LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

La 'trama Enredadera' blanqueó cientos de miles de euros con productos de Bankinter en el extranjero

Un informe de la Guardia Civil entregado a la juez Alaya detalla cómo la empresa Fitonovo, epicentro de la red de corrupción, invertía una parte importante del dinero de su 'caja B' en instrumentos financieros que comercializa el banco para "regularizarlo". De este modo, señalan los agentes, los propietarios de la sociedad podían disfrutar "del dinero generado irregularmente".

La juez Mercedes Alaya, a su llegada a los juzgados de Sevilla el lunes de la semana pasada.
La juez Mercedes Alaya, a su llegada a los juzgados de Sevilla el lunes de la semana pasada. EFE

Los tentáculos de la trama Enredadera llegan cada vez más lejos. En concreto, hasta Japón y EEUU. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha constatado que parte del dinero negro que la empresa Fitonovo, epicentro de la red de corrupción, manejaba para el pago de sobornos de funcionarios era 'blanqueado' mediante su inversión en fondos de renta variable, comercializados en Españas, pero referenciados a las bolsas de estos dos países. El canal utilizado en todos los casos fue un banco español, Bankinter, cuyo nombre se repite de manera recurrente en los informes que los investigadores han entregado a la juez Mercedes Alaya, ya que también fue el agente financiero a través del cual adquirieron participaciones en un producto financiero de JP Morgan y para la adquisición de acciones del Banco Popular. Entre la documentación intervenida durante los registros, los agentes hallaron numerosas pruebas de dichas operaciones de lavado.

La UCO encontró documentación contable en la que se detallaba el proceso para 'blanquear' parte del dinero de la caja 'B' de Fitonovo con inversiones, inmuebles y dividendos

El informe, fechado el pasado 19 de noviembre y al que ha tenido acceso Vozpópuli, detalla que el entramado para blanqueo fue ideado presuntamente por Ángel Manuel Macedo Gajete, hombre de la máxima confianza de Rafael González Palomo y el hijo de éste, José Antonio González Baro, propietarios de Fitonovo. Según la UCO, la sociedad "tenía constituida una caja 'B' que se nutría de facturación falsa con un gran número de proveedores" y que parte de ese dinero servía para pagar "comisiones ilegales a diferentes funcionarios pertenecientes a otras tantas administraciones y empresas públicas" con el fin de conseguir adjudicaciones. Sin embargo, no todo ese dinero acababa en los bolsillos de los corrompidos, sino que la empresa también lo utilizaba para pagar en 'negro' nóminas de sus trabajadores, abonar dividendos opacos al fisco a sus propietarios y realizar inversiones, tanto financieras como en bienes inmuebles. Desde Bankinter aseguran que todos esos movimientos de inversión, como los de cualquier cliente con cuentas en España, son fiscalizados por Hacienda y por el Banco de España.

El primer paso de todo ello era el abono de esos beneficios sin control de Hacienda a Rafael González Palomo y a su esposa, quienes entre 2003 y 2010 se embolsaron por esta vía cerca de 2,5 millones de euros, según se refleja en la información contable que la Guardia Civil halló en un disco duro durante el registro de la sede social de Fiverde, una filial de Fitonovo que funcionaba sobre todo como sociedad patrimonial. Parte de ese dinero era posteriormente invertido en diversos productos financieros. Así, el informe destaca el hallazgo de un documento fechado en 2004 en el que se detalla como 180.000 euros acaban finalmente invertidos en el extranjero para blanquearlo. En el mismo, González Palomo hace "acuse de recibo de haber recogido [dicha cantidad] en concepto de distribución de dividendos por Fitonovo B" y que la misma había sido ingresada en primer lugar en una cuenta corriente de Fiverde abierta en el Bankinter mediante tres entregas de 60.000 euros a nombre de él mismo, de su mujer y de su hijo.

JP Morgan y acciones del Banco Popular

Posteriormente, este dinero fue invertido en cuatro operaciones bursátiles. Por un lado, 54.450 dólares (45.541 euros) en el Fondo CS Equity USA del banco español, dedicado a la renta variable. Otros 45.000 euros acabaron en el Fondo BK índce Japón FIM, de la misma entidad, también para la inversión en el mercado de valores. Y 36.300 dólares (30.360 euros) en el Fondo de JP Morgan Pacific, que en nuestro país comercializa Bankinter. Finalmente, los últimos 60.128 euros fueron destinados a comprar acciones del Banco Popular a través del 'broker' de la entidad presidida por Pedro Guerrero. Todo este dinero, según recoge textualmente el propio documento de Fitonovo, habría salido presuntamente de tres facturas falsas giradas por dos empresas diferentes contra la compañía y cuya base imponible era revertida a la misma más tarde para nutrir de fondos su caja 'B'.

Los cabecillas de la 'trama Enredadera' tenían una amplia cartera de valores por medio mundo gestionada, además de por Banknter, por UBS, BNP Paribas y La Caixa

La UCO ha localizado, al menos, otro documento interno de la 'trama Enredadera' que detalla una operación de inversión similar para blanquear fondos. Según el contenido del material informático intervenido, también en 2004 los propietarios de Fitonovo hicieron una operación similar, aunque en este caso con una cantidad de dinero menor: 90.000 euros. Como en la anterior, el propio González Palomo firmaba un documento de acuse de recibo de la percepción de esa cantidad de dinero y cómo la misma era dividida en dos para que en su nombre y en el de su mujer se hicieran sendas "aportaciones" al capital de su sociedad patrimonial, Fiverde. Luego, el dinero fue traspasado a Bankinter para acabar siendo invertido en los Fondos CS Equity USA y BK ÍNdice Japon DIM.

El informe de la UCO incluye también un anexo en el que se recogen documentos internos de la 'trama Enredadera' en los que se detalla la cartera en bolsa de Fitonovo. En éstos, de nuevo, Bankinter tiene un papel protagonista. Así, en un cuadro titulado "venta cartera para liquidez", fechado en febrero de 2012, los empresarios detenidos por orden de la juez Alaya enumeraban numerosos fondos e inversiones internacionales de la empresa y que la mayoría de éstas se habían realizado a través de la entidad de Pedro Guerrero, aunque también aparecen La Caixa y el suizo UBS como gestores de algunas de estas posiciones en las que tenían depositados 1,3 millones de euros. En otros documentos intervenidos vuelven a figuran estas tres entidades, y otras, como BNP Paribas, aunque es el Bankinter el que se sigue llevando la palma, con inversiones en fondos tan exóticos como el Parvest Australia o el Fidelity Korea Fund.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba