Nacional

Dos meses de reclusión para el joven teniente que publicó presuntas corruptelas en el Ejército

Defensa abrió expediente disciplinario a Luis Gonzalo Segura por el libro 'Un paso al frente'. El autor se enfrentaba a una pena de seis meses de arresto disciplinario en un centro de internamiento de las Fuerzas Armadas. La novela ya ha vendido más de 15.000 ejemplares.

"Voy a perder mi libertad por contar lo que todo el mundo sabe que sucede (después de haber elevado partes e interpuesto denuncias) sin que ni siquiera un juez lo ordene. Encerrado en un proceso arbitrario sin garantías legales", con estas palabras encaja el teniente Luis Gonzalo Segura, autor del libro Un paso al frente (Tropo Editores), su futuro más inmediato. La Asesoría Jurídica del Cuartel General del Ejército de Tierra aún tiene que notificarle la resolución del expediente disciplinario abierto contra él, pero todo apunta a que será el próximo 18 de julio cuando tenga que ingresar en un centro de internamiento de las Fuerzas Armadas para cumplir allí ocho semanas.

El pasado mayo, el responsable de la Jefatura de Sistemas de Información, Telecomunicaciones y Asistencia Técnica del Ejército, el general José Manuel Roldán, abrió expediente disciplinario al teniente Segura, enfrentándose a una sanción de hasta seis meses de arresto. Una vez escuchada la versión del afectado, ya hay resolución: la propuesta de sanción habla de dos meses de reclusión. Ahora, su defensa podrá realizar sus últimas alegaciones, pero será difícil que prosperen.

Fuentes militares consultadas por Efe afirman que la propuesta de sanción, que también incluye la pérdida de destino dentro del Ejército, no está relacionada con su novela, sino con las declaraciones efectuadas durante la promoción del libro. Defensa sostiene que tales manifestaciones del teniente Segura vulneran dos artículos del régimen de disciplina militar. El artículo 8.18 se refiere a "hacer reclamaciones, peticiones o aseveraciones falsas y contrarias la disciplina... a través de un medio de comunicación social" y el artículo 8.32 alude a "emitir o tolerar manifiesta y públicamente expresiones contrarias de las Fuerzas Armadas".

"¿Cuándo van a investigar si todo lo que he declarado es cierto o no? ¿No debería ser ese el punto principal de todo?", se pregunta el autor de Un paso al frente, destinado en Transmisiones (sección que gestiona las redes de comunicaciones del Ejército). Desde un principio, el teniente Segura era consciente de que se exponía a ser sancionado y preveía que Defensa le abriera un expediente. Sin embargo, decidió dar la cara tras comprobar "la imposibilidad de encontrar justicia en el mundo militar".

Presuntas malversaciones, prevaricaciones, negligencias, comisiones de servicio falsas, estafas en combustible y comidas, venta de material en la Red, residencias de verano, clubes de golf, spas, salas VIP, así como presiones a la Justicia militar y órdenes que atentan contra la conciliación de la vida laboral y familiar, forman parte del testimonio novelado de la obra.

Última escalas: Granada y Gijón

El libro Un paso al frente, que llegó a las librerías a finales del pasado abril, va por la quinta edición y lleva ya vendidos más de 15.000 ejemplares. Además, ha sido un éxito en la venta online y ha tenido amplia repercusión en las redes sociales. Este viernes, Segura presentará la novela en Granada y el domingo lo hará en Gijón, las últimas citas antes de su ingreso en el centro de internamiento. El autor ha contado con el respaldo de las principales asociaciones militares (AUME, ASFASPRO, ATME y OATM), que ven difícil que vuelva a ver la luz una publicación de estas características.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba