"Estamos abatidos por el escándalo, no vemos el final", confiesa un veterano diputado de la coalición nacionalista

CiU sospecha que Rubalcaba lo sabía todo del grupo por la relación entre la dueña de Método 3 y su hermano Alejandro

“Yo oigo todo lo que dices y veo todo lo que haces”, le dijo Alfredo Pérez Rubalcaba al hoy portavoz del PP, Carlos Floriano, cuando el primero ocupaba hace cuatro años la cartera de Interior. Ahora son los nacionalistas catalanes los que también sospechan del líder socialista. En su ejecutiva de ayer salió a colación la relación que mantiene uno de sus hermanos, Alejandro, con la presidenta de la agencia de detectives Método 3, Marita Fernández, colocada en el epicentro del escándalo de espionaje que sacude a Cataluña.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. EFE

La sacudida para CiU está siendo tan fuerte que su ejecutiva, reunida en Barcelona, le dedicó ayer buena parte del tiempo a analizar la mejor forma de gestionar un alboroto que puede llevarse por delante a no pocos dirigentes nacionalistas, cuyas conversaciones privadas forman parte del mercadeo protagonizado por ex trabajadores de la agencia Método 3. Marita Fernández es una gallega que vivió diez años en Argentina para luego establecerse en Cataluña, a la que un dirigente de CiU relacionó ayer directamente a puerta cerrada con uno de los hermanos de Alfredo Pérez Rubalcaba, Alejandro, el segundo en edad dentro de la saga familiar. La sospecha de que Rubalcaba conoce a fondo las tripas de CiU está muy extendida en la coalición.

"Yo oigo todo lo que dices y veo todo lo que haces", le dijo Rubalcaba a Floriano (PP) en 2009, época en la que el trabajo de la agencia de espionaje M3 estaba en la cresta de la ola

Fuentes nacionalistas sospechan que el ex ministro del Interior acumuló durante el ejercicio del cargo, entre 2006 y 2011, abundante información sobre numerosos dirigentes políticos y recuerdan un altercado que tuvo en el Congreso en 2009 con el hoy portavoz del PP, Carlos Floriano, a cuenta de las acusaciones que el PP vertió contra él por el sistema de escuchas Sitel, utilizado por la policía para interceptar comunicaciones, posteriormente perfeccionado por otros métodos más modernos desde el Centro Nacional de Inteligencia. Según la versión de Floriano, Rubalcaba le cogió por banda fuera del hemiciclo y le espetó: “Yo oigo todo lo que dices y veo todo lo que haces…”. Hace unos días, Floriano volvió a salir a la palestra y puso de nuevo en la diana a Rubalcaba al comentar la trastienda que puede esconder el escándalo del espionaje en Cataluña. “Aquí siempre espían los mismos y siempre es el mismo el que aparece tras los casos de espionaje…”. Este comentario fue avalado también desde las filas nacionalistas al comprobar la pasividad con la que la ejecutiva federal del PSOE ha reaccionado contra el ex secretario de Organización del PSC José Zaragoza, acusado de haber encargado a Método 3 el ‘pinchazo’ de una reunión mantenida por la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, con la ex amante de Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del ex presidente de la Generalitat

La ejecutiva de CiU dedicó ayer la mayor parte del tiempo al escándalo de espionaje, que pone en riesgo la línea de flotación del nacionalismo en esta legislatura

Fuentes cercanas a Rubalcaba niegan cualquier fundamento a estas sospechas y relacionan su origen con “una intoxicación” de la ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre cuando el PP madrileño tuvo que lidiar con el caso de espionaje al hoy presidente de la comunidad, Ignacio González. Otras fuentes socialistas, en este caso un diputado del PSC, señala de forma literal: “Tratándose de Alfredo, cualquier cosa es posible, pero lo importante es que no nos detengamos en la forma, es decir en quién está detrás del espionaje, por grave que sea, sino en el fondo. Y el fondo es que en la plana mayor de CiU hay mucha gente que tiene su dinero en paraísos fiscales”.

Método 3 es una sociedad anónima familiar, actualmente en quiebra, dirigida por la familia Marco Fernández y con un equipo que reunía a más de 40 profesionales. Según la agencia, la clave de su éxito residía en que éstos últimos contaban con una larga experiencia en investigación y luchaban “en pro de la satisfacción del cliente”. Marita Fernández es la fundadora de la agencia y venía realizando hasta ahora las tareas de presidenta. En su currículo constan multitud de cursos y conferencias, entre ellas alguna relativa a la lucha contra el fraude y a la responsabilidad civil. El hasta ahora ‘número dos’ de la agencia, Francisco Marco, ha declarado a la policía que la firma se encuentra en proceso de liquidación voluntaria y que todos sus archivos han sido destruidos, por lo que cualquier informe que se publique o es falso o ha sido obtenido de forma ilegal. Las filtraciones conocidas hasta ahora se adjudican a antiguos trabajadores de la agencia que han sido despedidos.

"Tratándose de Alfredo, cualquier cosa es posible, pero hay que ir al fondo y ver que en la plana mayor de CiU hay mucha gente con dinero en paraísos fiscales", comenta un diputado del PSC en el Congreso

La preocupación en CiU es máxima, no solo porque el escándalo ha puesto a los pies de los caballos a la familia Pujol y a destacados dirigentes de la coalición, sino también porque atenta contra el proyecto soberanista, auténtica línea de flotación del nacionalismo en esta legislatura. Hay decenas de informes comprometidos en circulación, entre ellos puede haber mucha mercancía averiada, y se tiene la sensación de que la película no ha hecho más que empezar. “Estamos abatidos y no vemos el final”, confiesa un veterano diputado de la coalición.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba