Nacional

El juez de guardia desautoriza a Palop y pone en libertad a Miguel Angel Flores tras tomarle declaración

La decisión se produce después de que su nuevo abogado presentara un ‘habeas corpus’ por considerar excesiva la decisión del juzgado que tramita la causa.

Fotografía de archivo del 20/11/2012 del empresario Miguel Ángel Flores.
Fotografía de archivo del 20/11/2012 del empresario Miguel Ángel Flores. EFE

El juez de guardia dejó en libertad el viernes por la noche a Miguel Angel Flores después de que su abogado hubiera solicitado el 'habeas corpus' (la comparecencia ante el juez). Flores no se había presentado el día 8 de mayo, como tenía marcado en su libertad provisional, pero sí lo hizo por la mañana del día 9 a firmar en el juzgado.

 Sin embargo, el juez López Palop ordenó alrededor de las 2 de la tarde su detención por no haber “justificado en forma alguna la causa que le impidió presentarse en sede judicial a sabiendas de que su actual situación de libertad provisional bajo fianza de 200.000 euros está supeditada al riguroso cumplimiento de la medida cautelar de presentarse los días 8 y 22 de cada mes ante la autoridad judicial”.

 El nuevo abogado de Flores consideró que se habían conculcado los derechos de su cliente y el juez de guardia  tras llamarle a declarar, lo puso en libertad. El juez le ordenó que se presente el lunes en el juzgado que interesa la causa y le impone que no salga de la Comunidad de Madrid. El objetivo del juez López Palop era tomar declaración a Miguel Angel Flores, el principal imputado por el Caso Arena, el próximo lunes para decidir si le ponía en libertad o no.

La empresa Diviertt señaló en un comunicado que Flores compareció el viernes a las 9 de la mañana y no obstante, aproximadamente a las 14’30 horas, fue dictado y notificado un auto de detención del juzgado, por no haber comparecido a firmar el día 8, “cuando compareció y firmó el día 9, como había hecho otras veces”. Miguel Angel Flores “excusó su retraso de un día en comparecer y, en ningún momento se le hizo mención de que existiera un auto de detención, ni se le hizo apercibimiento alguno, realizádose la comparecencia y la firma sin ninguna dificultad”.

“No obstante lo anterior –añade-, el juzgado, a las 14’30 horas del viernes, fuera del horario de entrada general de escritos en los juzgados,  dictó el Auto de detención y puesta a disposición judicial del detenido el lunes por la mañana, lo que imposibilitaba al Sr. Flores explicar de inmediato la claramente desproporcionada e innecesaria medida que se había acordado”.

El letrado presentó una  solicitud de Habeas Corpus ante el Juzgado de Guardia, “remedio extremo previsto en las sociedades democráticas y el Juzgado de Guardia, tras valorar la situación y  escuchar la declaración del Sr. Flores, acordó finalmente su puesta en libertad en la noche del mismo día 9, con la obligación de comparecer ante el Juzgado 51 el lunes por la mañana. Emplazamiento, que sin ningún género de dudas, cumplira el Sr. Flores”.

“Se debe decir finalmente –añade el letrado- que D. Miguel Ángel Flores no ha tenido en momento alguno, ni tiene en la actualidad, intención alguna de eludir la acción de la Justicia, y que comparará ante los Tribunales tantas veces sea llamado”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba