Nacional

Rato y Blesa se enfrentan a 10 años de cárcel e inhabilitación por apropiación indebida y delito societario

El juez Andreu ha imputado a los ex presidentes de Bankia y Caja Madrid y al número dos de Blesa, Ildefonso Sánchez-Barcoj, por la existencia de delito societario y de apropiación indebida. Sigue el dictamen del fiscal y contradice los argumentos de los abogados de Bankia. 

Los ex presidentes de Caja Madrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato
Los ex presidentes de Caja Madrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato EFE

La Audiencia Nacional pretende acusar a los ex presidentes de Bankia, Rodrigo Rato y a los ex números uno y dos de Caja Madrid, Miguel Blesa e Ildefonso Sánchez-Barcoj, de dos delitos: apropiación indebida y delito societario. El magistrado sigue el dictamen de la Fiscalía Anticorrupción. Es la imputación que el magistrado planteará a los ex responsables de Caja Madrid y Bankia a raíz del escándalo de las tarjetas opacas.

La acusación conlleva penas de hasta 10 años de cárcel e inhabilitación para volver a ejercer como administradores en el mundo financiero ya que, dentro de la categoría de delitos societarios, el juez Fernando Andreu pretende investigar si ha habido falseamiento contable en la entidad al señalar a cuentas como la de “quebrantos” o “errores informáticos” para asumir el coste de los 15,5 millones de euros pagados a los directivos de la entidad.

El elemento central de la investigación gira en torno al posible delito de apropiación indebida para el que el Código Penal fija en su artículo 295 sanciones de hasta cuatro años de cárcel y una multa del triple del beneficio obtenido, lo que obligaría a los responsables a abonar una sanción de hasta 46,5 millones de euros.

La investigación puede contar con un agravante ya que, según han descubierto fuentes de la entidad, los directivos de etapas anteriores han intentado obstaculizar la detección e investigación del fraude. El equipo de José Ignacio Goirigolzarri ha tardado cuatro meses en reconstruir la contabilidad de cada una de las tarjetas y de localizar documentación que, en ocasiones, llevaban a mano las secretarias del número dos de la entidad en la etapa de Blesa, Ildefonso Sánchez-Barcoj. El artículo 294 del Código Penal establece para esa obstrucción penas adicionales de seis meses a tres años de prisión pero, sobre todo, establece la inhabilitación para ser banqueros al fijar la “prohibición definitiva de llevar a cabo cualquier actividad, aunque sea lícita”.

Rato acusado contra el dictamen de Bankia

El ex presidente de la entidad fusionada con otras 7 cajas, Rodrigo Rato, será acusado pese al dictamen contrario de los abogados de Bankia que sostienen que Rato carece de toda responsabilidad. En un informe de 7 páginas fechado el pasado 16 de junio y firmado por los abogados de Herbert Smith Freehills, se exculpa a Rodrigo Rato asegurando que “estamos ante una conducta en apariencia de naturaleza fundamentalmente omisiva que consiste en tolerar la continuación de un estado de cosas” y remata que “el designio o génesis, en el sentido activo o positivo que exige la norma, sería atribuible a quienes inicialmente pudieran haber tomado la decisión en el seno de Caja Madrid”.

“No se advierte razonablemente relevancia jurídico penal en las conductas o actuaciones consideradas, tanto en cuanto a la disposición de cantidades con cargo a las tarjetas como en lo relativo a su mantenimiento hasta que fueron canceladas”, concluyen los abogados pese al dictamen contrario de la Fiscalía que el juez instructor del “caso tarjetas” ha decidido investigar. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba