Nacional

El asedio a Cañete en su examen europeo aumenta las dudas sobre su candidatura

Los socialistas son partidarios de forzar una segunda evaluación del exministro para que aclare la relación con su cuñado, vinculado a Ducar y Petrologis Canarias. Niegan que exista un pacto de no agresión con el PPE que implicaría 'salvar' a su eurodiputado Pierre Moscovici, aspirante a la cartera de Economía y Finanzas.

La Eurocámara acogió este miércoles el trámite de audiencia del candidato a comisario de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, con una gran carga de tensión. Tanto los socialistas, con su vicepresidenta a la cabeza, la belga Kathleen Van Brempt, como la izquierda parlamentaria y los ecologistas acorralaron al exministro de Agricultura ante su posible incursión en un conflicto de intereses por su reciente pasado en la industria petrolera. Estos grupos desplegaron una ofensiva en el turno de preguntas para que el eurodiputado popular explicara a quién ha venido sus acciones -la operación se efectuó el 18 de septiembre- de Petrolífera Ducar y Petrologis Canarias, así como la relación que mantiene con su cuñado, Miguel Domecq, presidente de ambas compañías, según los últimos datos del Registro Mercantil.

Ante ello, el aspirante a comisario se limitó a señalar que desde que Jean-Claude Juncker le propuso para el cargo, decidió vender sus títulos de estas empresas y desvincular de las mismas a su mujer y su hijo, Miguel Arias Domecq. Habló así de que su "familia directa" ya no tiene nexos con el sector del petróleo. Sin embargo, las lagunas sobre la relación con su socio, Miguel Domecq Solís, que le sustituyó al frente de ambas sociedades cuando entró en el Gobierno de Mariano Rajoy, podrían llevar a Arias Cañete a una segunda evaluación. En ella estaría obligado a disipar las dudas que ha dejado su comparecencia de este miércoles. Los socialistas ya barajaban anoche esta opción.  

El Grupo Socialista exige "más explicaciones sobre los conflictos de interés de Cañete antes de que se produzca ningún voto"

Los coordinadores de los grupos políticos en las comisiones de Industria y Medio Ambiente, las dos que han examinado a Cañete, se reúnen este jueves para consensuar un informe sobre la idoneidad de Arias Cañete para la cartera de Energía y Acción por el Clima. Si no llegan a un acuerdo, los disconformes con el nivel de explicaciones del exministro pueden forzar otra audiencia para la próxima semana o incluso pedir una votación en la que participen todos los eurodiputados de las dos comisiones. Esto ya ha ocurrido con otro aspirante a la Comisión Juncker, el conservador británico, Jonathan Hill, candidato a la cartera de Estabilidad Financiera. Hill deberá someterse a una reválida tras no despojarse en su primera comparecencia del perfil de lobbista financiero que le atribuyen los eurodiputados más críticos.

No obstante, la decisión sobre el futuro de Arias Cañete seguirá estando en la mesa del presidente electo de la Comisión Europea, con potestad para retirar cualquier candidatura que puede complicar la votación en conjunto que acogerá el Pleno del Parlamento europeo el 22 de octubre. Pese a que los conservadores no ocultan la existencia de un pacto de no agresión, los socialistas, bien a través de Van Brempt o de su presidente, el italiano Gianni Pitella, desmienten "formalmente" cualquier acuerdo con el PPE en este sentido. El damnificado si los populares se revuelven sería el aspirante a al cartera de Economía y Finanzas, el socialista y exministro francés Pierre Moscovici, al que los conservadores critican por no haber sido capaz de remontar la economía de su país.

Precisamente, Van Brempt fue la primera en interrogar este miércoles a Arias Cañete sobre el papel que ha jugado su cuñado en la venta de sus acciones petroleras. Miguel Domecq Solís es también apoderado de la sociedad instrumental holandesa Havorad BV, principal accionista de Ducar y Petrologis Canarias. Al término de la comparecencia del exministro, el Grupo Socialista exigió "más explicaciones sobre los conflictos de interés de Cañete antes de que se produzca ningún voto". El PPE no tiene mayoría suficiente para considerar apto al candidato. Van Brempt aseguró "no haber obtenido buenas respuestas sobre el conflicto de interés entre sus lazos familiares con la industria petrolera en España y su cartera".

"Desafortunadamente, sus explicaciones durante la audiencia no arrojaron mucha luz: renunció tres veces a responder nuestras preguntas sobre los intereses de su cuñado en la compañía petrolera de la que Cañete ha vendido sus acciones", recalcó Van Brempt.

Los conservadores cierran filas con su candidato

Por contra, Arias Cañete sí cuenta con el apoyo sin fisuras del PP europeo. "Cañete fue convincente y estaba bien preparado", manifestó el portavoz popular en la comisión de Industria, el letón Krisjanis Karins. Los conservadores hicieron hincapié en que el candidato español ha respondido con "absoluta transparencia" y celebraron que se haya disculpado por sus "desafortunados comentarios sobre igualdad de género", informó Ep.

En esta línea, el portavoz del PP en la comisión de Medio Ambiente, el alemán Peter Liese, dijo lamentar que "algunos miembros de esta Cámara estén sólo interesados en lanzar ataques personales infundados y no se preocupen por los asuntos reales sobre energía y cambio climático".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba