Martínez-Pina García, licenciada en Derecho y perteneciente al Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado. La jefa de la institución estatal que regula y controla la gestión de las sociedades de auditorías tiene a un hermano ocupando un puesto destacado en una de estas compañías. Se trata de Pablo Martínez-Pina García, actual socio de Transacciones para el sector asegurador de PricewaterhouseCoopers (PwC).

Según ha podido saber Vozpópuli de fuentes internas, Ana María Martínez-Pina está procediendo a la firma de expedientes que afectan directamente a PwC, empresa en la que su hermano acaba de elaborar el informe “Insurance 2020: El futuro de las transacciones en el sector seguros”. El mismo familiar de la jefa del ICAC también ha ocupado el cargo de director de Valoraciones en esta compañía especializada en auditoría y consultoría. Las fuentes antes citadas advierten de que la presidenta de la entidad de Economía y Competitividad debería inhibirse y apartarse de la supervisión de expedientes que traten sobre PwC debido a los lazos familiares existentes con esta empresa. Su actitud, añaden, es precisamente la contraria. Fuentes del Ministerio de Economía negaron a este diario que exista incompatibilidad puesto que Pablo Martínez-Pina no pertenece a PricewaterhouseCoopers Auditores S.L., la cual está bajo control del ICAC, sino a la filial de Seguros de la misma compañía, que no está sometido a la fiscalización de dicho Instituto.

Ana María Martínez-Pina llegó al cargo en sustitución de José Antonio Gonzalo Angulo, catedrático del departamento de Economía y Dirección de Empresa en la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), que ocupaba la presidencia desde 2009 tras su nombramiento por la entonces vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, la socialista Elena Salgado.

En su trayectoria, Martínez-Pina ha estado destinada en la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones y en 2003 ingresó en el ICAC, donde ha sido subdirectora general adjunta de Normalización y Técnica Contable y secretaría del Comité Consultivo de Contabilidad antes de su designación al frente del órgano.

El propio ministro también estuvo vinculado a PwC desde 2008, previo paso por el banco de inversión Lehman Brothers, hasta su incorporación al Gobierno de Mariano Rajoy

Se da la circunstancia, además, de que el propio ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, estuvo vinculado a PwC desde 2008, previo paso por el banco de inversión Lehman Brothers, hasta su incorporación al Gobierno de Mariano Rajoy tras las elecciones del 20-N. Primero, como responsable de Servicios Financieros hasta enero de 2010 y luego como director del Centro del Sector Financiero de PwC e IE Business. A diferencia de Guindos, que ya no mantiene relación con esta auditora, la presidenta del ICAC sí cuenta con su hermano en las filas de dicha firma.

Presiones por Bankia

El pasado junio, el nombre de Ana María Martínez-Pina también salió a la luz, a raíz de una publicación de este diario. Vozpópuli informó de la existencia de presiones por parte de Guindos a la presidenta del ICAC, según fuentes del sector, para aplicar una sanción ejemplar a Deloitte por su participación en la salida a Bolsa de Bankia, en julio de 2011.

En esta situación, Martínez-Pina llegó a estar de baja durante varios días el pasado verano antes de decidir si el órgano regulador abría un expediente sancionador a la compañía auditora, dentro de la investigación llevada a cabo por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Al final, el ICAC atribuyó a Deloitte dos faltas muy graves y otras dos graves.

Precisamente, otra relación familiar en el seno de Economía y Competitividad acabó el pasado septiembre con la dimisión irrevocable de la sobrina del propio ministro, Beatriz de Guindos, que sólo ejerció un día como directora de Competencia de la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Su marcha se produjo para no dañar la imagen del naciente superregulador y facilitar su andadura. Fue sustituida por su número dos, Micaela Arias-Cañete, hija del ministro de Agricultura, Miguel Arias-Cañete


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba