EL ESCÁNDALO DE LAS VISA 'BLACK'

No sólo tarjetas: la cúpula de Caja Madrid se otorgó créditos sin aval ni penalización por impago

No sólo hubo 'Visas opacas' al fisco. La cúpula de Caja Madrid también se otorgó créditos preferentes y sin garantías. Su presidente obtuvo hasta un millón de euros.

Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid, comparece ante los medios
Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid, comparece ante los medios EFE

El crédito de las tarjetas sin declarar al fisco no fue el único del que se beneficiaron los directivos de Caja Madrid. La cúpula de la entidad también se concedió a sí misma préstamos de forma privilegiada y sin pasar los requisitos que exigían a sus clientes, según refleja la documentación de la propia entidad financiera a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

En concreto, su presidente, Miguel Blesa, recibió de CajaMadrid cuatro créditos por valor de un millón de euros sin comisiones, sin avales y sin penalización por impago. La dinámica siempre era la misma: los préstamos se aprobaron por la vía de urgencia, hasta el punto de que alguno de ellos procedió al ingreso de fondos hasta una semana antes de que se revisara si era pertinente o no la concesión. Algunos de esos créditos estabann siendo ahora revisados por la Justicia tras la denuncia de Manos Limpias y el ingreso en prisión del expresidente de CajaMadrid. Este es el detalle de los que recibió el presidente de la entidad, al que ha tenido accesoVozpópuli.

  • El primero fue de 421.000 euros y se formalizó en apenas una semana. De hecho, el documento fue sellado con una llamada de “Urgencia” el día 29 de noviembre de 2004 y en condiciones privilegiadas: CajaMadrid concedió el crédito a un tipo del 3,25% (Euríbor + 1,25%) sin ningún tipo de penalización, según la documentación interna de la entidad.

(Haga click aquí para ver el informe completo de la entidad)

  • El siguiente fue un segundo préstamo hipotecario por un importe de 275.000 euros –según recogía la documentación de la entidad—“destinado a la adquisición de una vivienda en Madrid" que también fue respondido por la entidad financiera de manera “favorable”. Blesa fue uno de los pocos que en 2008, cuando comenzaba la crisis, no sólo recibió un préstamo sino que, además, lo obtuvo con un descuento del 30% sobre el Euríbor a partir del tercer año. Las condiciones excepcionales del crédito se completaron una comisión de apertura del 0%, una penalización de amortización anticipada del 0% y un tipo fijo para evitar subidas de cuotas en caso de que repuntaran las condiciones del mercado. 

    (Haga click aquí para ver el documento a pantalla completa)
  • La tercera operación con el entonces presidente fue un cambio de divisas por valor de un millón de dólares que se tramitó de forma tan urgente que aunque el comité financiero de la entidad la revisó el 24 de marzo, Blesa tuvo disponibles los fondos una semana antes de que la operación fuera analizada. Así, pese a que la operación se estudió el día 24, el día 18 Blesa ya disponía de un millón de dólares en su cuenta a un tipo de cambio privilegiado: el euro se cambiaba en esa fecha por 1,54 dólares. Sin embargo, el máximo responsable de la entidad obtuvo 1,57 por cada uno de sus euros, es decir, un 2% más de lo que cotizaba en el mercado. Fuentes cercanas a Blesa explican a Vozpópuli que esa operación no llegó a concretarse nunca y que la línea de crédito que se le abrió nunca se hizo efectiva. Pese a ello, las condiciones preferenciales fueron aprobadas y se mantuvieron.

    (Haga click aquí para ver el documento a pantalla completa)
  • La cuarta operación fue un nuevo crédito hipotecario por importe de 234.000 euros para la adquisición de una vivienda en el residencial 'Hacienda del Sol', en Estepona (Málaga), por parte de Miguel Blesa y su mujer de manera conjunta. La operación se concedía, como en todas las operaciones con el presidente de la entidad, sin comisión de apertura y sin penalización alguna por amortización anticipada.

Los préstamos de Caja Madrid a su presidente son sólo una parte de la política crediticia de la antigua entidad. Tanto CC.OO. como FAES obtuvieron créditos preferenciales por parte de la entidad.

El sindicato Comisiones Obreras obtuvo un préstamo de 11 millones de euros a puertas de que se votara el relevo de Miguel Blesa al frente de la entidad. El 23 de noviembre de 2009, en su penúltimo consejo de administración, el entonces presidente presentó una operación al consejo consciente de que CC.OO. negociaba con Esperanza Aguirre su relevo. Blesa concedió un tercio del crédito sindicado de 33 millones al sindicato al que Caja Madrid adelantaba, además, 1.013.000 euros en esa misma fecha como “derivado puntual”.

Por su parte, FAES, la Fundación de Estudios que preside José María Aznar, también iba a recibir un crédito de medio millón de eurosantes de que el entonces presidente de Caja Madrid abandonara la entidad. Ese crédito se iba a firmar a tipos muy inferiores a los que se pedía entonces. FAES pagaría un interés de Euríbor más 1,25%. El medio millón de euros iba a suponer más del 80% de la financiación que la fundación debía obtener de los bancos. FAES sostiene que pese a haber recibido el visto bueno al crédito, nunca llegó a formalizarlo, y que la negociación no se tradujo en una concesión.

En la misma reunión en que se dio luz verde a este préstamo, tres de los consejeros, José María De la Riva, Alberto Recarte y José María Arteta, plantearon dudas sobre la evolución crediticia de la entidad y en la que se admitía una morosidad creciente del 3,74%, una caída de resultados del 6,7% y se optaba por retrasar la salida a bolsa de Cibeles y restringir las políticas de crédito “hasta que la situación económica y bursátil lo aconsejen”, dijo literalmente su presidente según las actas a las que ha tenido acceso Vozpópuli.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba