Nacional

Cañete, el comisario rico: su patrimonio financiero es el mayor de los 27 candidatos de Juncker

El hombre de Rajoy para tener un sillón en el máximo órgano ejecutivo de Bruselas ha declarado 636.500 euros en acciones, superando el medio millón del alemán Günter Oettinger, el aspirante a la cartera de Economía Digital. Dos pesos pesados del futuro Colegio de Comisarios, la italiana Federica Mogherini y el holandés Frans Timmerman, no poseen ni un euro en títulos bancarios o similares. 

La declaración de bienes que ha hecho en Bruselas el exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete a escasos días de someterse al examen de la Eurocámara para ser comisario de Energía y Acción por el Clima, no le deja en muy buen lugar. Principalmente, porque lo eleva como el candidato más rico, por su patrimonio financiero, de entre los propuestos por Jean-Claude Juncker. El hombre de Mariano Rajoy para tener un sillón en el máximo órgano ejecutivo de Bruselas es, según ha podido saber Vozpópuli, el eurodiputado con un mayor caudal en acciones de los 27 nombres elegidos para formar parte del nuevo Colegio de Comisarios.

Tal y como informó ayer en exclusiva este diario, Arias Cañete ha declarado ante el Parlamento europeo (un documento del que no había conocimiento en España) poseer 636.511,22 euros en participaciones petroleras, bancarias, inmobiliarias y de una compañía de seguros. Está incluido aquí tanto el valor de títulos activos a día de hoy como el 2,5% de Petrolífera Ducar y Petrologis Canariasvendido la pasada semana.

El segundo lugar de lista que encabeza Arias Cañete lo ocupa el alemán Günter Oettinger, aspirante a la cartera de Economía Digital y responsable de las competencias de Energía en la Comisión Barroso II (2009-2014). Este miembro de la Unión Demócrata Cristiana alemana (CDU), que preside la canciller Angela Merkel, acumula cerca de 510.000 euros. Oettinger es accionista de una consultoría de Ditzingen con títulos por valor de 350.000 euros y de una asesoría fiscal en Esslingen con participaciones por 160.000 euros.

Por su parte, en tercer lugar figura la belga Marianne Thyssen, candidata a Empleo, Asuntos Sociales, Formación y Movilidad laboral, que desglosa un total de 373.000 euros repartidos en pequeñas participaciones de una docena de fondos y entidades. La eurodiputada conservadora cuenta, por ejemplo, con 2.945 títulos del fondo BGF Global Allocation valorados en 103.163,35 euros. Le sigue en cuarta posición la búlgara Kristalina Georgieva, hasta ahora comisaria europea de Cooperación Internacional y futura responsable de Presupuesto y Recursos Humanos, con un patrimonio financiero que asciende a 217.000 euros.

"Parece el hombre equivocado para el trabajo equivocado", sostiene el eurodiputado socialdemócrata alemán Jo Leinen, miembro de la Comisión de Medio Ambiente

A continuación aparece Johannes Hahn (Austria), que se encargará de las competencias de Ampliación y Política de Vecindad. Este eurodiputado, miembro del Partido Popular austríaco (ÖVP), tiene una cartera de 150.000 euros distribuidos en ocho entidades, entre ellas el banco suizo Raiffeisen. Detrás suya, el exprimer ministro finlandés, el conservador Jyrki Katainen, designado vicepresidente para Empleo, Crecimiento y Competitividad (será el segundo responsable de la política económica de la UE), detalla acciones por 31.800 euros. Más abajo, el primer ministro estonio hasta hace sólo unos meses, Andrus Ansip, futuro vicepresidente para el Mercado Único Digital, dice poseer un fondo de pensiones por valor de 30.745 euros.

La lista sigue hasta llegar a los casos de dos pesos pesados del futuro Colegio de Comisarios, la socialista italiana Federica Mogherini y el holandés Frans Timmerman. Mogherini, ministra de Exteriores del Gobierno de Matteo Renzi y próxima vicepresidenta de la Comisión Europea y Alta Representante de la Política Exterior, no tiene ni un solo euro en títulos bancarios o similares. Igual ocurre con el socialista holandés Timmerman, futuro vicepresidente primero y responsable de Regulación, Relaciones Institucionales, Legalidad y Carta de los Derechos Fundamentales. El ahora jefe de la diplomacia de Holanda será la mano derecha (con poder de veto) de Juncker cuando él no esté "física o mentalmente presente", según ha dicho el presidente electo.

El precedente de tres rechazos

Así las cosas, los ojos están puestos ahora mismo en la comparecencia de Cañete del próximo 1 de octubre por la tarde. Los focos se dirigen hacia él porque de no superar el examen político al que le someterá la Eurocámara, una eventual retirada de su candidata podría retrasar la puesta en marcha de la nueva Comisión Europea, algo previsto para el 1 de noviembre. Los vínculos que ha tenido Arias Cañete con empresas petroleras y la preocupación de los ecologistas sobre la fusión de las carteras de Energía y Acción por el Clima podrían suponer "la más seria amenaza a las esperanzas de Juncker de una ronda de confirmaciones limpia para los 27 nuevos comisarios", según Reuters. Hace cinco años, el rechazo al perfil de tres candidatos retrasó la formación de la actual Comisión durante tres meses.

Miembros del Parlamento Europeo mantienen, recoge la agencia, que el exministro de Agricultura presenta el mayor riesgo de ser apartado, ya que consideran que sus relaciones hasta la pasada semana con la industria petrolera van contra las normas que regulan los conflictos de interés. "El Parlamento será muy crítico", señaló el eurodiputado socialdemócrata alemán Jo Leinen, miembro de la Comisión de Medio Ambiente. "Parece el hombre equivocado para el trabajo equivocado", apostilló.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba